Pequeños detalles que me recuerdan que vivo en Alemania y no en Cuba


SandrAlvarezenHamburgo

En Alemania los niños no lloran

Y no puede ser genético, pues vivo en una ciudad donde hay muchas personas procedentes de otros países, como Turquía, España o China y todos, absolutamente todos los niños con los que me he cruzado en la calle, no lloran ni lagrimean. Para mí eso es asombroso, pues en Cuba no solo lloran, sino que también se tiran por piso y les dan tremendas perretas.

No se si tenga que ver con la satisfacción de los niños por estos lares, pero solo he visto, en estos 17 meses que llevo acá, a dos mujeres amamantando en la calle. O sea, que tampoco lloran por hambre.

Tampoco sé si está relacionado con el nivel de los ruidos de Alemania, francamente bajos, pues en esta nación el claxon de una bicicleta es percibido como una sirena de un carro de bomberos. Me imagino que el llanto de un bebe sería equiparable a la explosión de un petardo.

Que no se me ocurra tocar a alguien y mucho menos ponerle el rostro para besarlo.

Nada de eso en esta tierra en la que la gente se saluda con un apretón de manos, a veces tan fuerte que puede dejarte adolorida.

En una oportunidad en la que viajaba en el metro un hombre aseado, educado y simpático, osó pasarle su mano a un nene por la cabeza, como forma de despedirse, luego de estar cruzando miradas, gestos y rostros con el infante durante todo el viaje. Pues el padre de la criatura fue contundente: batió su cabeza de derecha a izquierda y pronunció la sentencia: “Nicht anfassen”. El hombre, como era de esperar quedó en una pieza. Y yo en otra.

En Cuba no solo te plantan un beso en la mejilla, con la mayor sonoridad del universo, también te amasan y te abrazan. No es acoso, creo que tiene que ver con lo apretado que viajamos en los transportes públicos y la costumbre de mostrar nuestra alegría y hospitalidad con todo el cuerpo.

Los perros en Alemania no ladran ni muerden.

Dicen que los perros se parecen a sus dueños. El perro cubano es juguetón y se te acerca para olerte como si tu fueras su plato de comida. Son alegres y también mal portados, lo mismo se hacen pipí en tus zapatos, juegan con tus calcetines, que te quitan de la mano un pedazo de pan.

Un perro alemán, en cambio, es prudente, parece bien educado y aunque sea más grande que tú no te va a atacar. Es más, una le pasa por el lado y ellos hacen como que miran para otro lugar. Hasta diría que te minimizan, te ningunean.

Tampoco ladran y mucho menos se enredan a tus pies como para tumbarte. Decididamente tienen la formalidad y la compostura que a los cubanos nos falta.

Tengo que contenerme para no bailar con los MP3 que llevo en mi móvil.

Normalmente comienzo moviendo la cabeza, hasta que mis caderas y mis pies responden. Eso sucede cuando estoy en Cuba. En Alemania eso es cívicamente incorrecto. Entonces mi danza se restringe a mover afirmativamente la cabeza y aun así la gente me mira como si estuviera en el medio de un ataque de epilepsia.

En Cuba desayunamos, almorzamos, comemos, amamos, estudiamos y disfrutamos con música. La gente baila en la calle, mientras espera el transporte público y para demostrar nuestras aptitudes lo mismo escogemos una samba que un bolero… también una marcha nupcial.

Alemania es el país de la “Ruhe”, de la tranquilidad. De manera que no encuentras música ni en un bar, ni en un restaurante, ni en una plaza pública, a no ser que haya un evento dedicado especialmente a dicha manifestación artística.

Yo siempre he querido saber qué tipo de música se escucha en Alemania, pero me es imposible porque todos llevan audífonos puestos y a nadie se le ocurre poner los altavoces de sus celulares. Tampoco digo que tengan que hacerlo, pues ciertamente a veces en Cuba escuchas tanta música que no ha sido escogida por ti ¡que es un tormento!

Tengo que explicar a cada paso que Cuba no está en Sudamérica.

Los alemanes están convencidos de que Cuba está en Sudamérica. Es más, aseguran además que nuestro extenso continente americano se divide en lo que ellos llaman “América”, en clara referencia a los Estados Unidos de América, y Sudamérica.El Caribe entonces, según los alemanes, pertenece al planeta Marte.

Hay mucha confusión. En una oportunidad, una señora alemana me pregunto mientras viajábamos en un tren, que por qué yo hablaba castellano si en España no habían negros. Huelgan los comentarios

Pulblicado en Matador

11 comentarios en “Pequeños detalles que me recuerdan que vivo en Alemania y no en Cuba

  1. Muy interesante artículo. Las diferencias culturales siempre marcan. Y la información (eficiente o deficiente, bien intencionada o mal intencionada) hacen milagros. Yo vivo en Argentina. Una amiga mía cubana se casó con un argentino, cuando los amigos se enteraron, le dijeron “!Así que te casaste con una chica negra!”. En una ocasión al presentarme a una persona y decirle que era cubano, me dijo “!Qué bueno, un amigo que me va a dar muchas recetas de cocina de pescado!”, cuando le hablé de los frijoles negros y el puerco asado, me dijo, “¡Pero si viven en una isla!”, y me miró raro. Y bueno, es extensa la lista de gente que a los 5 minutos de conocerme me dicen que por qué no vivo en Cuba, que ellos con esas playas (la de los cayos que visitaron en sus vacaciones) serían los mas felices del mundo, y que no entienden por qué hay quién habla de escasez de comida si ellos saben (porque ellos si saben) bien que en el trópico la tierra es fértil y se da todo en abundancia. Y por último, sobre el baile: yo –como casi todos los cubanos– bailo y me gusta. Pero lo me gusta hacerlo cuando quiero. Pero muchos pretenden que cada vez que hay una reunión de amigos tenga que mostrarles cómo bailo, y la verdad es que me hacen sentir animal de zoo. Diferente, y muy, es que en nuestras fiestas –a diferencia de las de los argentinos– siempre terminamos bailando, eso está bueno. Experiencias de vida.

    Me gusta

  2. Las costumbres han cambiado. Yo nací en el 1965. Cuando era una niña, era normal que un anciano o una anciana se te acercaran en la calle para acariciarte el pelo o la mejilla y a regalarte un poquito de chocolate o una manzana. Tal vez también depende del sitio donde vive una.

    Me gusta

    1. Si, claro, quizas hayan cambiado, pero tambien creo que hay una linea general de costumbres que se mantienen, en dependencia del lugar. En Cuba, eso nunca ha cambiado, celebrar a los bebes, cargarlos, besuquearlos,. Me ha impactado mucho como tratan a los bebes aca. No digo que sea bueno ni malo, sino que es simplemente otra manera, impensable en otras culturas.

      Me gusta

  3. Yo,como que también vivo en Alemania tenía pensado hacer un comentario algo más amplio,analizando la cultura alemana y su rigurosidad y discipina,a partir de lo sucedido en el último mundial de fútbol de Brasil.Pues lo que ahí se vió puede ser perfecto ejemplo de las características culturales de estos paises tan representativos de los continentes en donde están situados.Lo sucedido en el mundial de Brasil daría para hablar larga y enjundiosamente del tema.Pero los que estén interesados a acercarse a todo lo que hizo cada pais en su preparación desde mucho tiempo antes que esa competición tuviera lugar,pueden buscar por si mismos la información en la internet.
    Prefiero entonces centrarme en mi pais.Usando un ejemplo de algo que sucede en Cuba,en contraposición con las tradiciones del comportamiento alemán.Simplemente me gustaría poner un ejemplo de algo que los alemanes no harían de ninguna manera:pensemos solamente en como los directivos deportivos (???) del INDER (institución que dirige todos los deportes en Cuba) están dejando que el nivel del voleibol se derrumbe estrepitosamente,y todo por mero rencor (?) a los jugadores que abandonaron la selección nacional buscando mejores perspectivas económicas,lo cual es lógico,legítimo y humano.Y cuando digo rencor,es porque no puedo encontrar ninguna otra explicacón para lo que está sucediendo.Ya sea por rencor,por mezclar concepto y costumbres de los que profesan determinada ideología o por la razón que sea,es Increible como no permiten que algunos de los mejores jugadores de este deporte,cubanos que juegan otras ligas,puedan regresar a vestir el uniforme del equipo nacional.No poniéndoles condiciones que les resulten adversas,sino sencillamente buscando los mejores estímulos posibles para que regresen.Como lo hacen todos los paises que además,contratan extrangeros de ser necesario.Al final y como bien se ve en el siguiente artículo:http://oncubamagazine.com/deportes/cuba-y-el-voly-femenino-podemos-exigir/,quien pierde es Cuba y su equipo nacional,sus jugadores y el pueblo cubano.Al final el equipo que se debilita y obtiene pésimos resultados es el cubano.Y eso estoy seguro que los alemanes no lo harían.Los alemanes nunca irían,por mera obstinación,en contra de ellos mismos.

    Me gusta

      1. Gracias por tu comentario y el enlace. Tienes toda la razon. Sabes que en nuestra tierra somos especialistas en botar el sofa. Ya no somos la potencia mundial deportiva que eramos antes, ni por asomooooo. Abrazos

        Me gusta

        1. Pues me duele que ambos tengamos la razón.No te imaginas cuanto me duele.Se que muchas de las cosas que escribo aquí,las que publicas y las que mejor no,pudieran parecer muy duras.Pero las escribo a modo de exorcismo.Ritual este que intenta liberarme de un dolor profundo e inmenso.Hasta el día que me aburra-ya he pensado en ello- o ya ni tenga tiempo,y me olvide de una buena vez de Cuba y pase de todo lo que allá sucede.Porque la verdad ya no entiendo que quieren y a dónde nos quieren llevar estas personas que nos gobiernan.No entiendo por qué tiene que ser tan duro el precio a pagar por haber abrazado una mera utopía.Tampoco entiendo cómo estas personas que nos gobiernan y quieren hacernos creer que su modelo es el más justo y correcto,provocan que casi todo en nuestro pais sea tan ineficiente,que tantas cosas y logros se derrumben en pedazos.Porque estos fracasos y esos desórdenes no se quedan en Cuba.Todo está en la internet.Y al final los únicos que osan adoptar-o dejarse imponer- nuestro sistema,son aquellos cuya población (o gran parte de ella) tiene tal nivel cultural,que un presidente puede pararse delante de ellos y decirles que se le ha aparecido (dos veces,esto muy importante) un pajarito,que en realidad es el espíritu del presidente anterior.En fin.El trauma es mucho,es profundo y afecta demasiado.Al final no van a dejar otra salida que olvidar,o pasar olímpicamente de ellos.Que hundan el pais;nosotros miramos.

          Me gusta

        2. Ahí te dejo los magníficos resultados de nuestro glorioso equipo al cual antes,las potencias europeas de ese deporte les resultaba muy difícil derrotar.3-0 contra Perú.

          Me gusta

  4. No hace falta irse tan lejos. Hace algunos años estaba en Guayana Francesa, con un grupo de amigos de Cuba. Fuimos a un restaurant y la señora que nos atendía (que además era la dueña) nos preguntó si éramos españoles. Le respondimos que éramos cubanos. Su cara reflejó su incredulidad y nos dijo que eso era imposible. Le preguntamos por qué y nos dijo que porque nosotros éramos blancos y que en Cuba todos eran negros. Entonces, le pregunté: “¿usted conoce a alguien de Cuba?” La señora parecía buscar en su memoria, cuando volví a la carga: “usted sabe quién es Fidel Castro?” “Sí, claro, Fidel Castro!”, exclamó. “¿Y Fidel Castro es negro?” -“No – Y entonces usted pensaba que Cuba era un país de negros gobernados por un blanco?”

    Me gusta

    1. “No – Y entonces usted pensaba que Cuba era un país de negros gobernados por un blanco?”Jojojo…Se la pusiste buena jeje.El problema es que mucha gente
      supone que la mayoría de los cubanos son negros.Lo cual es un error.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s