Mujeres negras y mulatas en la economía de La Habana colonial (SiglosXVI-XVII)

Por Oilda Hevia Lanier

La privilegiada posición geográfica que tenía La Habana a mediados del siglo XVI, hizo que se convirtiera en el punto de reunión de las flotas en sus viajes de ida/regreso de la metrópoli a sus colonias (de la Fuente- Sorhegui, 1994:114 y Marrero, 1978: I, 158)[21]. La parada forzosa en la bahía, de una gran cantidad de buques cargados de mercancías y personas portadoras de los más diversos valores y saberes culturales, contribuyó sobremanera al crecimiento de la ciudad en los más disímiles aspectos de la vida. Entre los cambios naturales que en poco tiempo se hicieron visibles, uno de los más importantes fue el poblacional. Unido a ese, en la medida que La Habana funcionaba como puerto escala y capital de la Isla, se hizo necesario ampliar y diversificar sus actividades económicas y comerciales, reducidas hasta entonces a una mínima expresión.

Descargar artículo completo

El miedo al negro y la imagen creada

11292763_868853413207597_266665956_n

Foto: Carlos Abad

Por Lázaro Gregorio Jarrosay Bosque y María Josefa Villalón Fernández

Son disímiles y variadas las consecuencias que para la sociedad cubana se han derivado de todo el proceso de colonización, iniciado por los españoles, siendo el principal sustrato en un inicio la población indígena, la cual fue sometida y obligada a suplantar su cultura en función de las demandas de la clase dominante y explotadora, iguales consecuencias en este sentido, sufrió la población de negros esclavos desde el arribo a nuestras tierras.

Paralelamente a este proceso de apropiación impuesta, se deriva otro que consistió en no siempre favorecer abiertamente el aporte y desarrollo cultural de la población esclava, así toda práctica social propia de los negros en sentido general fue motivo de persecución, burlas, críticas y censuras, con marcada fobia. Ortiz señala que en: “los países coloniales la voz negro tuvo una acepción específica más allá de la simple connotación del color y de la epidermis”.

Descargar artículo El medio al negro y la imagen creada

 

Cinco frases que demuestran que no soy racista

4558169071_661b20ab9d_b

“Sorpresa” de Matteo Francioni

1. Tengo varios amigos blancos que no son malos, es más nunca han estado presos. Para mí son negros por dentro.

2. Se están fajando en los bajos de la casa: un niño y un blanquito…

3. Mi mejor amiga también es blanca pero de lo más bonita, educada y limpiecita… Vaya, que es una blanquita de salir.

4. Dorita, mi mejor amiga blanca es tan buena e inteligente. ¡Lo único que le falta para ser perfecta es ser negras!

5. ¡Mi amigo de la infancia, Renecito, es un blanco encojonao!

(Con contribuciones de Aida, Frank y Tony y basado en una idea original de Yolanda Arroyo Pizarro).

 

Pasas

11027122_1079941528686264_7509484998203349247_o

Ismael de la Torre. Cantautor cubano.

Los Pelos

Autoría: Supercrónica Obsesión (eltipoeste y Magia López)

Pelo suelto y carretera, mira,
No hay desriz
Me di cuenta que pa qué
Si yo no nací así
El hombre que me quiere
Me quiere como soy

¡Africana!

A donde quiera que voy.
Hoy mi naturaleza
Rompe patrón de belleza
Que no me vengan con que pa lucir mas fina
¿Hay que plancharse la cabeza pa verse mas femenina?
Oyeme no, nananina, mis códigos determinan
Yendose por encima de todos esos esquemas se encaracola
Mi pelo y es postura ante la vida
Una doctrina
Que consolida esta imagen que te vengo dando

Conmigo duermen mas de 400 años soñando con él, hasta cuándo
El procedimiento te estira el pelo lo hace mentiroso
Opacando lo que naturalmente es hermoso

Pa arriba los pelo
Que crezcan los dreadlocks
Al que le guste bien
Y al que no también

Según decreto ley cincuenti- yo
Inciso B a mi concierto y aprende que
Tu pelo es malo solo cuando muerde
Si no quieres el que tienes entonces
Dámelo no lo mereces
Sigue quemándote el cráneo
Deja que pasen dos meses
La verdad en forma de raíces aparece
Siempre.

A veces recibo raras miradas
De quienes creen que para estar bien arreglada
Necesito tener la moña estirada
Pero nada
Lo nuestro es nuestro y habla por nosotros
Ahí va mi idiosincracia capilar
El aire no me despeina como a pilar
Veo al caminar un mar de tiendas
Que no venden muñecas negras
Pero esa es otra historia que contar.

Ahora ya no tengas miedo
Déjate crecer el pelo
Natural como ha nacido
Rompe ya con la costumbre
Deja que esta luz te alumbre
Mujer nueva
Nuevo hombre.

Identidad siempre dispuesta
Orgullo sale a la palestra
Obsesión dice y demuestra
Convicción en talla extra

Entonces
¿sales o entras?
O lo escondes o lo muestras
O te pierdes o te encuentras
Tú piénsalo que yo mientras
Voy a seguir en la pelea
De a partir de lo que somos
Entonces
Lo que sea.

¿Somos o no somos?

Afrofeminismo: pensamiento y discurso afrofeminista cubano  

Por Daisy Rubiera Castillo

Tratar el tema del afrofeminismo, pensamiento y discurso afrofeminista en Cuba, en el ámbito académico es un reto; por un lado, porque en la atención que se le ha dado al estudio del movimiento feminista en nuestro país, lo más conocido es la historia del  protagonizado por  mujeres blancas, burguesa y de clase alta y media. De ahí que no se le haya dedicado espacio al rol desempeñado por las mujeres negras, en algún momento de la historia del mismo;  por otro lado,  por la carencia de bibliografía, y que gracias a  los estudios de reconstrucción histórica llevados a cabo en los últimos tiempos,   se encuentran obras sobre la experiencia de las mujeres negras cubanas afrodescendientes, que van formando parte de un  material disponible  para el estudio sobre su rol, su forma de pensamiento y el activismo feminista afrodescendiente.

Descargar artículo completo: Afrofeminismo: pensamiento y discurso afrofeminista cubano

Este texto fue leído en el Coloquio “La nación que estamos imaginando (nuevas geografías de la racialidad negra)” celebrado en el Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo, Cárdenas-Cuba, los días 28 y 29 de mayo. Para ver más sobre el coloquio visite: afromodernidades.wordpress.com

Concluyó en Cárdenas el coloquio “La nación que estamos imaginando”

unnamed
Por Alberto Abreu Arcia

Cuando el lector lea estas notas ya se habrán apagado las luces del Coloquio La nación que estamos imaginando (nuevas geografías de la racialidad negra),  que durante los días 28 y 29 de mayo seccionó en la ciudad de Cárdenas auspiciado por el Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo. El cual reunió a más de cuarenta personas entre los que se encontraban investigadores, profesores de la Universidad de Matanzas, escritores, santeros, periodistas independientes, líderes y liderazas provenientes de comunidades como el barrio de la Marina y organizaciones como la Cofradía de la Negritud, las Red barrial, la Alianza por la Unidad Racial y ARAAC.

El coloquio, desde su convocatoria, se planteó tres objetivos principales: 1)Diseñar, coordinar e implementar un espacio de reflexión sobre las múltiples interseccionalidades y escenarios desde los cuales este espectro de individuos, grupos, comunidades  imagina el futuro racial de la nación cubana; 2) Proponer una metodología de trabajo a partir de la diversidad y consenso, construyendo una unidad estratégica entre comunidades y sectores sociales históricamente marginalizados y organizaciones de la sociedad civil; 3) sentar las bases para la futura construcción de una agenda de consensos y alianzas estratégicas tan imprescindible para la comprensión de la lucha contra el racismo y todo tipo de discriminación.

Tras las emotivas palabras de bienvenida a los participantes y de saludación al evento pronunciadas por Rita María García, directora de la institución, y la lectura del poema dramático “Francisca Djeli”, de Julio Mitjans se inició una jornada intelectual agotadora no sólo de lectura y discusiones de ponencias, sino también de trabajo en equipos y dinámicas grupales que permitieron esclarecer no sólo qué tipo de articulación, concesos y alianzas estamos demandando, sino también cómo y sobre qué prepuestos construirla.

En la última sección los participantes diseñaron una agenda, con las acciones en el área organizativa y de las políticas públicas, que ARAAC llevará a cabo durante el Decenio de los Afrodescendientes entre las que figuran la elaboración de un (ante) proyecto de ley contra la discriminación racial,  y la celebración dos conferencias (una nacional y otra internacional) que se prevé celebrar en la ciudad de Cárdenas en la sede de esta misma institución que sirvió de plataforma al Coloquio.

Quizás uno de los logros principales de esta cita estuvo en el hecho de desplazar el escenario de estos debates, hasta el momento concentrado en los circuitos académicos habaneros, a otras localidades del país, en este caso la ciudad de Cárdenas, en la provincia de Matanzas. Desde luego, que las secciones de trabajos resultaron insuficientes. Por lo que, entre los tópicos pendientes, estuvo el de la discusión de la problemática racial a la luz de la fe cristiana el cual sigue siendo un tema que debemos trabajar, como bien señaló el teólogo Luis Carlos Marrero en una comunicación dirigida a los organizadores del coloquio. Hacia este aspecto, estuvo dirigida la propuesta que hizo Gisela Arandia de sumar a las iglesias cubanas a la lucha contra la discriminación racial.