Para buscar en la Feria: Reyita, sencillamente



Reyita estuviese cumpliendo 110 años de existencia si la vida no se le hubiera ido en 1997. Sin embargo, sus deseos, expectativas y vivencias aun rondan nuestras existencias cotidianas. Reyita sencillamente, el libro escrito por su hija Daysi, está nuevamente en nuestras manos.

Editado ahora por el Fondo Editorial de Casa de las Américas, esta es su quinta salida de imprenta, ahora dentro del marco del Decenio de los Arosdescendientes, por lo cual el libro adquiere aún mucha mayor importancia para las letras cubanas.

Considerado un paradigma de la historia oral en Cuba, el libro fue finalista del Premio Casa en la categoría testimonio, en 1996. Desde entonces, ha sido utilizado como bibliografía en varias universidades internacionales y ha sido reeditado en cuatro ocasiones anteriores, una de ellas por pedido expreso del comandante Raúl Castro.

Daysi Rubiera, la hija más pequeña de Maria de los Reyes Castillo (Reyita), pone su pluma a disposición de la voz de su madre y así recoge las vivencias fundamentales de quien, nacida en 1902, recorre casi por entero un siglo de acontecimientos nacionales e internacionales. De ahí sus recuerdos sobre la flotilla de barcos Black star line para regresarse a África, las condiciones de vida de familias pobres como la suya, y el deseo de que sus hijos e hijas no fueran negros para que tuvieran las oportunidades que ella no pudo tener.

Esta sería la primera vez que Daysi Rubiera se ocupara de narrar la vida de mujeres cubanos. Luego lo haría con Georgina Herrera en Golpeando la memoria (Unión 2005),  Desafío al silencio (Editorial de Ciencias Sociales, 2010) testimonio de mujeres maltratadas —y el suyo propio— y Aires en la memoria (Cenesex, 2011) la vida de 2 cubanos y 2 cubanas en plena Revolución social.

Reyita está, sencillamente, de vuelta en la vida de quienes puedan percibir la inmensidad de su existencia, bien contada por Daysi Rubiera, quien como buena historiadora, se preocupa además de por la historia personal de su protagonista, por el contexto que acompañase los eventos vitales que juntas narran.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s