Hédel Nuñez: mentes y software libre para Cuba


Foto cortesía Hédel Nuñez
Foto cortesía Hédel Nuñez

El amor lo situó hace 4 años en un pequeño pueblo checo en los campos de Pilsen, pero Hédel Nuñez Bolívar se declara “cubano, habanero de nacimiento y de carnet de identidad, y con el corazón en cualquier rincón de Cuba”. Hédel, informático de profesión, se crió entre los barrios capitalinos de Lawton, Alamar, Playa, Vedado y el Reparto Eléctrico.

Aunque alejado de su Cuba natal, Hédel pone su granito de arena para dar a conocer su país en este rincón de Europa: “Hacemos conversatorios sobre Cuba cada vez que podemos pues mi esposa es maestra y llevamos a su escuela el tema. No tocamos la política, hablamos de la naturaleza, la cultura, la cocina, la música, etc. El año pasado el propio embajador vino a acompañarnos en una de esas actividades”.

Es inevitable para los cubanos hablar de política y sobre eso nos dice: “No estoy a favor ni en contra del sistema político en Cuba. Me opongo a lo que me parece mal, aplaudo lo que considero correcto. Creo que nuestro país necesita cambios en todos los aspectos, pero antes que nada, conservar los valores sociales que se han alcanzado. No digo que sea comunismo o capitalismo la sociedad que se necesita, me importa poco cual sea el nombre, lo que me importa es que sea un sistema que satisfaga las necesidades del cubano. Como cualquier cubano medio, tengo familiares y amigos militantes del PCC y en Miami. Lo mismo me puedes encontrar criticando el periódico Granma que con un lazo amarillo puesto por la causa de los 5 agentes cubanos”.

Soñando con hacer algo más por Cuba
Como desarrollador de software sueña con poder hacer algo desde Cuba: “Sería necesario que en Cuba, en vez de existir una lista con las actividades permitidas para los cuentapropistas o pequeños empresarios, lo hicieran al revés: una lista con lo NO permitido”.

“Dejar al cubano desarrollar su imaginación, emprender negocios, mientras no viole los principios elementales. Ahora mismo hay muchos colegas míos trabajando encubiertamente para empresas extranjeras. No tienen protección legal, andan inventando para poder conectarse a Internet y además, por hacerlo de forma sumergida, no pagan impuestos. Si el Estado cubano pusiera los pies en la tierra, diera oportunidades a esos profesionales para que tuvieran un respaldo legal, recaudaría los respectivos impuestos. Quisiera también que se le diera más respaldo a los proyectos de software libre. En Cuba se habla mucho de software libre, su importancia, su necesidad, pero se materializa muy poco. Como ejemplo puedo citar el proyecto Nova. Se trata de una distribución de Linux creada en la UCI para, supuestamente, satisfacer las necesidades del país. Sin embargo, no tiene una página en Internet, no se puede descargar de ningún lado… y en el siglo XXI, ¿cómo es posible tener un producto de software que no tenga presencia en Internet? Y en este caso de software libre ¿sin una comunidad que lo respalde?”.

“Creo que se ha cometido un gran error al permitir fundar el negocio propio con una lista limitada de actividades y dejar fuera al sector de los profesionales. Esto que yo hago aquí lo podría hacer perfectamente desde la Isla si las leyes allí me lo permitieran, pagaría mis impuestos en Cuba y tendría mi cuenta bancaria en un banco cubano, recibiendo allí todas mis ganancias, que al final, sería dinero que entraría al país. Sé del embargo, de las limitaciones de transacciones financieras desde y hacia Cuba, pero creo que en el país se pueden dar pasos muy grandes que no dependen de agentes externos. Estos potenciarían el desarrollo de muchos profesionales cubanos y resultaría en una aportación económica de importantes dimensiones para el país”.

Consejos a los emigrantes cubanos
Entre los consejos para gente de la Isla que está pensando emprender fuera de Cuba, Hédel considera que primero estaría: ¡Estudiar el capitalismo! para evitarse sorpresas indeseables. Segundo, dominar el idioma del país donde se vive. Y el tercero está dirigido a las autoridades cubanas: “que faciliten el desarrollo de los profesionales en Cuba para que no tengan la necesidad montar un negocio fuera de nuestras fronteras”.

Después de haber estudiado y trabajado en la Universidad de Ciencias Informáticas, entre otros centros en Cuba, este ingeniero se lanzó a crear su propia empresa en Europa con todos los riesgos que eso supone: “Cuando comencé a trabajar el tema del desarrollo de software fuera de Cuba, me di cuenta que el mundo tecnológico, en cuanto a software y servicios, está en una dimensión muy distinta a lo que tenemos en la Isla.

En esto influye mucho, no sólo el acceso a nuevas tecnologías e Internet, sino la falta de tantos servicios telemáticos que no se utilizan o que tienen muy baja penetración en Cuba. El mundo del desarrollo de software, real, es muchísimo más rico de lo que me imaginaba”, precisa Hédel, quien también es videasta, fotógrafo, buzo y amante de la naturaleza.

HEDMON es el nombre de la empresa familiar que creó y es el resultado de la combinación de su nombre y el de Monika, la mujer que le hizo torcer el rumbo de su vida hacia la fría Europa. Entre los dos se distribuyen las funciones. Ella, más apegada a las relaciones públicas, en especial con los clientes checos; él, en el ambiente más técnico.

Cuando le pregunto por qué debo contratar sus servicios y no otros habiendo tanta competencia en ese sector, me espeta: “En nuestro caso, ofrecemos precios realmente competitivos. Gracias al teletrabajo tengo contactos con otros colegas y nos ayudamos mutuamente. Funcionamos algo así como una cooperativa: a veces un diseñador de España me pide que lo ayude con una web, otras veces trabajo con un programador de Rusia, y así … Cuando uno se inserta en las comunidades de software libre conoce a muchas personas buenas, tanto en lo profesional como en lo humano, y de esa manera puede abaratarse el producto”.

Publicado en elToque.com

el-toque-109x40-cuba

2 comentarios en “Hédel Nuñez: mentes y software libre para Cuba

  1. Es muy interesante, no conocia el concepto de software libre. En el caso de algunas profesiones, como esa, el hecho de una apertura en el sector privado ayudaria bastante a nivel social. De cualquier manera habria que pensar que eventualmente se haran cargo de la automatizacion de la Industria, que esta en un grado deplorable en este momento. Pero para eso todas las mentes tienen que enfocarse en recuperar tantos annos de atraso economico, en lugar de coquetear con la cuestion de la transformacion del sistema social, que es ya un hecho indetenible.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s