Articulación Regional de Afrodescendientes de Latinoamérica y El Caribe: Una lucha contra toda discriminación


“No es solamente una lucha contra el racismo, porque no hacemos nada con crear un individuo antirracista que sea homofóbico o antirreligioso. Luchamos por la cubanidad, por una República en la que todas las leyes y beneficios sean no solo para los afrodescendientes, sino para todos los cubanos. Estamos luchando porque exista el reconocimiento pleno de los derechos del negro, del blanco y del mulato”, afirmó el antropólogo Tomás Fernández Robaina, miembro de la Articulación Regional de Afrodescendientes de Latinoamérica y el Caribe en su Capítulo Cubano (ARAAC), este 20 de mayo en una reunión donde la organización presentó sus objetivos, propuestas y ejes de trabajo.

La conferencia fue ofrecida por intelectuales y líderes comunitarios que se han destacado en las luchas contra la discriminación racial en Cuba como la coordinadora de la Articulación Gisela Morales Arandia; la investigadora y presidenta del Instituto Cubano del Libro, Zuleica Romay; la investigadora de la Fundación Nicolás Guillén, Aries Morales; el activista por el no racismo, de la Cofradía de la Negritud, Tato Quiñones; el antropólogo Tomás Fernández Robaina; la historiadora Daysi Rubiera; el ensayista Roberto Zurbano; la profesora Lidia Torres y el historiador Eduardo Torres Cuevas.

La propuesta central de ARAAC radica en “disminuir las zonas del racismo en Cuba no solo con las instituciones, sino desde los proyectos comunitarios, trabajando con líderes y lideresas de todo el país, con quienes nos interesa crear alianzas”, explicó Morales Arandia, quien también expuso la conformación de la Articulación de los afrodescendientes a través de distintos ejes de interés: Género, Comunicación, Educación y Formación, Trabajo Comunitario, Estudios Sociales, Cultura, Derechos Humanos; Niñas, Niños, Adolescentes y Jóvenes; y Decenio de los Afrodescendientes.

Por otra parte, la investigadora Aries Morales declaró que “si ARAAC no tiene un trabajo interno, desde y con las comunidades, no puede lograr una efectiva lucha contra el racismo, porque si el pueblo no tiene conciencia de trabajo desde la misma base, no se podrá avanzar. Articular es su nombre y es lo que da la seguridad de posibilidades”.

Con esta premisa, fueron conformados los dos objetivos de trabajo de la Articulación de los Afrodescendientes: el diálogo con las instituciones cubanas, dentro de Cuba y para Cuba; y el trabajo con los medios masivos de comunicación. Estos puntos centrales de enfoque del trabajo de ARAAC tienen la esencia de luchar a nivel de país para crear una articulación cubana que contribuya al debate interno y lo conecte con los temas que ocupan el escenario internacional.

“Cuando hablamos de la urgencia por trabajar en Cuba, entendemos que la sociedad es una red de influencias y discriminaciones donde la misma persona puede, a la vez, discriminar y ser discriminada; por lo que es necesario un trabajo permanente de concientización porque los prejuicios están en todas partes. Pero la sociedad civil cubana está más consciente de esto y tiene formas de hacerse escuchar. El camino contra la discriminación es largo y en él hay dos cuestiones que no se pueden permitir: pararnos y cansarnos”, afirmó la investigadora Zuleica Romay.

En este sentido, ARAAC prioriza propuestas de trabajo educativas a nivel comunitario y académico, para dar a conocer a todos las herencias de los ancestros contraponiéndose a la historiografía clásica burguesa.

“Para estas acciones —explicó el antropólogo Fernández Robaina— tenemos proyectados cursos libres para realizar en las comunidades con las amas de casa, con las personas de la tercera edad. Pero también pensamos en cursos de postgrados que tengan un enfoque realmente nuevo. Hasta ahora, toda la historia que nos enseñan en la escuela es eurocéntrica por lo que no hacemos nada si empezamos a hablar de educación y seguimos con los mismos cánones establecidos, que son los que han sembrado el racismo”.

En esta apuesta por el debate y la construcción colectiva de pensamiento antirracista en la Isla, ARAAC ha organizado el curso “Pensar en Cuba. Nación, Cultura y Racialidad” que se desarrollará los próximos 9 y 10 de julio en la Biblioteca Nacional José Martí. Este evento estará dedicado a los intelectuales y poetas Aimé Césaire y Nicolás Guillén.

ARAAC considera que es importante distinguir entre discriminación y prejuicio para poder avanzar en la solución de los problemas. La discriminación es una acción dirigida al individuo, mientras que los prejuicios conforman ideas. Por lo que eliminar el prejuicio es algo que está muy unido a la vida.

“En los primeros años comienza el prejuicio en el tratamiento que le dan al niño, o por el que ve que le dan a los demás. Por eso, dentro del trabajo de ARAAC está una línea muy importante, que es la de educar y formar. Para esto, acompañaremos a las instituciones educativas en pos de que puedan trabajar de forma más amplia por la eliminación de los prejuicios. Estamos pensando en la necesidad de conocer más de África, del Caribe y de sus aportes en nuestra formación como pueblo”, explicó la profesora Lidia Torres, encargada de coordinar el eje de Educación y Formación.

Dentro del Festival del Caribe también se han incluido las propuestas de trabajo y estudio de ARAAC. Además, el próximo 6 de junio, la Biblioteca Nacional comenzará un curso dedicado a la historia de la afrodescendencia, además de que se preparan algunas charlas y ciclos de conferencias en las que diversos especialistas abordarán temas como la raza, dominación, esclavitud, la “caribeñidad”, y otros temas que permitan hacer una nueva relectura de la historia.

ARAAC, en su coordinación regional en América Latina y el Caribe, se define como una articulación de la sociedad civil “que exige a nuestros gobiernos compromiso institucional con nuestros derechos y demandas, donde estarán incorporados integrantes de gobiernos que han sido militantes afrodescendientes comprometidos, reivindicando nuestro derecho como ciudadanos y ciudadanas a participar en las estructuras de poder gubernamental”, según indica el Manifiesto de la organización.

La Articulación Regional Afrodescendiente de América Latina y el Caribe (ARAAC) constituyó su Capítulo Cubano en septiembre de 2012, cuando se debatieron principios, estrategias de trabajo, objetivos y estructuras del colectivo, así como propuestas concretas de acción en los contextos nacionales y de región, de conjunto con representantes de esta organización a nivel regional.

Paula Companioni

Tomado de La Jiribilla

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s