Negra tenías que ser. Racialidad y feminismo en Cuba

Ayer 18 de mayo viajé a la ciudad de Berlin para ofrecer una conferencia en la Universidad Libre de esa ciudad. Allá estuve hablando de feminismo negro en Cuba y aprecié tanto la invitación realizada por la Claudia Rauhut, profesora del Instituto Latinoamericano de esa institución, como la participación no solo de estudiantes del centro sino de activistas, amigas y gente con la que una comparto codo a codo las “luchas nuestras de cada día”.

Como soy copyleft acá les dejo m presentación. Ojalá les ofrezca algunas pistas sobre el tema en cuestión.

“Negra tenías que ser. Racialidad y feminismo en Cuba”, Hannover, mayo, 2015.

Foto de portada: Sahily Borrero

Racismo vs. socialismo en Cuba: un conflicto fuera de lugar (apuntes sobre/contra el colonialismo interno)

la fotoPor Roberto Zurbano

El presente artículo examina la articulación histórica e ideológica del racismo en Cuba, problematizando sus persistencias tras la Revolución de 1959. Para abordar este conflicto, se argumenta a partir de los aportes epistemológicos, críticos y propositivos desarrollados desde el campo teórico que describe, evalúa y desmonta el concepto de colonialidad del poder, donde la idea de raza resulta central para el análisis. Mediante una revisión del concepto de colonialismo interno se intenta explicar el modo en que la política oficial del socialismo cubano elabora su propia ceguera ideológica ante el racismo, expresada en un largo silencio sobre el tema y en una negativa a reconocer la presencia del racismo en la isla. Y se presenta la agenda antirracista como un requerimiento ante los nuevos escenarios globales y locales de un proyecto de transformación social aún incompleto.

Descargar artículo completo

Zurbano Torres, R. (2015). Racismo vs. socialismo en Cuba: un conflicto fuera de lugar (apuntes sobre/contra el colonialismo interno). Meridional. Revista Chilena de Estudios Latinoamericanos, 0(4), Pág. 11-40. doi:10.5354/0719-4862.2015.36529

Imagen de portada: Helen Martínez

Denuncia: Contra el racismo en Costa Rica

Ilustración de Hugo Díaz, para una de las ediciones de Cocorí. Tomado de juliaardon.net

Ilustración de Hugo Díaz, para una de las ediciones de Cocorí. Tomado de juliaardon.net

Un llamado de respaldo a la lucha contra el racismo en Costa Rica

Hace algunos días en Costa Rica, la Comisión Permanente de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa, por solicitud de la Sub Comisión de Asuntos Afrodescendientes, espacio creado por esta Comisión y en el cual participan cuatro diputadas de Costa Rica; solicito que se sacara de escena una obra musical basada en un cuento muy reconocido de la literatura costarricense llamado Cocorí, el cual reproduce estereotipos raciales que minimizan y discriminan a los niños y niñas afrodescendientes. Por ejemplo, en una parte de la lectura la niña del cuento, una niña rubia blanca de ojos celestes hermosa como se describe, se encuentra con un niño negro (Cocorí) a quien lo confunde con un monito, o bien, en ediciones más recientes lo confunde con algo raro; y así otras cosas más se reproducen en el cuento. Esto ha significado que por generaciones nuestros niños y niñas afro tengan el estigma de “negrito/a” y se reproduzca la burla y la discriminación en las Escuelas.

Dado que esta lectura sigue siendo obligatoria para los niños y niñas de Costa Rica, está Sub Comisión también solicito que la misma se excluya del currículo escolar del primer y segundo ciclo de enseñanza y, a la vez se proteja el derecho que tienen todas las niñas y niños a una educación libre de estereotipos y de pre-juicios, tal como se consagra en la Convención Internacional de Derechos de los Niños y las Niñas ratificada por nuestro país hace décadas y en la Convención Internacional para la Erradicación del Racismo y la Discriminación. Así como los principios Constitucionales de Igualdad y No Discriminación, la Declaración y Plan de Acción de la III Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y todas las formas conexas de intolerancia firmados por nuestro país en 2001.

La polémica ha significado innumerables notas de prensa, caricaturas racistas, incontables comentarios en redes sociales que en su mayoría van dirigidos en contra de la población afrocostarricense y de quienes presentaron esta propuesta. Sin embargo, los mayores ataques están concentrados en las dos únicas diputadas afrodescendientes: Epsy Campbell Barr, activista por los derechos humanos de la población afro e integrante del Centro de Mujeres Afrocostarricenses y de la diputada Maureen Clark, también activista por los derechos de la población afro.

La Defensoría de los y las Habitantes de Costa Rica ha solicitado medidas de protección internacional tanto para Epsy como para Maureen, esto dado el alto grado de acoso y amenazas que tienen a nivel nacional sobre el tema. Ante esta difícil situación, estamos requiriendo el respaldo de la comunidad afrodescendiente de las Américas; para que mediante cartas dirigidas al Presidente de Costa Rica, CIDH, CERD, Comisión Permanente de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa, se manifiesten en contra de esta situación que violenta los derechos humanos de la población afrocostarricense y, además para que se resguarde la integridad física y emocional de las personas que han levantado esta lucha y se garantice el principio de una educación para la niñez libre de estereotipos y de prejuicios raciales. Hoy más que nunca requerimos del apoyo de todos y todas.

Acciones Afirmativas: “El tema de la discriminación racial no es un monopolio de unos pocos académicos”

Entrevista al Msc. Maikel Colón*

¿Crees que las acciones afirmativas podría ser una alternativa para estimular la inclusión de las personas negras y mestizas en Cuba, como la ha sido por el ejemplo en el tema de la mujer?

Creo que sí. Pero no podemos desarrollar este tipo de estimulación a priori, puesto que tiene que haber una voluntad política y social bien consensuada; tengamos presente que en la historia de Cuba el tema de la discriminación racial siempre ha estado transversalizado por la utopía de: nación con todos y para todos, idea que se retroalimento con mayor efervescencia con la irrupción del proceso que se gesto a partir de 1959. Las posibilidades objetivas que se propiciaron, sobre todo con el acceso universal a la educación, la desestructuración de la discriminación racial institucional en cierto grado y la participación popular, permitieron que en el nuevo escenario se solaparan algunas de las expresiones racistas de mayor calado.

Con todos estos antecedentes, sería provechoso que a la hora de implementar cualquier acción afirmativa, se haga con responsabilidad, en tanto la sociedad cubana actual de una manera bastante subliminal continua corroída por los monstruos racistas del pasado, sino no se explicaría, aunque parezca un ejemplo bastante trivial, porque la policía es al negr@ o al mestiz@ al que siempre le pide el carne.

 

Algunas de las personas que están en contra de las acciones afirmativas en bien de la equidad racial alegan que Cuba no está preparada para eso. ¿Qué opinión tienes de lo anterior?

Habría que analizar con detenimiento sus argumentos, pero sin dudas, afirmar que Cuba no está preparada es una posición bastante controvertida. Lo que si es evidente, es que los que sostienen este alegato, son aquellos que no entienden que el tema de la discriminación racial no es un monopolio de unos pocos académicos, o “revolucionarios”, todo lo contrario, es un tema cargado de sensibilidades en donde hay que apostar por todos los mecanismos que nos ayuden a erradicarla por completo. Los que hemos tenido la posibilidad de escuchar y debatir sobre el, sabemos perfectamente que la poca transparencia que suele manifestarse alrededor de los que apoyan estas posturas tan encasilladas, son las que obstaculizan la fluidez de las diferentes propuestas, censurando y sobrevalorando las opiniones de los proyectos y activistas que luchan contra la discriminación racial en todas sus manifestaciones, pero que no cuentan con un vínculo o respaldo institucional que los avale, y esto es bastante peligroso porque tengo pleno convencimiento de que algunas acciones afirmativas pueden contribuir a lograr una sociedad mucho más igualitaria.

Fotografía de la serie "Por el hueco de la aguja" Se Sahily Borrero.

Fotografía de la serie “Por el hueco de la aguja” Se Sahily Borrero.

Dentro de los posible beneficiarios de las acciones afirmativas, o sea dentro de las personas negras y mestizas hay quienes rechazan esa posibilidad. ¿Por qué crees que esto suceda?

Pues por algunos de los argumentos que comente en la primera pregunta. Las nuevas condiciones propiciadas a partir de 1959, han generado cierto grado de complacencia. Ahora, también habría que destacar que algunas de las manifestaciones racistas que sobreviven dentro de nuestra sociedad, han sabido enmascararse con una sutileza inexplicable, pues la mayoría de chistes y comentarios racistas están asumidos con bastante naturalidad, lo cual es sumamente vergonzoso. Pero precisamente, ante experiencias de este tipo, poder fomentar mecanismos que contribuyan a palearlas completamente, resultará una tarea de mucha exigencia por parte de la sociedad en sentido general, y de la experiencia académica, los proyectos comunitarios y los grupos de activistas. Tenemos que ser optimistas y creer en que algunas acciones afirmativas pueden representar un impacto positivo en ese cambio tan necesario que necesita nuestra sociedad a la hora de enfocar las estrategias de lucha contra la discriminación racial.

Si estuvieras a favor de las acciones afirmativas en este ámbito ¿Cuáles podrían ser esas acciones a implementar?

Es evidente que lo más importante es poder encontrar los diferentes espacios en donde serían mucho más efectivas a la hora de implementarlas. Ahora, desde mi punto de vista, uno de los más idóneos tendría que articularse dentro de los medios de comunicación, particularmente la televisión. La sociedad cubana en sentido general es bastante telespectadora y resultaría vital que cada uno de los espacios de la televisión nacional estuviese representado por todos: cubanos y cubanas, en toda la diversidad que suele caracterizarlos; no creo que sea tan complicado tener presente que a la hora de plantear un guion para una telenovela, una idea para un video clip o un espacio informativo, tienen que participar como activos protagonistas negr@s y mestiz@s, el encasillamiento y los estereotipos al que han estado sometidos tiene que romperse y contar esas otras historias que parece ser que no las vivimos.

*Msc. Maikel Colón, Lic. en Historia por la Universidad de La Habana. Master en Estudios Latinoamericanos, Universidad de Barcelona.

Acciones Afirmativas: “Estimular el emprendimiento de mujeres afrodescendientes”

"Chicos" de Theodor Hensolt

“Chicos” de Theodor Hensolt

Entrevista al Lic. Gilberto Conill*

¿Crees que las acciones afirmativas podría ser una alternativa para estimular la inclusión de las personas negras y mestizas en Cuba, como la ha sido por el ejemplo en el tema de la mujer?

Considero que podría ser una alternativa para estimular la inclusión de las personas negras y mestizas en Cuba. En Cuba, en este periodo de gobierno post 59 o de ortodoxia socialista las acciones afirmativas no se han contemplado en la aplicación de política públicas dirigidas a la cuestión racial.

Considero que la experiencia de la perspectiva feminista y las políticas de género pueden ayudar muchísimo.

Se deberían tener en cuenta al menos tres cuestiones. Zurbano ya adelantaba una de ellas: las AA deben estar incluidas en una estrategia mayor de intervención pública. Las otras cuestiones es que las AA o acciones positivas orientan formas de intervención que buscan corregir la desventaja en el espacio público y, por ello, deben ser un primer paso.

Algunas de las personas que están en contra de las acciones afirmativas en bien de la equidad racial alegan que Cuba no está preparada para eso ¿Qué opinión tienes de lo anterior?

Creo que Cuba está preparada. Por supuesto necesita más, recursos por citar un ejemplo, pero preparada está. Cuba, tiene algo importante que es la presencia o participación del Estado en estas acciones. La participación del Estado es fundamental.

Ahora, esto implica una crítica a la manera en que se organiza la sociedad y la forma en que se reorganiza. Y una crítica a las relaciones Estado-Sociedad Civil. La aplicación de acciones positivas cuestionan el espacio público y también aquellas cuestiones que hay que cambiar en la organización social que las sustenta.

No se puede olvidar que la visión impuesta por el modelo de gobierno cubano post 59 sobre cómo se entiende, organiza y funciona la sociedad ha sido únicamente desde la perspectiva clasista. Esta visión clasista siempre observa como secundaria las identidades culturales, la  “raza” y el género; lo cual ha calado con fuerza en investigadores y funcionarios a la hora de enfrentar una cuestión como la racialidad. Considero que el Estado Cubano, debe ceder más cuotas de poder a la sociedad civil cubana en materia de identidades ya sea racial, de género y otras. Creo que los que se oponen van por ahí, ven el peligro de un nuevo modo de relación diferente al cerrado que ha mantenido en “socialismo cubano”.

Dentro de los posible beneficiarios de las acciones afirmativas, o sea dentro de las personas negras y mestizas hay quienes rechazan esa posibilidad. ¿Por que crees que esto suceda?

Por el desconocimiento. También, hay que entender que las personas beneficiarias de estas políticas han sido educadas y han conformado sus imaginarios y relaciones en la naturalización de la hegemonía racial dominante. Las acciones afirmativas también cuestionarían sus ideologías, criterios, actitudes etc., que tienen respecto a la “raza”.

Si estuvieras a favor de las acciones afirmativas en este ámbito ¿Cuáles podrían ser esas acciones a implementar?

En mi opinión, las primeras acciones afirmativas debieran ir dirigidas a la cuestión de raza y género, raza y la situación de las mujeres.

  • Estimular el emprendimiento empresarial de mujeres afrodescendientes
  • Otorgar créditos a empresas de mujeres afrodescendientes
  • La experiencia de los microcréditos pudieran estudiarse en este orden
  • Promover como buenas practicas las empresas que tienen en sus trabajadores personas afrodescendientes
  • Dirigir acciones al ámbito privado sobre la cuestión racial, en específico la familia lugar tradicional donde se refugian las ideologías y actitudes cuando son atacadas en el espacio público.
  • Capacitación sobre el tema de las acciones afirmativas y políticas publicas

Florida, marzo, 2015.

*Licenciado en Sociologia. Activista interesado en temas sociopoliticos, feministas y culturales.

Acciones Afirmativas: “Preparar la sociedad cubana para la verdadera equidad racial”

Foto: Carlos Abad

Foto: Carlos Abad

Entrevista a Msc. Yanelys Abreu*

¿Crees que las acciones afirmativas podrían ser una alternativa para estimular la inclusión de las personas negras y mestizas en Cuba, como la ha sido por el ejemplo en el tema de la mujer?

Creo que sí, las acciones afirmativas tienen como propósito crear un espacio para que “minorías” que pasaron por siglos de exclusión puedan comenzar a tener el lugar que les fue negado en la sociedad por las ideologías dominantes. Por otro lado, ellas colocarían el foco específicamente en la cuestión racial que, como sabemos, durante siglos estuvo diluída dentro de las luchas por la liberación nacional. Otra ventaja de crear acciones afirmativas en Cuba para el tema racial sería el hecho de colocar abiertamente el tema en discusión y reconocer, también abiertamente, que ese problema existe. Esos son pasos indispensables en el combate de cualquier tipo de opresión y el caso de las políticas en pro de la igualdad de género en Cuba demuestran la efectividad de las acciones afirmativas en ese sentido.

Algunas de las personas que están en contra de las acciones afirmativas en bien de la equidad racial alegan que Cuba no está preparada para eso ¿Qué opinión tienes de lo anterior?

Creo que el papel de las acciones afirmativas es justamente el de preparar la sociedad cubana para la verdadera equidad racial. Creo que las acciones afirmativas tienen que ser temporales, como un período de reparación por tantos siglos de desigualdad que no permiten que negrxs y mestizxs puedan “competir” y aprovechar las oportunidades en igualdad de condiciones con las personas “no negras” en una sociedad racista. Las acciones afirmativas presuponen un período de conscientización sobre lo que significa ser negrx o mestizx en una sociedad que excluye a las personas por eso. Esa conscientización se da a través de la representatividad de esas personas en espacios que le fueron “negados” como la televisión y los altos cargos políticos y a través también del fortalecimiento de sus identidades.

Dentro de los posible beneficiarios de las acciones afirmativas, o sea dentro de las personas negras y mestizas hay quienes rechazan esa posibilidad. ¿Por qué crees que esto suceda?

Bueno un primer factor a considerar sería, en mi opinión, el hecho de que reconocerse negrx o mestizx en una sociedad racista es algo bien difícil. Incluso me gusta decir que unx “se torna” negrx o mestizx dentro de una sociedad racista porque resupone un proceso largo y doloroso de aceptación de nuestra identidad, de nuestras raíces a pesar de que ellas sean constantemente desvalorizadas.

Asumirse beneficiario de ese tipo de acción afirmativa ya sería asumirse negrx o mestizx, enfrentar directamente una identidad que estaba escondida detrás de términos como “mulaticx clarx”, “mulatx blanconazx” y otros que intentan esconder la negritud detrás de patrones eurocéntricos,  dejando el reconocimiento social para quien está estéticamente más cerca del ideal blanco.

Por otro lado, existe la creencia de que las acciones afirmativas no son necesarias para la equidad racial, que ellas son una forma de segregación. Como dije antes, ellas son un período de reparación imprescindible para que en algún momento podamos hablar de real y verdadera igualdad racial.

Si estuvieras a favor de las acciones afirmativas en este ámbito ¿Cuáles podrían ser esas acciones a implementar?

Bueno creo que quedó claro que soy a favor de las acciones afirmativas, incluso porque en Brasil, país donde estudio hace dos años, ellas ya fueron implementadas y son responsables por conquistas importantes del movimiento negro. Claro que todavía queda mucho por hacer, pero algo ya se ha avanzado. Antes dije que las acciones afirmativas tenían que caminar hacia la representatividad y el fortalecimiento de las identidades de las personas negras y mestizas. Para ello, tomando en cuenta el ejemplo brasileño, podría establecerse un porcentaje de plazas para esas personas en los altos cargos políticos y de dirección; podría exigirse mayor presencia de ellas en la televisión fuera de los papeles tradicionales de esclavxs y delincuentes; podría ser obligatoria la enseñanza de cultura e historia africanas en las escuelas, pasando por el papel de negrxs e mestizxs en las luchas por la independencia cubana y también en el combate al racismo en Cuba, podría constituirse abiertamente un movimiento negro cubano. Creo que serían esas algunas de mis sugerencias para comenzar a combatir el racismo en Cuba.

Abril 2015

*Licenciada en Letras (UH 2006), Master en Estudios Hispánicos (Universidad de Cádiz, 2010) y Doctoranda en Estudios Linguísticos (UNESP, desde 2012)