LIBROS: Apuntes cronológicos sobre el Partido Independiente de Color


Por Bárbara Danzie León

La publicación, por Ediciones Santiago, de Apuntes cronológicos sobre el Partido Independiente de Color y su presentación a cargo del Instituto Cubano del Libro, constituye otra de las acciones emprendidas para conmemorar el centenario de fundación del Partido Independiente de Color (PIC) y de la masacre perpetrada contra sus miembros en 1912.
A esta labor conmemorativa nos vinculamos un grupo de investigadores y especialistas del Archivo Nacional de Cuba, conscientes de la relevancia de las fuentes para ofrecer nuevos enfoques historiográficos acerca de estos asuntos.
Este libro es nuestra modesta contribución a la compresión de los sucesos relacionados con la Agrupación Independiente de Color; tema que despierta gran interés, no solo entre los estudiosos sino también entre la población en general, por el alcance social del proyecto emprendido por el PIC, particularmente relacionado con la  eliminación del racismo.
El volumen, prologado por Dr. Fernando Martínez Heredia, reviste un significado especial en la actualidad, cuando las diferencias por motivos raciales vuelven a ser parte del debate socio-político contemporáneo, como un indicador reminiscente de un pasado esclavista que no ha sido aún superado en la conciencia social.
Desempolvar parte de la memoria histórica escrita entre 1895 y 1918, conservada en los Archivos y ordenarla cronológicamente, ha sido el objetivo principal de la investigación que dio lugar al libro; punto de partida también para múltiples valoraciones acerca de las circunstancias que propiciaron la fundación del PIC, el 7 de agosto de 1908; distinguiéndose del resto de las agrupaciones políticas de su época, convencidos de que ninguna otra iba a empeñarse como ellos en la misión regeneradora de su raza. Es así que defendieron con fuerza, durante casi dos años, su existencia legal.
El gran volumen documental que generó el PIC, nos permitió ofrecer en esta cronología una secuencia de las proyecciones ideológicas de sus líderes, particularmente de Evaristo Estenoz, seguida a través de las páginas de Previsión1, los criterios y el apoyo que le brindaron miles de sus seguidores, así como conocer de la composición de  Comités, Asambleas y Juntas a nivel de provincias, pueblos y barrios.
Del mismo modo, la información nos permitió seguir el comportamiento de algunos de sus detractores, que no fueron pocos, los intentos de negociaciones con el gobierno de José Miguel Gómez y con el de los EEUU., quizás el más polémico de los asuntos; un trato que, a mi juicio, es comprensible si tomamos en cuenta el contexto histórico particular.
A pesar de las críticas que el PIC se ha ganado por el aspecto anterior, es fácil comprender que los Independientes de Color no buscaron “alianzas” con los vecinos del norte para que estos “le sacaran las castañas del fuego”, como recientemente expresó el destacado historiador cubano Rolando Rodríguez, sino que se metieron en el fuego para sacar “las castañas”, léase: exigir sus derechos como ciudadanos cubanos, y en este intento recurrieron a las alternativas legales, para restablecer su legitimidad suspendida en 1910, tras la conocida Enmienda Morúa.
Revisar las abundantes fuentes que se atesoran en los archivos cubanos, nos permite reafirmar los propósitos antirracistas y de búsqueda de igualdad  que animaban al Partido, objetivos claramente expuestos en los documentos elaborados por su principal ideólogo Evaristo Estenoz: “Cuáles son los propósitos del Partido Independiente de Color: Ejercitar todos los derechos inherentes a los ciudadanos, por nosotros mismos y con nuestras propias fuerzas, a fin de demostrar nuestra capacidad para el ejercicio de la vida pública, sin que aspiremos a la gobernación exclusiva del país, sino a la coparticipación que de derecho nos corresponde…”2
“…Entiendo hoy, como lo entendí desde los primeros días de la fundación del Partido Independiente de Color, que la raza negra tiene que luchar vigorosamente para alcanzar el grado de respeto a que la hacen acreedora sus merecimientos, recabando con entereza de ánimo los derechos que le han sido conculcados por un espíritu de anacrónica preocupación…”3
De igual modo, las fuentes también son imprescindibles para conocer muchos de los criterios racistas que se movieron para ejecutar la represión desatada en su contra 1912: “…deben suspenderse las garantías y obrar con mucha dureza contra los negros en sus centros de conspiración, en los pueblos y armar quizás hasta dos mil hombres, las guerrillas pagadas en esta provincia que inmediatamente con el Ejército han de operar para exterminar la horda…”4
La sociedad republicana no presupuso una evolución favorable de la situación social y económica de la población negra. El Partido Independiente de Color se fundó con el objetivo de resolver estos problemas, desde la política, en un periodo de grandes contradicciones, de las cuales no pudo sustraerse.
Como proyecto nacionalista no encontró el apoyo de muchos negros ilustres, con prestigio público y revolucionario como Juan Gualberto Gómez, Agustín Cebreco y Martín Morúa Delgado, lo que sin dudas le restó fuerza. Por demás, el PIC no estuvo exento de faltas y errores que facilitaron su trágico final. No obstante coincido con Serafín Portuondo Linares cuando concluye su excelente texto aseverando: “…sus virtudes atenúan los errores estratégicos y tácticos, que contribuyeron a malograr una gran lucha cívica, que tanta falta le hacía, que tanto le hace falta aún al negro cubano, a la República, a la patria de todos5.
Los Independientes de Color, con Evaristo Estenoz y Pedro Ivonnet al frente, hicieron suyo el precepto maceísta de “Independencia y Justicia o Muerte”, y después de lograda la ansiada Independencia, buscaron justicia en la igualdad racial.

”…no podría haber libertad, justicia, ni cordialidad si el predomino de una raza sobre la otra tuviera que ser por norma de la vida política, porque de dos cosas habría de resultar una: o llegábamos los hombres de color a un estado de envilecimiento tan profundo que mereceríamos el desprecio de propios y extraños o en un momento siempre deplorable para Cuba, nos veríamos compelidos por la injusticia de nuestro medio, a provocar una situación bochornosa para todos, lo mismo para nosotros que para los blancos…”6. En tal intento encontraron la Muerte, al protagonizar las acciones del anunciado alzamiento, en mayo de 1912.

El Teniente Coronel del Ejército Libertador Julián Valdés Sierra, fue de las figuras negras relevantes en los primeros años de la República; músico, director de la Escuela Militar Antonio Maceo, masón y activo líder del Partido Independiente de Color, expresó, en un artículo publicado en aniversario de la caída en combate del Titán de Bronce, los siguientes criterios que nos ratifican el sentido que debemos darle en la actualidad al replantearnos estos hechos:

De manera concluyente debemos de convencernos que la historia es la gran maestra, pues ella tal como espejo maravilloso, graba de una manera indeleble, en su clarísimo cristal, los acontecimientos que van sucediéndose y los guarda para enseñárnoslo a cada momento y en todos los tiempos, para que estudiándolos meditando sobre ellos, no sólo nos ilustremos sino que también adquiramos relaciones con esa buena amiga que se denomina experiencia…7

A cien años esta historia nos reafirma que la patria con todos y para el bien de todos, debe seguir siendo el móvil fundamental que una a todos los cubanos. n tiempos que lograr la equidad y justicia social son principios indispensables para proteger las conquistas sociales del proyecto político que defendemos, se impone entonces propiciar el debate, desprejuiciado franco y abierto en la lucha contra el  racismo.

Los Apuntes cronológicos sobre el Partido Independiente de Color vienen a favorecer la recuperación de saberes necesarios, que nos permitan no repetir errores del pasado y cumplir en el presente con la aspiración de construir una sociedad más justa.

NOTAS

1 Previsión fue el órgano de prensa del PIC en La Capital. Fundado el 30 de agosto de 1908, en la calle Amargura 63 (hoy 321), esquina Aguacate. 2 “La actualidad palpitante”. Entrevista realizada a Evaristo Estenoz publicada en el periódico La Discusión, 21 de abril 1910. 3 Carta Pública. A mis amigos y correligionarios. Evaristo Estenoz, mayo de 1911. 4 Informe reservado de operaciones militares enviado por el Comandante José Semidey, a José de Jesús Monteagudo, Jefe de las Fuerzas Armadas en junio de 1912. Fondo Ejército de Cuba, 24-22-1.3—1-54.  5 Portuondo Linares, Serafín: Los independientes de color , La Habana, 2002  P. 215. 6 Valdés Sierra, Julián: “Puntos de vista”, sección publicada en el periódico Previsión. 7 Idem.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s