Especulaciones alrededor del artículo de Roberto Zurbano en el New York Times


Por Alberto N Jones

Fiel a la tradicional avalancha de noticias, opiniones, comentarios e inferencias que giran alrededor de cuanto se refiere a la cincuentenaria confrontación política, económica y social entre los Estados Unidos y Cuba, un torrente analítico invectivo, extrapolaciones y conclusiones infundadas, han seguido la publicación de un artículo de Roberto Zurbano en el New York Times.

Los que se han opuesto con mayor vehemencia a dicho artículo, parecen haber centrado su atención en el titulo incendiario, infame; “Para los Negros en Cuba, la Revolución no ha comenzado”, el cual es aparentemente, obra de la dirección de dicho diario.

Otros prefirieron ignorar su contenido, su objetividad y la urgente necesidad del gobierno Cubano de evaluar críticamente las fallas y errores incluidos en dicho ensayo, a partir del cual se podrían extraer, criterios, propuestas y soluciones.

Al mismo tiempo, apasionados detractores de Cuba decidieron convertir el artículo en una poderosa denuncia anti-cubana e instrumento para instigar la división racial y para socavar las bases de sustentación del gobierno.

Cubanologos hostiles y defensores del gobierno Cubano por igual, han cuestionado las motivaciones de Zurbano, el momento del planteamiento, su agenda encubierta o simplemente, prefirieron ejecutar al mensajero en lugar de analizar el mensaje.

Al igual que otros Afro-Cubanos que sobrevivieron la brutal desigualdad social, segregación, racismo y desesperación existente en Cuba antes del triunfo de la Revolución, tuve la dicha de vivir en Cuba durante un periodo de increíbles oportunidades de desarrollo educacional, movilidad social, equidad y el florecimiento de una dignidad sin par al alcance de negros y demás etnias.

Pocas personas en el mundo dudan que los negros en Cuba hayan avanzado más en los últimos 50 años que en los 500 anteriores. Cada aspecto contenido en el artículo de Zurbano, debiera ser visto como una crítica constructiva, una continuidad de su larga estela de escritos, conferencias y simposios, que lo han caracterizado por su diafanidad, confrontación de errores y su negativa a justificar las fallas oficiales o personales. Nunca ha sido un observador pasivo frustrado o vencido.

A partir de la década de los 90’s, miles de personas ordinarias o destacadas en las ciencias, cultura y educación, han venido denunciando el abyecto resurgimiento del racismo, marginalización y la segregación en Cuba. De igual manera, estos han expresado sus temores hacia donde podría conducir esta tragedia, de no aplicarse medidas correctivas radicales de inmediato.
Estos riesgos me llevaron a escribir hace unos tres años, “Una batalla mundial de Vida y Muerte” , el cual recoge las injusticias descritas en el artículo de Zurbano y un desesperado intento para enfrentar el peligroso mensaje divisionista contenido en el artículo “Actuando sobre nuestras conciencias”.

El análisis prematuro de algunos, las conclusiones superficiales de otros y algún que otro pescador en aguas revueltas, nos acercara a todos a la temida división de los sectores anti-racistas, que necesariamente beneficiaria a lo que creemos combatir.

El hecho mismo, que decenas de miles de Afrocubanos han alcanzado un nivel intelectual que les permite, leer, analizar, comparar y extraer sus propias conclusiones, gracias a los conocimientos obtenidos por la existencia de la Revolución, no ha de privarlos de sus derechos de cuestionar, denunciar o enfrentar errores; ni los excluye de proponer ideas o soluciones para los males y sueños incumplidos.

Más que debilitar al gobierno o sus instituciones con esta crítica valiente, frontal, sin dobleces, estos planteamientos fortalecen el entorno y crean un ambiente propicio para elevar el compromiso social conducente a la formación de una nación mejor, que es en esencia, el objetivo único de la Revolución.

28 de Marzo del año 2013

6 comentarios en “Especulaciones alrededor del artículo de Roberto Zurbano en el New York Times

  1. Alberto: quisiera saber por y en que concretamente se manifestan el racismo y la discriminacion en Cuba. Casi todos mis amigos son o mulatos o negros, yo siendo austriaco soy blanquisimo, y nunca he visto alguna accion racista hacia mis amigos, aunque algunos se quejaron que existiera en Cuba. Disculpe mi naividad, se le agradeceria mucho si pudiera dar me unos ejemplos concretos.Porque la impresion que yo tengo es, que nunca vi otro pais donde la conviviencia racial me parecio tan poco complicada como en Cuba.

    Me gusta

  2. Se los dare estimado amigo austrico, pero dejeme despertame celebrando el triunfo de Maduro. Igual, ayer le respondi en Cubainformacion y deje un par de comentarios. De cualquier manera, le sugiero que revise un poquito esta bitacora, en especial la categoria Soy Negra y alla vera algunos de esos ejemplos. Agradezco que visite mi bitacora. Slds

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s