De Tomás Fernández Robaina, siempre cimarrón


Ayer concluyó Cuba Futures past and present: International Cuba Symposium. Fue un evento que me recordó a LASA, pero más concentrado en todos los aspectos, que también serán analizados en el próximo congreso del Partido. Hubo una tónica muy estimulante: el respeto a las ideas de la otra persona, aunque a veces no fueran gratas algunas cosas que oíamos, pero no eran mentiras, ni estaban expuestas con el ánimo de atacar, y aunque en algunos casos hubiera podido estar presente lo anterior, —tomando en cuenta ideas como que los reveses hay que convertirlos en victorias— el reconocimiento de los errores es la mejor opción para poner un dique, y que se aprecie que, al menos, los que estamos enfrascados en la lucha por el mejoramiento de nuestra sociedad, tenemos bien presente que reconocer los errores es algo muy importante. La defensa de nuestros derechos, de nuestra historia, de nuestra cultura debe hacerse con un lenguaje de entendimiento, porque solo con el reconocimiento público de los errores, y la decisión de evitarlos en un futuro, es que podremos ganar credibilidad, y por lo tanto, sumar más personas, fuera y dentro de la Isla.

Me ha impresionado mucho conocer cubanos y cubanas de la diáspora que hablan con tanto deseo del mejoramiento de nuestra sociedad, aunque muchos de ellos emigraron de muy jóvenes, niños, y obviamente, ellos, conociendo las entrañas del capitalismo, del cual ya nuestro Martix nos habló, anhelan otra cosa para Cuba, pero alejada, como diría Mercedes Antónx en una entrevista, una Cuba distante de los errores cometidos, de la política dogmática.

Un cambio en esa dirección como se prevé y deseamos todos, arrojaría saldos sorpresivos. Cuba Futures un symposium académico, pero la voz de los que andamos a pie, de los que estamos comprometidos con nuestra sociedad de corazón, independientemente de las posiciones que cada uno de nosotros tenemos socialmente, pero el mensaje fue ampliamente claro, en Cuba se anhela, se desea un cambio, se trabaja por ese cambio, y estamos ya en el proceso del cambio, pero se debe tener muy en cuenta los errores del pasado para no volverlos a cometer, el aplauso acrítico no es el más conveniente en este momento, por eso en los paneles en los que participé como ponente, y en los que asistí como público, subrayé que: los problemas sociales de por sí no se resolverán solamente con la aplicación certera de los lineamientos que serán aprobados en el Congreso, es necesario que se tenga muy en cuenta el sector y los grupos sociales marginados históricamente, como consecuencia de prácticas heredadas de la sociedad esclavista y del modelo educacional vigente en nuestro país desde la républica burguesa, que no trata en igual medida la presencia histórica, cultural, ética y estética, de los afrodescendientes y otros grupos que han mantenido cimarroneamente la defensa de sus culturas, tradicionales, a la cual se suma también la lucha de la población caribeña de habla inglesa, creole y francesa, cuyos descendientes forman parte ya de nuestra Cuba.

Por favor, miremos todos con optimismo el futuro, pero si, teniendo presente los graves problemas sociales que aun están vigentes, a pesar de los pocos o muchos esfuerzos realizados para luchar contra ellos. No caigamos en la trampa en que ya caímos en el pasado:

1) Con la independencia y la república todos los problemas de Cuba, incluido el racial, se resolverían.
2) Con la abolición de la sociedad dividida en clases el problema racial desaparecería.
3) No se debe hablar del problema racial porque es crear el problema.

No pasemos por alto, que el Congreso del Partido tendrá lugar precisamente en el 2011, año dedicado a las personas afrodescendientes. Los pueblos afrodescendientes en todos nuestros países americanos están enfrascados en la lucha por sus derechos negados históricamente, nosotros tenemos mucho que mostrarles, a pesar de nuestras limitaciones, y errores cometidos, seamos para ellos también el modelo paradigmático que ha sido Cuba en otros campos, este es el momento, no lo dejemos pasar.

Gracias,

Tomas Fernandez Robaina, siempre cimarrón

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s