Virgilio Piñera, un homenaje en el Día Mundial contra la homofobia

El próximo jueves 10 de mayo, en saludo al Día Mundial de Lucha contra La Homofobia que se celebra cada 17 de ese mes, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba anuncia en la sala Villena una intensa programación que, como ha sucedido en los últimos tres años, se une a los empeños que el CENESEX, el Centro Nacional de Prevención de las ITV y VIH/SIDA y otras entidades de nuestro país despliegan por la llegada de tal fecha.

Coordinadas por el escritor y crítico Norge Espinosa Mendoza, estas acciones vincularán a narradores, artistas plásticos, cineastas, especialistas en medios audiovisuales, especialistas y promotores,investigadores y músicos para ofrecer al público asistente una amplia gama acerca de còmo, desde las artes, es afrontada hoy en Cuba la diversidad sexual.

Sigue leyendo

Sra. Antropología: ¿cuántos negros, blancos y mulatos hay en Cuba? (I parte)

Para quienes se hacen, como yo, esta pregunta, Antropológicas 35 nos invita a reflexionar al respecto.  Así comienza este número de la revista que nos comparte Antonio Martínez por correo electrónico:

“Muy frecuentemente me preguntan acerca de la composición “racial” de la población cubana. Muchos desean saber, por ejemplo, cuantos negros, blancos, mulatos, chinos, incluso indios, hay en Cuba. Estudiantes, profesionales,  cubanos, extranjeros, en fin, es algo que a casi todo el mundo interesa y es fuente de debates y en no pocas veces de interpretaciones erróneas de datos antropológicos, sociológicos  y demográficos que se consultan.”

Bajar este número de la publicación

Negra cubana tenía que ser. Una bitácora feminista y negra

Cuando en junio del 2006 cree la bitácora Negracubana tenía que ser, trabajaba de manera voluntaria en el sitio feminista Les Penelopes, que escrito desde Francia, presentaba algunas noticias en español, pensando en las lectoras hispano-parlantes que navegaban esa web.

Para ser justa, ubico en este momento mi entrada en el ciberactivismo feminista, en el que mi modesta contribución constituiría la semilla de lo que luego me posicionaría como una ciberfeminista cubana. En aquel entonces también participaba activamente en el sitio Mujeres en Red.

Al mismo tiempo que me introduje en esta labor, me dispuse a aprender el lenguaje básico de las páginas, el HTML, para así poder crear y recrear mis propios intereses en cuanto a diseño de mi bloga.

Ahora bien, en aquellos momentos iniciales me comunique y lei a algunas ciberfeministas extranjeras, así fue como escuche por primera vez ese concepto, ellas fueron quienes me situaron, de alguna manera, en la necesidad de utilizar Internet no solo como herramienta para la lucha sino como fin en si mismo.

Sigue leyendo