¿Un día para l@s afrodescendientes en la Feria del Libro?


Negra cubanaSolo una razón hartamente justificada me hubiese impedido asistir a lo que había designado como “mi día” en la Feria del Libro. El temprano despertar no me hicieron dudar en tal pretensión, esta sería la única jornada de la Feria donde sería la protagonista, yo y mis inquietudes sobre la temática racial en Cuba.

El primer panel, coordinado y realizado por el Sistema de Naciones Unidas en Cuba y sus agencias UNFPA, UNICEF y UNESCO, me pareció aséptico y distanciado de la realidad cubanaen torno al tema en cuestión. Cuando le dejamos nuestros temas a los otros corremos el riesgo de ser “paralizados”. Nunca llegué a saber cáal era el plan de acciones de la UNESCO para distinguir este año de los anteriores y restante , el que fue dedicado por la ONU a las personas con ascendencia africana.

Tampoco quede quieta con la provocación al plantear como resultado de una investigación demográfica que describe que las parejas negras sean menos inestables. ¿Será que las mujeres negras se deciden a valérselas solas tal como sus antecesoras, quienes siempre accedieron (por necesidad) al trabajo remunerado mientras las blancas pedían no ser consideradas frágiles? ¿Será que las parejas blancas resuelven de un método diferente, (que no necesariamente mejor) las discrepancias al interior de la pareja?

No hubo tiempo (o intención) para preguntas. Me hubiese encantado saber cuáles son las sugerencias que hace la UNESCO al Ministerio de Educación para tener una enseñanza menos europeizante; y qué proyectos comunitarios son beneficiados por la UNICEF en el país.

Hasta aquí la sesión de la mañana.

Por suerte en la tarde asistí a dos verdaderas novedades editoriales en Cuba, ambas de parte de la Editorial Caminos, una de las que más aporta a la problemática racial en Cuba, con la publicación de libros y revista de incalculable valor.

Tal es el caso del No, 58 de Caminos, que coordinada por Silvina Testa está dedicada al las memorias de la esclavitud, una temática muy poco tratada en Cuba, por no decir desconocida y que resulta una indagación en las expresiones en sujetos contemporáneos del pasado de sumisión forzada.

Juro que nunca había leído cosa igual. Me bebí en una parada, de regreso de la Feria, uno de los artículos donde lo menos importante que se plantea es la distinción entre memoria colectiva y la histórica.

El otro texto fue la publicación de Piel negra, máscaras blancas de Franz Fanon, con prólogo de Zurby (Roberto Zurbano, ya saben) en la colección Educación Popular del Mundo. Publicado por primera vez en Cuba en 1968, este título no puede llegar en un momento más propicio, sobre todo porque está traducido al español, recuerdo que cuando necesite leerlo para la tesis de maestría tuve que zamparmelo en francés.

Bueno, ese fue mi día ¨afrodescendiente¨ en la Feria, sino hubiese sido por Ira, Zur y Magia…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s