Por cuenta propia


La creatividad en Cuba responde a lo difícil que puede hacerse la vida en la isla. Por esa razón los cubanos y cubanas subsisten por propia cuenta.

La escasez y la no existencia son las madres de la capacidad de invención que tienen los cubanos. Confirmando que si, que la necesidad hace parir… Por otra parte, la falta de determinados servicios a pesar de la irrupción de los negocios privados en esta esfera, presenta un terreno fácil para que aparezcan nuevas oportunidades de empleo.

A dichas maneras de emplearse, todas autogestionadas, les he llamado: “por propia cuenta”. No solo porque algunos de estas ocupaciones permanecen al margen de las normas jurídicas del país, y por tanto no son reconocidas legalmente como empleos, sino también porque resultan soluciones geniales a problemas cotidianos, esos que nos hacen palidecer cada día en la isla.

El primero de estos trabajos lo descubrí en una parada de guagua, en mi segundo día durante la visita más reciente a Cuba. Justo cuando pedí el último en la cola de la ruta 69. Una señora de unos sesenta y algo se me acerca entonces para ofrecerme “cambio 80 por un peso”. Con mi aletargado pensamiento, amaestrado por un año en Alemania, me costó entender que se trataba de una especie de banco, donde su ganancia era de 20 centavos, pero la mía de cuarenta. Sí, porque mucha gente da un peso como pago del transporte público cuando deberían ser 40 centavos. Los 60 restantes se queda quién-nadie-sabe con ellos. Noté entonces la rapidez, con la cual esta mujer sacaba de su jabita de nylon la torre de cuatro pesetas previamente organizada. Eso se llama eficiencia.

Otra cubana, ex-maestra de la escuela primaria que queda al lado de su casa, se gana la vida calentando almuerzos en un microwave casero. Negocio rotundo y sin precedentes. Cada día las madres, cuando llevan a sus hijos e hijas al colegio, le entregan los pozuelos con el almuerzo. El mes cuesta dos cucs o su equivalente en moneda nacional. “A mí me resuelve tremendo problema”; pues le puedo poner a la niña una mayor variedad de alimentos, no es lo mismo comerse unos frijoles tiesos que calientes. Además la comida es guardada en el refrigerador, sé que estará intacta cuando Reina se la coma. Así logro también que mi hija almuerce, lo cual para mí es lo más importante”, opina una de las mamás que, sin pensárselo, ahorra ese dinero como puede. Sin comentarios.

Lo último y no menos impresionante son los baños públicos, aunque privados, que ya existen en la ciudad. Se trata de locales arrendados al estado, en los cuales sí hay agua, sí hay papel sanitario, sí están limpios, sí te tratan bien, y hasta tienen un precio “justo” depende la urgencia que se tenga. La imagen habla por sí sola.

Servicios creativos que cubren necesidades actuales de la sociedad cubana, eso es lo que necesitamos. Gente que se quiere ganar la vida haciéndonos la nuestra más ligera. ¡Bienvenidas sean están ocupaciones!

Publicado en eltoque.com

3 comentarios en “Por cuenta propia

  1. Hola Sandra,

    Espero que estes pasando un buen verano.

    Muchos amigos me dicen que no me ven en el diccionario de Afrocubanas, sin embargo me invitaste entre las primeras y se que me pusiste.

    Podrias mirar y actualizar mi pagina, quizas ponerme entre las actrices, no se… por favor?

    Un beso y mil gracias de antemano.

    Coralia Rodr??guez, com??dienne conteuse cubaine http://www.coralia-rodriguez.com Management Lo??c Bonnavia, Cie Caf??-Cr??me: http://www.cie-cafe-creme.fr

    ________________________________

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s