La danza en la religión afrocubana Regla de Ocha-Ifá (+vídeo)


10548511595_864beb5b75_z
Imagen de Ben Kucinski

Uno de los legados fundamentales de Cuba a la cultura universal ha sido la música y consiguientemente la danza. Por ello comenzaremos esta serie de trabajos con las expresiones musicales y danzarias que tienen lugar dentro del ámbito de la Regla de Ocha-Ifá o Santería, una religión afrocubana de trascendencia no solo espiritual sino además portadora de tradiciones y costumbres definitorias en la identidad nacional.

Tomaremos como base materiales audiovisuales que han sido compartidos en las redes sociales y que muestran la riqueza de las culturas afro-cubanas. A partir de ahí, abordaremos algunos elementos de las deidades que los bailes representan, así como de la cosmología que está en su base.

Que sepamos, no existe estudio en Cuba que muestre el número de personas que participan de religiones de origen africano, sin embargo sí puede afirmarse que los conocimientos a ellas asociadas son de dominio público y van de generación en generación, por lo que no hay que ser practicante para legitimarlas.

Específicamente, el antecedente principal de lo que hoy se denomina Regla de Ocha-Ifá llegó a la isla, como a otros sitios del continente, con las personas esclavizadas de etnia yoruba, procedentes de Nigeria fundamentalmente. Las propias condiciones de esclavitud impusieron el sincretismo como estrategia de resistencia, de manera que en dicho sistema conviven ideas del catolicismo junto a las yorubas.

Tendríamos que decir entonces que lo que hoy tenemos en Cuba dejó de ser una religión africana para convertirse propiamente en cubana, en algún sentido hermana de otras presentes en el continente, como la brasileña de similar origen, que sin duda han enriquecido su núcleo yoruba. Así lo explica Lázara Menéndez en su trabajo Kinkamaché to gbogbo oricha:

La santería le brinda al sujeto la posibilidad de una constante, flexible y dialogada interacción con lo sagrado; a nivel individual o en el reducido entorno de la familia ritual, la Regla Ocha-Ifá le permite al individuo estar en estrecha relación con la recreación y reconstrucción del legado que se asume como tradicional, estar en contacto con herencias culturales disímiles que coexisten y confluyen en la práctica y favorecen la voluntad de asumir premeditadamente un cambio.

Una parte importante de la Santería es el culto a los Orishas a través de las comidas, la música, los bailes, etc. Esto último es lo que posiblemente le otorga la mayor visibilidad a esta religión, de manera que las personas no practicantes se quedan interesadas ante un espectáculo de esta naturaleza.

Les compartimos un video introductorio, para ir entrando en caliente, en el cual podrá verse la caracterización de algunas de esas deidades en términos de vestimenta, ornamentos, la música a ellos asociadas, así como la danza con la cual se les rinde tributo.

La bailarina cubana Yusimí Moya Rodríguez, del Conjunto Folclórico Nacional realiza un paseo en su canal de YouTube por las deidades más conocidas del panteón yoruba: Eleggua, Oggún, Oshosi, Yemayá, Oshún, Oyá, Shangó y Obatalá.

¡Que lo disfruten! ¡Ashé!

Publicado en Global Voices

*Este artículo comienza una serie sobre expresiones musicales y danzarias cubanas, y forma parte también de una serie sobre las herencias africanas en América Latina.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s