Denuncian racismo en el ambiente laboral en Cuba


congresoEspecial para Global Voices

La “Carta Abierta de la Cofradía de la Negritud a la Comisión Organizadora del XX Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba” (CTC), intentaba que la magna reunión sindicalista de Cuba, celebrado en La Habana del 20 al 22 de febrero, tomara en cuenta los prejuicios y actitudes racistas que se legitiman en el trabajo para desarrollar acciones a favor de la equidad racial.

En un documento firmado, los cofrades Tato Quiñones, Tomás Fernández Robaina y Norberto Mesa Carbonell denunciaron públicamente la existencia de la discriminación racial en el ambiente laboral en Cuba.

La Cofradía de la Negritud es un proyecto ciudadano de activismo social, y sus acciones se desarrollan fundamentalmente en La Habana, alrededor de las cuales se reúnen activistas, intelectuales, artistas y promotores culturales.

La Carta Abierta, con fecha del 17 de febrero de 2014, comienza citando a Fidel Castro:

¿Y cuáles son las batallas que debemos ganar y el orden en que las debemos ganar? La batalla contra el desempleo, la batalla por la elevación del nivel de vida de los que ganan salarios más bajos, la batalla por la rebaja del costo de la vida y una batalla de las más justas que hay que librar, una batalla en la cual es necesario hacer hincapié cada día más y que puedo llamarla la cuarta batalla, es porque se acabe la discriminación racial en los centros de trabajo, la batalla, repito, por poner fin a la discriminación en los centros de trabajo. La peor forma de discriminación racial es aquella que limita el acceso del cubano negro a las fuentes de trabajo.

Divulgada a través de listas de correos electrónicos, publicada en varios espacios digitales como Havana Times y el blog de esta autora, Negra cubana tenia que ser, la carta fue dirigida directamente a Ulises Guilarte de Nacimiento, presidente de la comisión organizadora del Congreso. El documento celebra la realización del evento a la vez que puntualiza:

…a nombre del que nos estamos dirigiendo a usted con el propósito de presentar públicamente, ante la entidad que usted preside, un reclamo referido a una cuestión que consideramos no debe dejar de ser tratada en la magna reunión de los trabajadores cubanos: la existencia de la discriminación racial en la esfera laboral…

Más adelante continúa:

Hoy, si se considera la situación existente en muchos centros laborales cubanos, y se la analiza bajo el concepto de discriminación racial establecido por la Convención de las Naciones Unidas para la eliminación de ese flagelo, y del Comunicado Sobre el Decenio de los Afrodescendientes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), de los que Cuba es parte signataria, y de manera particular en aquellos donde sus trabajadores disponen de estimables beneficios salariales y extrasalariales -Vg. las entidades del capital nacional y mixto vinculados al turismo y el comercio internacionales- resulta evidente que una apreciable parte de la realidad laboral denunciada por el líder de la Revolución en marzo de 1959, de alguna manera se ha reproducido en el escenario laboral de la Cuba de hoy. Pudiera decirse que no es lo mismo, pero es igual, dolorosamente.

No obstante, la Síntesis del Informe Central del XX Congreso de la CTC no incluye referencia alguna al tema.

No es la primera vez que la Cofradía de la Negritud se dirige a la CTC ante las diversas manifestaciones de discriminación racial en la esfera laboral. En septiembre del 2010 se dirigiría Secretariado Nacional de la organización:

Puede afirmarse que, durante los dos últimos decenios, las manifestaciones de discriminación racial han tenido clara presencia en el campo laboral, con una fuerte incidencia en la vida social cubana. Esto ha sucedido a la vista y con el conocimiento de la mayoría de los cubanos, sin que tal situación haya recibido la merecida condena y el enfrentamiento apropiado por parte de la Central de Trabajadores de Cuba, a pesar de que esta organización dispone de un relevante legado de lucha contra la discriminación racial en la Cuba anterior a 1959.

La Cofradía de la Negritud edita y distribuye el boletín “Desde La Ceiba” y realiza, de manera sistemática en La Habana, acciones y actividades en vista de la equidad racial, entre ellas recuperar acontecimientos que han sido escamoteados por la historiografía oficial.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s