De Harlem soy, soy cubano


Santa Cruz del Norte, municipio de la recién estrenada provincial de Mayabeque, antes La Habana, tiene un proyecto cultural cuyo núcleo central es la negritud.

¨De Harlem soy, soy cubano¨ imbrica las raíces afrocubanas de la población que lo compone, la rumba y la comparsas como expresiones músico-danzaria provenientes de las capas populares y las tradiciones culinarias desarrolladas en el barrio.

El barrio de Harlem, que incluye un espacio de más menos 5 cuadras y cuyo centro está en Calle 8 entre 15 y 17 del referido municipio mayabequino, está conformado por familias negras y mestizas crecidas en las pocas cuadras que le pertenecen.  Sus antecesores llegaron al barrio cuando Santa Cruz se convirtió en un emplazamiento de marcado desarrollo económico en los primeros años del siglo XX. Las familias del sitio, más o menos 200, crearon una comparsa que aun hace danzar a muchas personas.

El nombre del barrio surgió a partir de sus habitantes popularmente llamado “Quimbe” quien, ante tantos negros y negras que se alborotaban con los tambores, exclamó “esto se parece a Harlem!¨.

Juanito Hernández, el director de este proyecto comunitario, reconoce como principal motivación mantener las tradiciones del sitio. Al explicar el por qué del enclave explica: “Acá tenemos una Calle 8 con en el Harlem estadounidense que le hizo aquella memorable acogida a Fidel Castro, en su visita a la ciudad de Nueva York, durante Asamblea General de la ONU, en 1960 en el años 60″.

“De Harlem soy, soy cubano¨  está compuesto artisticamente por miembros de la comunidad que son aficionados, los Rumberos de Harlem, agrupación que hace de este género musical en más popular de la zona, y otras expresiones más ligadas con la culinaria pues tenemos en el barrio un chef de cocina con muchísima experiencia y renombre”, explicó el director y fundador del proyecto.

La reinauguración de Harlem, cuya celebración principal ocurrió el pasado 7 de enero en el marco del Taller de Antropología Social y Cultural que organiza cada año la Casa de África, fue  la actividad que concentró los esfuerzos de los miembros de la comunidad en los últimos tres meses. “El apoyo del gobierno del municipio, fue decisivo para que podamos tener en el día de hoy un Harlem embellecido y haciendo honor de sus contribuciones a la historia del municipio”, reconoció un joven presente en la actividad.

Otro de los acervos culturales importantes para ¨De Harlem soy, soy cubano¨, es hacer visible las prácticas religiosas de origen africano. De esta manera se cuenta de una conga que ante la partida de cuatro lugareños a la Guerra de Independencia del 95, vaticinó que sucedería. Dicha anécdota engrandece para muchas personas la labor de esta mujer en la protección de estos mambises.

El patio de Arita, una de las personas residentes en Harlem y miembro de la familia Ramirez Oviedo, es la sede principal de las presentaciones artísticas del proyecto comunitario. El lugar fue puesto a punto con la ayuda de vecinos y vecinas. “Cada vez que hay una actividad en este espacio se reúnen decenas de personas, declaró la anfitriona”.

Santacruceños y santacruceñas reconocen con regocijo la importancia de este proyecto y sus aportes a la comunidad: “Soy de Harlem soy cubano¨ nos ha permitido hacer visible el legado de nuestros ancestros a las jóvenes generaciones” aseveró una lugareña.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s