Mujeres negras y mulatas en la economía de La Habana colonial (SiglosXVI-XVII)

Por Oilda Hevia Lanier

La privilegiada posición geográfica que tenía La Habana a mediados del siglo XVI, hizo que se convirtiera en el punto de reunión de las flotas en sus viajes de ida/regreso de la metrópoli a sus colonias (de la Fuente- Sorhegui, 1994:114 y Marrero, 1978: I, 158)[21]. La parada forzosa en la bahía, de una gran cantidad de buques cargados de mercancías y personas portadoras de los más diversos valores y saberes culturales, contribuyó sobremanera al crecimiento de la ciudad en los más disímiles aspectos de la vida. Entre los cambios naturales que en poco tiempo se hicieron visibles, uno de los más importantes fue el poblacional. Unido a ese, en la medida que La Habana funcionaba como puerto escala y capital de la Isla, se hizo necesario ampliar y diversificar sus actividades económicas y comerciales, reducidas hasta entonces a una mínima expresión.

Descargar artículo completo

Afrofeminismo: pensamiento y discurso afrofeminista cubano  

Por Daisy Rubiera Castillo

Tratar el tema del afrofeminismo, pensamiento y discurso afrofeminista en Cuba, en el ámbito académico es un reto; por un lado, porque en la atención que se le ha dado al estudio del movimiento feminista en nuestro país, lo más conocido es la historia del  protagonizado por  mujeres blancas, burguesa y de clase alta y media. De ahí que no se le haya dedicado espacio al rol desempeñado por las mujeres negras, en algún momento de la historia del mismo;  por otro lado,  por la carencia de bibliografía, y que gracias a  los estudios de reconstrucción histórica llevados a cabo en los últimos tiempos,   se encuentran obras sobre la experiencia de las mujeres negras cubanas afrodescendientes, que van formando parte de un  material disponible  para el estudio sobre su rol, su forma de pensamiento y el activismo feminista afrodescendiente.

Descargar artículo completo: Afrofeminismo: pensamiento y discurso afrofeminista cubano

Este texto fue leído en el Coloquio “La nación que estamos imaginando (nuevas geografías de la racialidad negra)” celebrado en el Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo, Cárdenas-Cuba, los días 28 y 29 de mayo. Para ver más sobre el coloquio visite: afromodernidades.wordpress.com

Concluyó en Cárdenas el coloquio “La nación que estamos imaginando”

unnamed
Por Alberto Abreu Arcia

Cuando el lector lea estas notas ya se habrán apagado las luces del Coloquio La nación que estamos imaginando (nuevas geografías de la racialidad negra),  que durante los días 28 y 29 de mayo seccionó en la ciudad de Cárdenas auspiciado por el Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo. El cual reunió a más de cuarenta personas entre los que se encontraban investigadores, profesores de la Universidad de Matanzas, escritores, santeros, periodistas independientes, líderes y liderazas provenientes de comunidades como el barrio de la Marina y organizaciones como la Cofradía de la Negritud, las Red barrial, la Alianza por la Unidad Racial y ARAAC.

El coloquio, desde su convocatoria, se planteó tres objetivos principales: 1)Diseñar, coordinar e implementar un espacio de reflexión sobre las múltiples interseccionalidades y escenarios desde los cuales este espectro de individuos, grupos, comunidades  imagina el futuro racial de la nación cubana; 2) Proponer una metodología de trabajo a partir de la diversidad y consenso, construyendo una unidad estratégica entre comunidades y sectores sociales históricamente marginalizados y organizaciones de la sociedad civil; 3) sentar las bases para la futura construcción de una agenda de consensos y alianzas estratégicas tan imprescindible para la comprensión de la lucha contra el racismo y todo tipo de discriminación.

Tras las emotivas palabras de bienvenida a los participantes y de saludación al evento pronunciadas por Rita María García, directora de la institución, y la lectura del poema dramático “Francisca Djeli”, de Julio Mitjans se inició una jornada intelectual agotadora no sólo de lectura y discusiones de ponencias, sino también de trabajo en equipos y dinámicas grupales que permitieron esclarecer no sólo qué tipo de articulación, concesos y alianzas estamos demandando, sino también cómo y sobre qué prepuestos construirla.

En la última sección los participantes diseñaron una agenda, con las acciones en el área organizativa y de las políticas públicas, que ARAAC llevará a cabo durante el Decenio de los Afrodescendientes entre las que figuran la elaboración de un (ante) proyecto de ley contra la discriminación racial,  y la celebración dos conferencias (una nacional y otra internacional) que se prevé celebrar en la ciudad de Cárdenas en la sede de esta misma institución que sirvió de plataforma al Coloquio.

Quizás uno de los logros principales de esta cita estuvo en el hecho de desplazar el escenario de estos debates, hasta el momento concentrado en los circuitos académicos habaneros, a otras localidades del país, en este caso la ciudad de Cárdenas, en la provincia de Matanzas. Desde luego, que las secciones de trabajos resultaron insuficientes. Por lo que, entre los tópicos pendientes, estuvo el de la discusión de la problemática racial a la luz de la fe cristiana el cual sigue siendo un tema que debemos trabajar, como bien señaló el teólogo Luis Carlos Marrero en una comunicación dirigida a los organizadores del coloquio. Hacia este aspecto, estuvo dirigida la propuesta que hizo Gisela Arandia de sumar a las iglesias cubanas a la lucha contra la discriminación racial.

Negra tenías que ser. Racialidad y feminismo en Cuba

Ayer 18 de mayo viajé a la ciudad de Berlin para ofrecer una conferencia en la Universidad Libre de esa ciudad. Allá estuve hablando de feminismo negro en Cuba y aprecié tanto la invitación realizada por la Claudia Rauhut, profesora del Instituto Latinoamericano de esa institución, como la participación no solo de estudiantes del centro sino de activistas, amigas y gente con la que una comparto codo a codo las “luchas nuestras de cada día”.

Como soy copyleft acá les dejo m presentación. Ojalá les ofrezca algunas pistas sobre el tema en cuestión.

“Negra tenías que ser. Racialidad y feminismo en Cuba”, Hannover, mayo, 2015.

Foto de portada: Sahily Borrero

Racismo vs. socialismo en Cuba: un conflicto fuera de lugar (apuntes sobre/contra el colonialismo interno)

la fotoPor Roberto Zurbano

El presente artículo examina la articulación histórica e ideológica del racismo en Cuba, problematizando sus persistencias tras la Revolución de 1959. Para abordar este conflicto, se argumenta a partir de los aportes epistemológicos, críticos y propositivos desarrollados desde el campo teórico que describe, evalúa y desmonta el concepto de colonialidad del poder, donde la idea de raza resulta central para el análisis. Mediante una revisión del concepto de colonialismo interno se intenta explicar el modo en que la política oficial del socialismo cubano elabora su propia ceguera ideológica ante el racismo, expresada en un largo silencio sobre el tema y en una negativa a reconocer la presencia del racismo en la isla. Y se presenta la agenda antirracista como un requerimiento ante los nuevos escenarios globales y locales de un proyecto de transformación social aún incompleto.

Descargar artículo completo

Zurbano Torres, R. (2015). Racismo vs. socialismo en Cuba: un conflicto fuera de lugar (apuntes sobre/contra el colonialismo interno). Meridional. Revista Chilena de Estudios Latinoamericanos, 0(4), Pág. 11-40. doi:10.5354/0719-4862.2015.36529

Imagen de portada: Helen Martínez

Acoso en las redes sociales: la clave para la tranquilidad

8100582057_5dd53659e9_h

“Mano” de Jesús Garrido

En varias ocasiones me he visto en la necesidad de hacer uso del botón que tiene Facebook para bloquear a una persona y doy gracias por poder hacerlo aún cuando reconozco que lo ideal es no tener que.

Pero bien, lo cierto es que mi testimonio es uno más de los múltiples que se pueden acumular cuando uno indaga sobre esta temática.

En días pasados mi amiga Lucía declaraba en Facebook “Cuando pongo una foto de perfil mía donde sale mi cara me llueven los mensajes y las solicitudes. Cuando pongo una foto de otra cosa, el mundo me ignora. Ya saben la clave si quieren tranquilidad”.

Y si, es cierto, con la llegada de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (que ya no son tan nuevas, valdría decir) el acoso en las redes sociales, foros y otros espacios digitales se convierte en un tema de actualidad.

Sucede a diario

En la prensa podremos leer muchos testimonios de adolescentes y jóvenes sobre este tema, en todos los casos situaciones lamentables donde la persona ha quedado expuesta a los acosadores (y utilizo el masculino en este caso porque bien se sabe que son mayoritariamente hombres quienes acosan). De manera similar, cada día podemos leer testimonios de mujeres que han sido víctimas de ciberacoso por parte de sus parejas o de sus ex.

En ese sentido, habrían tantas modalidades de ciberacoso como personas conectadas existen, pero me gustaría llamar la atención sobre aquel que tiene índole sexual o de ligue, o sea, alguien que sin conocerte pretende tener una relación íntima contigo y cuyo acercamiento inicial podría ser una pregunta como: ¿cuéntame quien eres? y viene inmediatamente de contestar positivamente un pedido de amistad a un desconocido.

La pregunta en sí es invasiva y no respeta los límites de la privacidad y de lo que la persona quiere decir sobre sí misma. Tampoco es una pregunta ingenua, en todo caso es la puerta para otras aún más impertinentes y que descubren la verdadera intención del hombre: acceder a ti desde el punto de vista sexual. En ocasiones solo tienes dos opciones: o contestas o bloqueas directamente. Yo me voy más por la segunda.

Mujeres, las más vulnerables

Retornando a mi amiga Lucía, en un chat privado ella me aclara: “Los mensajes son estandar, “¿hola quién eres…o ¿cómo estás? etc, …cosas que no suceden cuando yo tengo puesto una foto ajena en mi perfil. La mayoría de los mensajes son en alemán.”

Tendría que decir que ella es una joven cubana que vive en Alemania desde hace muchos años y que tal vez acá esté jugando un rol determinante el hecho de proceder de Latinoamérica, condición muy codiciada por hombres alemanes, quienes tienen varios estereotipos y creencias acerca de las mujeres de nuestro continente.

Sin embargo, esto que Lucía nota con claridad no es observado siempre con esa nitidez por todas las mujeres. Algunas naturalizan la conducta y lo asumen como parte del galanteo “propio” de los hombres y solo cuando la situación se vuelve realmente insostenible es que se dan cuenta que están siendo acosadas. Tal fue el caso de Leonor, amiga a quien advertí de su situación de acoso pero que realmente no se pudo dar cuenta hasta que ella sintió que su vida corría peligro. En este sentido creo que habría que educar a las personas para que sepan identificar cuando están en una situación de acoso.

También quiero llamar la atención el acoso que se producen ante la variedad de opiniones y la intolerancia de algunos hombres, los que terminan siempre aludiendo que una es una mujer, o sea un ser defectuoso o de segunda, y por eso piensa de esa manera.

Si bien el inicio de la situación de acoso puede ser por ejemplo la política, el género se convierte al final en la única razón por la cual somos agredidas, de manera que este también es un acoso de tipo sexual, en mi opinión.

Pero no solo en el terreno de las interacciones que producen las redes sociales está presente el acoso, también por ejemplo en los juegos online. Hace unos meses atrás tuve la oportunidad de formar parte de un panel sobre ciberfeminismo donde una persona desde el público explicó cómo muchas de las mujeres que asiduamente participan de estos espacios lúdicos prefieren usar identidades masculinas o neutras para evitar el acoso.

Foto de portada “Mano” de Jesús Garrido

Publicado en Hablemos de sexo y amor con el título “Una cosa es coqueteo otra acoso”.