Los mártires del 27 de noviembre son trece no ocho


iremes
Procesión del 2010

No tengo ninguna duda de que la historia es un arma de poder y por tanto marcadamente racista y elitista. Eso explica que ni siquiera en la ECURED aparezcan mencionados los cinco jóvenes abakuás que murieron un día como hoy, al realizar una protesta armada para defender a los ocho estudiantes de Medicina, dado que uno de ellos era cofrade.

Los jóvenes negros tenían entre de entre 14 y 22 años, fueron ultimados a bayonetazos y tiros y hasta el día  de hoy no se conocen sus nombres. Sin embargo, el reconocido percusionista Gregorio Hernández, más conocido por “El Goyo”, nos dejó como legado, la inscripción en la memoria popular de la participación de los jóvenes negros en este suceso.

A él debemos la tarja y la singular procesión, a ritmo de tambores e iremes, que cada 27 de noviembre intenta (paralelamente a la conmemoración oficial y que en 2012 no se pudo realizar) ir desde la ceiba de Morro y Colón hasta La Punta.

 

 

 

5 comentarios en “Los mártires del 27 de noviembre son trece no ocho

  1. Los mismos que hicieron esfuerzos titanicos por borrar la masacre de 1912, el estudio, la persistencia y dedicacion de muchos companeros abnegados, no ha permitido que muera, que surja con fuerza y luz propia para completar nuestra historia. Este y otros muchos hechos historicos olvidados, afloraran, tendran sus tarjas, monumentos, en la misma medida que no cejemos, no nos cansemos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s