UN COMENTARIO: «Conmigo se echó a perder una blanca»

En ocasiones publico, con la anuencia de la persona indicada, comentarios como post. Hoy quiero presentarles a Miriam, una amiga ciber a quien tuve la oportunidad de concoer personalmente hace dos semanas.

En el comentario, que comienza agradeciéndome por la realización de un espacio de debate en la UNEAC (lamento los agazajos), ella revela parte de su cotidianidad que está muy marcada por el hecho de ser una joven negra investigadora.

Lleguen hasta al final y luego me cuentan!

Hola, Negracubana!

Primero que todo felicitarte nuevamente por lo bien que organizaste ese encuentro, y segundo a agradecerte por haberme invitado; de lo contrario me lo hubiese perdido puesto que estas cosas no las pasan por TV.

Sigue leyendo

Premios CASA: Dos negras cubanas que me representan

Zuleica Romay

Zuleica Romay e Inés M. Martiatu son las dos intelectuales cubanas premiadas en el Premio Casa que concluyó ayer. Ambas son mujeres negras. La primera es la presidenta del lugar donde trabajo (Instituto del Libro) y la segunda es mi amiga y mentora.

Ambas concursaron en la misma categoría, por el Premio Extraordinario de Estudios sobre la presencia negra en la América y el Caribe contemporáneos, que ganó Zuleica con el ensayo Elogio de la altea o las paradojas de la racialidad y Lalita obtuvo una mención con el texto
¿Y las negras qué? Pensando el afrofeminismo en Cuba.

Estoy de júblilo, me siento muy bien presentada!

Acá el resto de los premios

Observatorio de medios: Ecos de que?, de quien? de que cosa?¨

¨Negra, tú sabes porque ese programa se llama Ecos de mujer?¨ Me preguntó mi amiga  Yulexis durante nuestro último encuentro. ¨Amiga no tengo ni idea, además:  ecos de que?, de quien? de que cosa?¨, le dije.

Ecos de mujer es, quizás, uno de los proyectos más jóvenes de la televisión nacional. Creo que su lanzamiento tuvo lugar en el pasado verano, en algún momento pasé por uno de los canales educativos y allá vi a Blanca Rosa Blanco conversando con músicos, cantantes y otros artistas.

No sé exactamente cuando el mencionado programa llegó a Cubavisión, pero lo cierto es que cada martes nos hace mucho más larga (y pesada) la espera de novela extranjera. Cada vez me pregunto ¿de que mujer estaremos recibiendo los supuestos ecos?

“El piropo”, “La primera cita”, son las temáticas analizadas en algunas de las emisiones más recientes y tengo la sensación de estar asistiendo a desenterramiento de un cadáver —o de varios—… ¿de que primera cita estamos hablando cuando han surgido muchas otras maneras de vincularse eróticamente, algunas de ellas ni siquiera requieren de la presencia física?

No es que sea yo una crítica de “lo tradicional”, pero lo cierto es que nuestros jóvenes y “tembas” ahora se conocen en una disco (o en internet) y esa es ya la primera cita.

Especialmente recuerdo uno en el cual la conductora  concluyó animando a las mujeres de mediana edad sobre la posibilidad, aún efectiva, de que encontrasen pareja. No manejo dato estadístico alguno, pero por mi cercanía etárea con ese grupo presumo que muchas de ellas, en su condición de divorciadas, ya no andan buscando un príncipe azul. Ya no se creen ese cuento.

Pero lo del piropo si rompió mis expectativas. Ni modo, no resumiré acá el posicionamiento del programa en torno a este tema, en su lugar recalcaré el “micromachismo” que esconde este acto que algunos reconocen como un ejercicio pleno de cubanidad, elemento que, además, se reforzó durante la media hora televisiva.

Ud., mujer cubana, tiene que estar disponible para ser piropeada (lo cual supone una sonrisa al final si la frase es de buen gusto y un rápido caminar si es de mal gusto) nadie le pide su consentimiento de antemano, alguien (un másculo) le mira como si Uds fuera un chupa chupa (lamento la referencia) se jacta de hombría y pronuncia las palabras que le harán sentir la más bella del mundo (si es que confía en este tipo de aproximaciones y el tipo dio en el clavo) o la más desdichada si le dijeron una grosería o si, como yo, no me presto para tan machista escena.

No se si el o la guionista sabe que en República Dominicana las mujeres hicieron una marcha contra el piropo cuyo objetivo era visibilizarlo como una forma de violencia contra las mujeres. Y por supuesto que lo es.

Hace un par de días, estaba en una parada y un chico le dijo a una muchacha que pasaba: ¨se me hace la boca agua¨. No me pude contener y le dije: ¨tienes hambre?¨. Ayer, coméntandole a Olivia Krudas me decía: ¨no que va!!!, él lo que tenía era sed¨

Pues bien querid@s mí@s, sigo preguntándome entonces ¿de cual mujer estamos hablando (en el caso de hacerlo) en tal programa de televisión?, ¿de la mujer del pasado o de la que queremos ser?

Krudas Cubensi, más allá de la geografía

Las Krudas, durante el Taller de improvisación

Krudas Cubensi es la agrupación emblemática del Rap hecho por mujeres en Cuba. En agosto del 2011 Pasa Kruda y Pelusa estuvieron en La Habana en el Simposio de Hip Hop cubano con la realización de un taller de improvisación free style. Rescato entonces de mi laptop una ciber-conversación, a modo de entrevista, que tuvo lugar durante una de sus visitas al D. F. en México. En aquel entonces, desde una PC en La Habana, les pedí responder el siguiente cuestionario.

Según Las Krudas, ¿qué distingue al Rap cubano hecho por mujeres?

Olivia: Somos reparteras, sinceras, austeras, el cubaneo nos posee entera, la guapería, la defensa de nuestra libertad de acción y expresión sin modales innecesarios; nosotras tenemos el descaro y el sabor, los gestos, la percusión de las palabras del gueto que cada una representa. En Cuba, los hombres son muy fuertes y nosotras tenemos que subir la parada; tenemos la seducción zalamera de Oshún y el poder del amor y la ira de Yemayá, pero también la determinación de la Grajales para decir «Levántate y anda». También tenemos, desde hace mucho, ejemplos de divorciadas y solteras que no temen a la calle y a su independencia, nosotras somos rebeldes hasta dentro de nuestras propias casas, imagínate en nuestro arte: «protesta pa’ bajo».

Wanda: La música cubana está muy dentro y nos distingue mucho y a nuestr@s ancestr@s.

Pasa Kruda: Hay una afrocubanidad que no he visto en otras partes del mundo. Va dando sus pasos hacia delante, consolidándose cada vez más, todavía faltan medios para hacerlo universal… pero así está el Rap en general. Nosotras, en lo particular, ahí vamos representando este nuestro Rap mujerista cubano por donde quiera que vamos y ¡que distinción!

En Cuba, ¿estaríamos hablando de un Rap hecho por mujeres o un Rap feminista?

Olivia: En las raperas cubanas existe un pensamiento feminista pero se le teme a la palabra, muchas veces dicen «esto no es feminismo», pero se siente que sí lo es, solo que no hay orgullo ni conocimiento del Movimiento y el activismo feminista, llamémosle «falta de información». Nosotras Krudas somos feministas y tratamos de explicar que en las culturas de resistencia, las personas que sufrimos opresión proveniente de la supremacía (en este caso machista) tenemos derecho a ser extremistas en busca de algún tipo de equilibrio en este mundo.

Sigue leyendo

Afrocubanas ya está a la venta en las librerías

El libro Afrocubanas: historia, pensamientos y prácticas culturales  (Editorial de Ciencias Sociales, 2011) ya se encuentra a la venta en algunas librerías de La Habana. Acabo de comprar uno en la Fayad Jamis, aquí en la calle Obispo.

Les recuerdo que sus compiladoras fueron entrevistas por Negracubana recientemente. Aquí puedes saber que dijeron estas dos afrocubanas, quienes dejaron mucho más que tiempo cuando concibieron este volumen.

Corre pa la librería que se acaba!