El Papa Francisco y las peticiones de la diáspora cubana


La próxima visita del Papa Francisco a Cuba será la tercera en los últimos 25 años de un jefe de Estado del Vaticano y para los cubanos que viven fuera de la Isla, sean creyentes o no, este es también un momento especial.

Al igual que los residentes en la isla, quienes están fuera de ella tienen diversas expectativas con la visita del Sumo Pontífice a La Habana y sobre el rol del jefe de Estado del Vaticano en el acercamiento entre los dos gobiernos, teniendo en cuenta además el peso que tiene la Iglesia Católica, por encima de otras diría yo, en la sociedad cubana y sobre todo en el contexto político de la isla.

“Nunca antes en la historia del Vaticano, un Sumo Pontífice se interesó y preocupó por resolver un problema tan importante, y de tan larga duración”, reconoce el etnólogo cubano Fernando Calderón quien reside en Río de Janeiro.

Yohan González es un joven católico residente en Madrid quien ve en esta visita una posibilidad para que el Papa Francisco influencie en que el “Estado pueda de una vez y por todas desarrollar políticas de democracia inclusiva y participativa”.

“Francisco ha venido a darle una cara más humana a la iglesia, que se había convertido en una institución cerrada y elitista al máximo. Segundo, para católicos con una visión más progresista del mundo, él ha sido un milagro, al darnos prueba de que aún tenemos cabida dentro de la iglesia, aun teniendo ideas diferentes en cuanto a temas como la homosexualidad, el divorcio, la ciencia,” precisa la médico Romy Aranguiz también católica y residente en La Florida, quien emigró hace más de una década y que desea sobremanera viajar a Cuba durante la visita del Papa.

CO6oLstVEAA2N8R
Imagen tomada de Tw

No obstante, junto a los deseos se unen demandas y preocupaciones con la visita del Papa a Cuba. Una de esas preocupaciones es la supuesta demora aún mayor de la aprobación del nuevo Código de Familia (que como aspecto novedoso incluye el reconocimiento de la unión civil entre personas del mismo sexo) como gesto hacia la jerarquía católica, de probada postura anti-matrimonio igualitario.

“Que brinde amparo y lo exija, porque eso es lo que sienten jóvenes amigos por su condición de raza, preferencia sexual o identidad de género o por su incapacidad para sobrevivir por sus propios medios físicos o financieros”. Es la petición de Manuel Iglesias, reconocido editor de cine cubano, residente en La Florida.

Pero también surgen preocupaciones acerca de las consecuencias de las medidas económicas que se están tomando en la isla. Las cuales, de no implementarse políticas públicas, podrían fomentar la desigualdad:

“Muchos grupos en Cuba necesitan de toda la atención del gobierno; los ancianos, las víctimas de desastres naturales, los enfermos, para mencionar los más afectados. Que no se abandone a esos grupos, vengan los cambios que vengan, que tendrán irremediablemente que venir. Que el bienestar de nuestro pueblo sea siempre la prioridad, por encima de valores ideológicos o de intereses políticos y económicos. Garantizar y proteger esos puntos sería su mejor legado. Si El Papa puede de alguna manera al menos hacer llegar ese mensaje a Raúl Castro, sería grandioso”, declara Aranguiz.

Del otro lado, tenemos las demandas que líderes no católicos le realizan al Papa en el terreno de las relaciones entre las diversas religiones. El cubano-americano Ernesto Pichardo, presidente de la Iglesia Lukumi Babalu Aye en los Estados Unidos considera que el Papa debe “rendir disculpa por los crímenes en contra de la humanidad cometidos por la iglesia colonial y por sus errores políticos hasta el presente; imponer un respeto a la dignidad e identidad de la religión Lucumí/Yoruba, y parar la continuidad de blasfemia en contra de nuestra religión por parte del clero católico”.

“Mediar significativamente entre gobierno y la oposición interna con el fin de cualquier futuro cambio, este sea realizado de forma pacífica y sin odio en los corazones de ambas las partes. Su carácter y seriedad demostrada hasta ahora con relación a los grandes problemas del mundo, nos hace acreditar que esta visita será algo más que religiosa para el pueblo cubano”, concluye Calderón.

Publicado en El Toque

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s