La belleza negra en el discurso del rap cubano: Krudas Cubensi y Supercrónica Obsesión

Especial para Género y Comunicación

Las Krudas

Las Krudas

Entre Krudas Cubensi y Supercrónica Obsesión, más allá de existir una misma zona geográfica y un escenario social común, existen explícitos puntos de convergencia entre las dos agrupaciones, como es el caso del tratamiento de los paradigmas de belleza.

En virtud de lo anterior quiero comentar dos temas “Mi belleza”, spokenword incluido en El Disco Negro de Obsesión (2011) y “Eres bella”, perteneciente Cubensi Hip Hop (2003).

Como se puede inferir las dos líricas se ocupan de abordar tema a problemática de los patrones de belleza, que luego se convierten en practicas de la vida cotidiana y que funcionan también como ideales, los que además son socialmente compartidos y de los que es muy difícil escapar cuando se la sociedad los remarca y los medios de comunicación lo reproducen.

Estos paradigmas de belleza, acerca de los cuales existe un consenso generalizado también establecen jerarquías de valores donde lo positivo corresponde a “lo blanco” y lo negativo a “lo negro”, al menos en el caso cubano.

Por lo general, los diversos movimientos musicales cubanos han privilegiado miradas esencialistas a las mujeres, de manera que son comunes canciones para exaltar su feminidad, basadas en la ternura, fragilidad, delicadeza, debilidad, etc. Del otro lado se le ha cantado críticamente a las mujeres cuando no cumples dicho paradigma.

Como sucede en otras ramas de la cultura, las mujeres negras han quedado fuera de dichas representaciones. En palabras de la investigadora cubana Inés María Martiatu:

(…) la mujer negra ha sido injuriada por ese discurso de los que han ostentado históricamente el poder económico y cultural en nuestro país, una minoría blanca, masculina y heterosexual, que desde posiciones de poder indiscutibles ha impuesto su visión en la que la belleza, las proyecciones estéticas, culturales, religiosas de la mujer negra han sido desconocidas, despreciadas y descalificadas sistemáticamente (2).

Sin embargo, aun dentro de la cultura hip hop se han reproducido aquellos estereotipos que sostiene la primacía blanca o sencillamente las mujeres negras han sido nuevamente marginalizadas, sin hablar de lo difícil que ha sido para ellas, permanecer “encima de la tarima” ―preguntemos a Pelusa y Pasita, por ejemplo― y de estar presente se alude por lo general a su “cuerpo como única virtud”, como dicen Las Krudas. En fin, los raperos hombres, salvo excepciones, tampoco se lo han hecho muy fácil a las mujeres negras (representadas en las líricas) y a las raperas en el escenario.

Las mujeres negras quedamos entonces en estado de indefensión. Subalternas de un sujeto subalterno, discriminadas por género y por raza, hemos sido históricamente obligadas a corresponder al constructo social que niega la capacidad intelectual de las mujeres negras y mestizas. Acorraladas en valoraciones extremas de nuestra sensualidad en detrimento de la producción de pensamiento y el aporte intelectual como mujeres del siglo XXI, somos invisibles dentro de una sociedad conflictiva que cambia a diario, desfigurando nuestros roles sociales, en la literatura, la música y en el imaginario popular.(3)

Por otra parte, el control de los cuerpos negros por parte de la hegemonía blanca incluye además el sometimiento del cabello, ya sea a partir del rapado, el estiramiento (4), las extensiones, etc. A propósito, Las Krudas nos dicen:

obsesion

Supercrónica Obsesión

“Chardas, mecate,/ juguemos nuestro papel,/ es nuestro tiempo,/ artificios desrices y postizos son/ continuación del cuento colonialista,/ no te cojas pa’ eso,/ deja esa falsa vista”.

La recurrencia de este tema en las letras de Obsesión es notable. De hecho el asunto es expuesto con sagacidad en el “Los Pelos”(5), tema que cristaliza, en nuestro modo de ver, su militancia antiracista. Sin embargo, “Mi belleza” al ser spoken word baja el tono, que ya no es de reclamo, y se convierte en un discurso sutil dramatúrgicamente estructurado. Así plantea:

Mi belleza es punto de partida para cada hazaña./ Es limpia, no se disfraza, no se engaña”/ Mi belleza afronta mis desafíos, ahuyenta mis titubeos.(…)/ No es la de revista, no es la que estás imaginando./ No es la clásica belleza eurocéntricamente hablando.

Asimismo, el tratamiento estereotipado de los cuerpos de las mujeres negras están muy presentes en las representaciones que usualmente se hace de ellas en las tiras cómicas, los medios de presa, etc. De hecho la representación más conocida en el país de mujeres negras o mestizas son “las criollitas de Wilson“, mujeres hipersexualizadas presentadas como objetos del placer masculino y que sobresalen por los voluminosos traseros(6).

Hoy seguimos siendo objeto, desvalorizacion,/ que nos queda? Prostitucion, seduccion?/
Esto es solo una costumbre hereda’pa’ayudar a nuestra gente/ en este mundo tan material,/ no somos nalgas y pechos solamente,/tenemos cerebro mujer, siente./ Eres bella siendo tu,/ebano en flor, negra luz,/eres bella siendo tu /cuerpo no es unica virtud(7).

Del mismo modo, en el lenguaje popular los rasgos faciales de las personas negras han encontrado una palabra con marcado sentido despectivo: “bemba” para las labios gruesos, “pasa” para el pelo muy rizado y “ñata” para la nariz achatada.

Mi belleza no escandaliza a los ojos./ Ella elige las miradas y las maneja a su antojo.
Es tierna y brutal, así como el mar, de las que da que hablar,/ De armas tomar.
Mi belleza no necesita patrocinio para su proyecto./ Ella cuenta con suficiente presupuesto./ Habla su propio lenguaje no se desvaloriza(8).

Definitivamente el discurso de Supercrónica Obsesión y Krudas Cubensi sobre el tema en cuestión sobresale, en nuestra opinión, debido a su pronta inserción en la movimiento cubano de rap y a su mantenimiento en él, así como a la evolución y actualización de las ideas de ambos grupos al respecto.

Es incuestionable que el discurso de ambas agrupaciones es evidencia de un “rap cubano consciente”, en cabal conocimiento del complejo entrado de las relaciones de poder universales, entiéndase subordinación de las mujeres, la hegemonía blanca, la heteronormatividad, etc, y de su papel en la des-construcción de los mecanismos que sustentan y reproducen dichas opresiones.
NOTAS

1 Para profundizar en este aspecto, recomiendo la tesis de maestría de Yulexis Almeida Junco: “Género y racialidad. Un estudio de representaciones sociales en el barrio La Timba”, Universidad de La Habana, 2009.

2 Inés María Martiatu: “Discurso femenino en el hip hop cubano. Nuevas voces, nuevos reclamos en la cancionística cubana”, en Syllabus afrocubano, Ediciones La Ceiba, Kingston, Jamaica, 2009, pág. 301.

3 Carmen González: „Alzar la voz. Quebrar el margen. Rap y discurso femenino”, en Syllabus afrocubano, Ediciones La Ceiba, Kingston, Jamaica, 2009, pág. 272. Disponible en http://afrocubana.files.wordpress.com/2010/03/hip-hop-carmen-chacon.pdf

4 Sobre las conexiones que existen entre la identidad de género y el laciado del cabello véase Sandra del Valle : “Pasar por blanca”, La Gaceta, No. 3, may-jun, 2009, disponible en http://www.uneac.org.cu/gaceta/pdf/2009/gaceta2009-3.pdf

5 El videoclip del tema “Los pelos” recibió en 2010 el máximo premio en la categoría rap-hip hop del certamen nacional “Lucas”, el único existente en el país. El tema fue escrito en 1999 y el videoclip realizado en el 2005, por Melissa Rivière.

6 Sobre este asunto véase el ensayo “Esclavitud y cuerpos al desnudo. La sexualidad y la belleza de la mujer negra” publicado en la Revista Sexología y Sociedad, no. 37. Una versión del mismo, pero con el título “La sexualidad y la belleza de la mujer negra, una aproximación desde Cuba” se encuentra disponible en http://www.cubadebate.cu/especiales/2009/08/23/la-sexualidad-y-la-belleza-de-la-mujer-negra-una-aproximacion-desde-cuba/

7 “Eres bella”, CD Cubensi, 2003

8 “Mi belleza”, CD El Disco Negro de OBSESION, 2011

Yesenia Selier: diálogo espiritual de la academia a las artes

oshun

Yesenia Selier en Woman Orishas

Publicado en OnCuba Magazine

A Yesenia Selier la conocí allá por los noventa y tantos tempraneros, cuando cruzábamos pasillos en la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana.

Luego, supe que estaba trabajando en el Marinello, como investigadora cultural. Más adelante pude valorar su alcance profesional su tesis de grado se convirtió en una de las investigaciones más utilizadas como referencia a la hora de analizar “la historia de la gente sin historia”.

Mientras tanto se hizo muy conocida en espacios como el movimiento cubano de rap donde permaneció aportando al pensamiento emancipador. Y por inscribirse también en la exigua lista de cubanas madre de trillizos.

Desde el 2004, vive en Nueva York, Estados Unidos, y enfrentarse a una nueva vida no ha sido fácil, ni personal ni profesionalmente. Emigrar tiene, sin dudas, muchos costos.

Sin embargo, Selier es una académica muy reconocida desde Cuba y sus textos siguen apareciendo en antologías y compilaciones que sobre género y raza se publican en la Isla y en otros países.

La también, bailarina y actriz y Womens Orishas, que se concentra en diosas del panteón yoruba, a las que pone a dialogar con mujeres contemporáneas.

Sobre esta mujer cubana, que se desenvuelve en tres escenarios profesionales, versa esta entrevista.

Primero te pediría que te presentaras: ¿quién es Yesenia Selier para Yesenia Selier?

Para Yesenia, Yesenia es una Guerrera Espiritual, una criatura siempre contemplando la frontera de lo que no se ha hecho todavía.

Una persona profundamente comprometida con el cambio, dispuesta a tener conversaciones incómodas. He intentado una par de veces de responder a las demandas del contexto pero al fin he comprendido que el único costo que no estoy dispuesta pagar es el de sacrificar mi autenticidad. Desde ella siempre me mantengo ocupada e inspirada y expandiéndome intelectual y espiritualmente.

¿Cuáles son los proyectos que consumen tu tiempo en la actualidad?

Consumir es un verbo definitivo en mi vida, mi mayor enemigo es el agotamiento físico y mental, pues ajustar los ejes de mi trabajo físico —como maestra y bailarina folclórica—, al intelectual y como madre de trillizos, es simplemente sobrehumano.

Yo creo que intelectualmente estoy lidiando con la enorme crisis metodológica de contar la historia social del negro cubano a través de los documentos tradicionales. La historia es una disciplina que depende de documentos y estos son mayormente producidos por las élites.

De ahí que mire en los últimos años más a otras formas de recuperar nuestro pasado a través de nuestras tradiciones. También me ha quedado claro la necesidad de comunicar mas allá del espacio puramente académico.

En los últimos cuatro años se ha consolidado mi vocación como activista cultural, materializando proyectos como Tambo! E Ibiono Project en torno la cuestión social y cultural cubana. En el presente, Global Ryhthms Cuba está centrado en la educación sobre la cultura cubana. Es un proyecto que entiende lo cubano como un vórtice cultural en el Atlántico, mas allá del territorio geográfico ilustra influencias de lo nuestro en la cultura popular americana y latina.

Pero todo cuanto hago y produzco está sometido al gran proyecto de mi vida que son mis hijos Taiwo Salvador, Malcolm Kehinde y Leandro Idowu Selier. Ellos, por suerte, son unos chicos inmensamente talentosos y acaban de hacer su primera exhibición de arte, mostrando su joven obra en pintura, vídeo, web-comics, video-juegos hace dos semanas, así que ¡el experimento no ha salido tan mal!

Háblanos acerca de Woman Orishas, ¿de que va? ¿Cuáles son sus aportes, como obra de arte?

Woman Orishas es una rara avis, una danza-teatro-concierto que homenajea a la condición femenina desde la perspectiva de un sujeto afro-diaspórico.

Los tres monólogos que conforman la obra toman lo religioso como un vehículo para la reflexión existencial de la construcción del sujeto femenino (Oshun), la mitologías de la maternidad (Yemaya) y nuestra condición trascendente, y/o nuestra posibilidad real de ser autoras de propia historia( Oya).

Yo aproveché la invitación del Museo Cubano de Miami, para hacer hacer hablar a las orishas que había bailado tantas veces.

Un orisha es una forma de historia colectiva, Oshun, Yemaya, Oya, no fueron una sino muchas mujeres que hicieron aportaciones trascendentes a sus comunidades en el momento que les tocó vivir. Las historias de un orisha son relevantes en tanto se actualizan siempre desde el presente, para guiar, inspirar y sobre todo para sanar y complementar individual y grupalmente.

Esta obra intenta cerrar una brecha enorme de la ausencia en los escenarios, del cuerpo y de la historias de los afrocubanos y de los afrolatinos en general.

Como artista, tienes una obra consolidada que contribuye a mantener viva la cultura afrocubana. Pero sabemos que por ejemplo la Regla de Osha, está lleno de estereotipos —bellos y atractivos— pero estereotipos al fin. ¿Qué haces con esas imágenes estereotipadas que entran en conflicto con quizás tu arista de activista o de académica?

Creo que hay tantas visiones de la prácticas religiosas como practicantes.

Una de las grandes dichas de mi vida es haber sido iniciada religiosamente por Victor Betancourt que es uno de los intelectuales fundamental del Culto de Ifa. Editando su trabajo capté un mensaje muy importante que subyace en mi obra, de repensar la práctica más allá de las transformaciones que la esclavitud y la sociedad colonial le impusieron.

Oya, Yemaya y Oshun las muchas historias individuales que ellas sintetizan, representan mujeres con una agencia política y económica, que Occidente negó a las mujeres hasta el siglo XX. Creo que el contexto económico y político y la gradación de competencia socio-económico en función del género, fue algo que marcó profundamente a las comunidades negras y produjo formas de exclusión que no existían en África. ¡El Epke del cual emana el Abakua en el Calabar establece allá también agrupaciones femeninas! En Nigeria las mujeres tocan tambores bata. He observado que muchas funciones mágico-religiosas en que la mujer está excluida, están centradas en feminizar al hombre, a hacer que mágicamente adquiera un poder que solo una mujer tiene. Las contradicciones que veo en el plano religioso me estimulan a leer entre lineas, pues en ellas se sedimentan fragmentos de la historia social de los afro-cubanos, no documentadas todavía.

El mundo actual está marcado por la migración, lo que supone también costos a nivel personal y profesional que se asumen cuando se emigra. Según me consta, eres de las pocas profesionales negras que se ha insertado en la academia norteamericana y que sigue siendo referencia en Cuba. Mi pregunta es entonces: ¿Ha sido fácil, difícil? ¿Qué has dejado por el camino? ¿Cuáles han sido las experiencias más transcendentales en este sentido?

Lo más duro fueron los dos años y medio durante los cuales no vi a mis hijos, apenas dormía y empece a tener problemas recurrentes con mi sistema inmunológico. Fue duro vivir sin mis amigos insustituibles en la isla y aprender más que un nuevo idioma, una gramática social distinta. Como la mayoría de los afrocubanos llegue sin contactos, sin padrinos, mi familia no tenia ningún amigo que ayudara. Pero creo que esas experiencias nos ayudan a entender quienes somos y a que no podemos renunciar.

Como decía, eres referencia en Cuba para el tratamiento de la temática racial, transcendencia que iniciaste con tu tesis de grado sobre la “gente sin historia”. De allá a acá, ¿cómo ha evolucionado tu pensamiento antirracista?

Los primeros años que pase en este país mi mente estuvo en un largo re-set, pues la experiencia cultural es completamente distinta. El cambio fundamental es que percibo mi condición afrocubana en un continuo con otras experiencias de la diáspora africana. Comprendo que nuestros desafíos económicos y políticos, así como también nuestra lucha por la visibilidad son una constante de la experiencia afro-latina.

Como siempre, al final de una entrevista: ¿cuáles son tus próximos proyectos, ya sean en el ámbito académico como artístico?

Recientemente se ha materializado uno de mis sueños: hacer mi doctorado en los Estados Unidos. Tomó más tiempo de los que pensaba pero he recibido una generosa beca del programa de Media, Cultura y Comunicación en la Universidad de Nueva York.

Planeo desarrollar más mi trabajo sobre el lugar del performance afrocubano en la genealogía del performance latino y negro. Es un trabajo desde el cual espero redimir la valía de nuestra contribución a la cultura internacional y restaurar una parte de nuestra historia cultural en la medida de lo posible.

Además, este año he logrado abrir espacios para lo afrocubano en instituciones culturales de la diáspora cubana como el Museo Cubano de Miami y el Centro Cultural Cubano de Nueva York. Siento que es un logro importante para nuestra comunidad, por encima de todo, y le da sentido a mi voluntad de seguir haciendo puentes desde la educación y el arte.

A mí que me digan gorda

Mis hermanas Las Krudas tienen un tema supercontestario acerca de los patrones de belleza que erigen la delgadez como la meta a alcanzar. Es un tema superrico que pone hasta a los flacos a bailar!

Como yo también soy una “gorda sin domesticar” comparto el vídeo que estas mujeres cubanas le hicieron a un problemática que cada día sume a niñas en un trastorno tan complejo como la bulimia-anorexia. Pensando en esas chicas y también en aquellas gordas, fundamentalmente  de espíritu, quienes como nosotras van con su belleza por la vida.

 

Supercrónica Obsesión: cuando la música y el activismo van de la mano

La agrupación  Supercrónica Obsesión fue fundado el 25 de  junio de 1996. Atraídos por las cálidas y renovadoras influencias del rap, sus integrantes Alexey Rodríguez a.k.a ..eltipo este.. y Magia López conformaron rápidamente las filas de la vanguardia que protagonizó el proceso de apropiación y definición del género dentro de la cultura cubana.

obsesion

Magia y el ..eltipo este..

Desde entonces, y hasta nuestros días, sus integrantes son fieles y orgullosos representantes de la afrodescendencia presente más allá de sus raíces, en su estética y en el arte que entregan día a día. De manera especial resalta esta agrupación por  una trayectoria ascendente dedicada a lo que ellos llaman “afrocubano pensamiento”[1].

La música de Obsesión refleja un interesante equilibrio de género y una diversidad estilística y musical, que transita desde el trabajo con elementos del jazz, la música cubana y toda una gama de corrientes de origen africano latentes en Cuba y Latinoamérica, hasta la creación de textos muy disímiles, donde el mensaje, siempre en forma de crónica, propone cambios en las conductas y actitudes estereotipadas.

Durante su vasta carrera, Obsesión ha sabido conjugar el buen arte, el humor y las ansias renovadoras, con el activismo, el trabajo comunitario y la lucha por construir un mundo mejor.

No solo han atesorado importantes reconocimientos y premios en festivales, sino que han ofrecido conciertos, en plazas nacionales e internacionales, junto a relevantes figuras de la música; además se han vinculado a la obra de renombrados artistas cubanos como el director de audiovisuales Roberto Chile, y los plásticos como Alexis Leyva (Kcho) y Eduardo Roca (Choco).

Un disco en Cuba para la negritud 

Muchos han sido los temas creados por Obsesión que abordan la negritud y el complejo mundo de las relaciones raciales en Cuba.

En el año 2011, el grupo lanzó El Disco Negro de Obsesión, tanto en formato MP3 como en una singular y creativa edición de su presentación en físico.

Obsesión, tal como declaró su director Aleixei Rodríguez en el concierto de presentación del volumen, comenzó el camino de la lucha contra la discriminación racial y el racismo hacía muchos años atrás, cuando el historiógrafo cubano Tomás Fernández Robaina ―a quien considera su maestro― les invitó a conocer en profundidad de algunos acontecimientos históricos que marcan la identidad de las personas negras en la sociedad cubana[2].

La consecución y presentación de este disco se realiza intencionalmente, al decir de Magia López, en el marco de la designación del 2011, por Naciones Unidas, el Año Internacional de las Personas de Ascendencia Africana[3].

En la nota del disco, el intelectual cubano Marcel Loueiro anotaba:

Usted tiene en sus manos un minúsculo fragmento luminoso (inmenso por su futuridad) de la cultura cubana; la síntesis de un concepto; una manera de asumir la vida, la memoria y la política, que centellea en el espejo de muertos vivos como Aponte, Plácido, Maceo, Banderas, Ivonet, pero sobre todo en el de tantos y tantas negros y negras anónimos que hacen posible con su perenne presencia (desde el remoto cañaveral de las plantaciones y las guerras de independencia, hasta los barrios humildes de la Cuba de hoy) la nacionalidad cubana.

El volumen en cuestión, producido íntegramente de manera independiente, consta de 12 temas, 8 rap y 4 interludios.

Creo no exagerar ni un ápice al asegurar que en su conjunto, el fonograma resulta un material de obligatoria consulta y referencia en la discografía cubana, pues se trata de toda una obra conceptual en torno a tópicos como la belleza negra, la marginación social, los estereotipos raciales y el papel que en el debate del asunto deben desempeñar los raperos, trabajo que en su totalidad deviene una demoledora denuncia contra el racismo, aunque eso sí, con un discurso sin acritud[4].

Este es el segundo disco de esta agrupación y fue presentado ese año al concurso de la discografía nacional CUBADISCO, donde obtuvo el premio máximo en su categoría.

“Calle G”a debate 

Uno de los temas incluidos en El Disco Negro es “Calle G”, el que, como se esperaba, propició el debate acerca de cómo actualmente se perpetua en el racismo en Cuba, específicamente a partir de determinados símbolos vinculados a sucesos específicos, y para nada gratificantes, que tuvieron lugar en la Isla y que han sido soslayados por la historia oficial.

Tal es el caso de la estatua al General cubano José Miguel Gómez que es parte de un mausoleo fastuoso ubicado en una de las intersecciones más importantes de La Habana, la Avenida de los Presidentes o Calle G; avenida en la cual además se hallan esculturas dedicadas a próceres latinoamericanos como Eloy Alfaro, Simón Bolívar y Benito Juárez.

De manera sucinta habría que mencionar que bajo la presidencia de José Miguel Gómez, se cometió una matanza de miles de personas negras y mestizas en el año 1912. El suceso, mal conocido como “la guerrita del 12” ha sido silenciado por la historia oficial. Con el tema “Calle G”, Obsesión se sitúa en el vórtice del debate sobre el racismo en Cuba. El texto es una denuncia de la presencia de la escultura:

En la mismísima Calle G o Avenida de los Presidentes hay,/ Una gran estatua de José Miguel Gómez que si la ve Pedro Ivonet (¡ay!)/ No entiendo que hace ese tipo ahí, después de una Revolución que se hizo aquí./ ¿Que fue lo que pasó con la memoria de este país?/ ¡No se a ti, a nosotros no nos representa!/ (¡Que no me den muela!)/ Que para mí está claro que está glorificando el racismo al descaro/

Pero también ofrece una solución desde la propia cultura hip hop: “Hago un llamado al graffiti cubano/¡Si no la tumban vamo’ y la graffiteamo’!”

En el debate que tuvo lugar a través del correo electrónico[5],varios intelectuales ofrecieron sus opiniones sobre el asunto y como es de esperar algunos estuvieron a favor, otros en contra; sin embargo, lo verdaderamente trascendente en la puesta sobre el tapete de un asunto tan escabroso como la legitimidad que se le otorga (o no) a sucesos tristes de la historia nacional desde la Revolución cubana.

Acerca de la el rap como creador de conciencia social, ..eltipoeste.. expresó durante en el debate:

Nos alegra muchísimo de que nuestro tema “Calle G” haya suscitado esta polémica, lo cual cumple nuestra intención de denunciar, primero y luego, debatir sobre este asunto. Si para eso sirvió nuestra canción, pues ya una parte está hecha. Dicen que no hay una sola verdad, pero nosotros tenemos la nuestra y es la que echamos pa’ alante.

El Club del Spendrú

En el año 2008, la agrupación llevo a cabo el proyecto de El Club del Spendrú[6], que tenía como objetivo proponer el reencuentro de varias generaciones de jóvenes con la música y la moda de los 70.

A partir del año 2013, el proyecto incluye además otras expresiones del arte como la fotografía, la poesía así como en el diseño de vestuario, donde con sus propios recursos y a partir de la obra plástica de Javier Martínez.

Ahora mismo El Club del Espendrú se está redefiniendo para andar en sintonía con los nuevos cambios que están sucediendo en Cuba. Estimamos que se están  abriendo más brechas sociales a pasos agigantados y debemos trabajar sin desconocer en que y cuanto nos afecta para poder incidir con más eficacia en el sector poblacional con el que más nos interesa trabajar. Nos estamos replanteando como reforzar la imagen de la negra y el negro a partir del vestuario buscando alternativas más al alcance de nuestra gente proponiendo opciones desde nuestro propio ejemplo. Por otro lado, también estamos haciendo un trabajo de embellecimiento de nuestra comunidad[7].

Atuendos de la época que resaltan la conciencia racial y la belleza negra aderezan las presentaciones de Obsesión en El Club , durante las cuales se privilegiaban aquellos temas relacionados con la temática ademas de temas clásicos de la música foránea, brasilera, caribeña, estadounidense, etc.

 


[1]    Sandra Álvarez Ramírez: El rap y el “afrocubano pensamiento”. Entrevistando a Obsesión en Otras modernidades, disponible en http://riviste.unimi.it/index.php/AMonline/article/viewFile/1609/1808

[2]    Palabras de …eltipoeste… durante el concierto de presentación de El disco negro de Obsesión, 17 de marzo del 2012 en la sala Covarrubias del Teatro Nacional, La Habana, Cuba.

[3]    Magia López durante el concierto de presentación de El disco negro de Obsesión, 17 de marzo del 2012 en la sala Covarrubias del Teatro Nacional, La Habana, Cuba.

[4]             Ibidem

[5]             Véase todo el debate en “José Miguel Gómez en Calle G”, disponible http://negracubanateniaqueser.wordpress.com/el-ciberdebate/jose-mig/

[6]    Se llama “Spendrú” en Cuba a lo que en otros sitios se denomina “Afro”

[7]    Correspondencia con la autora, 24 de febrero 2014

CONVOCATORIA: Feminismo y Queeridad desde el Caribe Afrocubano

dsc09778 El Centro Juan Marinello realizará el próximo 31 de Enero, de 9 am a 5pm, la Jornadas de Teoría y Arte “Contraxxyiones. “Feminismo y Queeridad desde el Caribe Afrocubano”

Ponencias
10 am: Rosilín Bayona: Textos y racialidad a través de la música urbana.
10.30 am: Yasmin Silvia Portales: Informativas LGBTI y expresiones políticas de la izquierda queer en Cuba.
11 am: Tomas Fernández Robaina: La importancia del Hip Hop en las luchas antirraciastas y antisexistas.
1.30 pm: Logbona Olukonee. Crítica a la heteronormatividad cubana desde el feminismo afrocéntrico.
2.00 pm: Odaymara Cuesta y Olivia Prendes. Feminismo y Queeridad: Experiencias y visiones en nuestros viajes por las Américas de 2010 a 2013.

Recital de Poesía 
3 pm:  Con la participación de La Cimarrona, La java A3vida, Luz de Cuba, Afibola, Yurizam y Las Krudas.

Audre Lorde inspira a feministas cubanas

Foto0642
Por Helen Hernández Hormilla

Casi cinco décadas después de su visita a La Habana y pasados 20 años de su muerte, la escritora estadounidense Audre Lorde (1934-1992) todavía influye en activistas por la equidad racial y de género que, en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), compartieron la proyección especial de un documental sobre los últimos años de la afrofeminista.

Shultz en 2012, describe la contribución de la poeta al desarrollo del movimiento afroalemán en los años ochenta, especialmente entre las mujeres.

Sumando testimonios, imágenes de foros públicos y escenas de la vida cotidiana de Lorde y sus amigas en esa ciudad europea, la realizadora capta la compleja personalidad de la activista, que luchaba contra el cáncer al tiempo que exhortaba a las negras y mestizas a defender sus derechos.

Sigue leyendo

Rap feminista en Y tenemos sabor

LOGOEl pasado noviembre estuvimos hablando de rap feminista en Y tenemos sabor, con la presentación de varios temas de la agrupación cubana Krudas Cubensi.

Fue una emisión que disfrute mucho como si tuivera a Pelusa y Pasita, integrantes de las Krudas, cantando delante de mi.

Acá esta el enlace al postcad del  programa: Y tenemos sabor V (23/11/2013), dedicado a Krudas Cubensi, rap feminista.

Y les recuerdo que Y tenemos sabor sale al aire los cuartos sábados de cada mes, en el lugar del programa Buena Onda, de la emisora por internet Radio FloraPara escucharlo en vivo acceder a Radio Flora, cuarto sábado del mes, a las 11:00 am, hora de Alemania.

Para escucharlas las grabaciones métete en el perfil Negracubana en Mixcloud.

Nota: Las Krudas  se presentarán en vivo en La Habana, el 21 de diciembre, en el marco de la exhibición del documental Audre Lordes- The Berlin Years. Más info aquí 

CONVOCATORIA: Mujeres negras contra la violencia machista

El proyecto Mirarte día a día, que lideran las promotoras culturales Dianeris Calderón y Mirna Padrón, y la agrupación cubana de rap Obsesión le invitan a particiar en el espacio de reflexión “Con voz propia”, en el cual se parte de la espiritualidad para arribar en el empoderamiento femenino ante la violencia contra la mujer.

El espacio propone partir de las experiencias de vidas y responsabilidades de varias mujeres negras, quienes relatarán como han vencidos las dificultades y los retos de vida y como ellas han aprovechado estos desafíos individuales en bien de su crecimientos personales, generar fortalezas,  y para defender sus espacio en la sociedad cubana actual.

Esta será también una oportunidad para aprehender, participar, contribuir y seguir apostando por la justicia social y el respeto.

“Con voz propia” tendrá lugar en la Casa de Artistias y Creadores,  San Lázaro 661 esq. Belascoaín, Centro Habana, el día 26 de noviembre 2013, a las 2:30 pm.

Krudas Cubensi en Y tenemos sabor (+Vídeo)

LOGOEste mes de Noviembre tiene cinco sábados, por lo que mañana día 30 tendremos Y tenemos sabor, el programa radial que cada cuarto sábado hago en la emisora alemana Radio Flora, en el lugar del programa Buena Onda.

Les recuerdo que Y tenemos sabor es un programa sobre música cubana y mañana estará dedicado al hip hop cubano con la presentación de la reconocida agrupación Krudas Cubensi. La emisión puede ser escuchada desde el sitio web Radio Flora, a las 11:00 hora de Alemania.

Luego de realizar el programa de octubre confirmé que los postcads de Y tenemos sabor, que subo en la  cuenta Negracubana en Mixcloud, pueden ser bajados en la Isla, a pesar de la pésima velocidad de conexión, con lo cual estoy muy complacida.

Sigue leyendo

Y tenemos sabor, sobre hip hop cubano

cuban-hip-hop-obsesion-anaheim2

El pasado 24 de agosto dediqué Y tenemos sabor, programa que realizo en la emisora radial comunitaria alemana Radio Flora, a la agrupación cubana Obsesión y a la música que por más de 16 años nos han ofrecido Alexei y Magia López, sus integrantes.
Acá está el programa enterito para quienes deseen escuchar letras inteligentes, acerca de la realidad cubana contémporanea: las relaciones raciales, los problemas económicos, la prostitución, el racismo, las relaciones de género, etc. Algunos líricas y vídeos ya subidos en esta bitácora y que valdría la pena revisar : La llaman puta, Esta es mi mamá, Me afroconozco, Mi belleza
A quienes el rap no les apetece, les aliento a que lo escuchen y luego me digan.
Y tenemos sabor, transmitido el24 de agosto del 2013 en la ciudad de Hannover, Alemania.