Afro-reparaciones


Los Estados del Caribe piden justicia e indemnización. A través del CARICOM, vienen planteando oficialmente desde del 2013, que quienes participaron de la colonización de los territorios isleños deben resarcir los daños que produjeron la esclavitud, el exterminio de las poblaciones originarias y el saqueo de esas naciones.

La petición fue presentada por los 15 Estados miembros de la Comunidad del Caribe y el Mercado Común, estos son: Antigua y Barbuda, Barbados, Belice, Guyana, Jamaica, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam, las Bahamas, Dominica, Granada, Haití, Montserrat, Saint Kitts y Nevis y Trinidad y Tobago. Con este objetivo crearon y aprobaron la creación de la Comisión de Reparación CARICOM (CRC), nos informa Telesur.

Cuba, al no ser miembro del CARICOM, no participa de este movimiento. No obstante, como activista, reconozco el valor de la propuesta e intento enmarcarlo en el contexto de las tierras que fueron colonizadas por España.

Al analizar la relación de España con las tierras que pretendió someter, se vislumbra aún un pensamiento colonizador y más que eso, un orgullo por haber devastado un continente incluida la casi desaparición de ciertas poblaciones originarias.

Los aún existentes mausoleos dedicados a la conquista dan cuenta de ello. Cuando estuve en Madrid pude visitar el que recuerda la masacre que tuvo lugar en lo que hoy conocemos como América Latina: en un concurrido sitio de la capital española se levanta tan ignominioso complejo arquitectónico y ni siquiera hay una placa que revele la naturaleza real de los acontecimientos. Al mismo tiempo, un acontecimiento relativamente reciente revela el poco interés de España de reparar por los daños causados con la conquista. En noviembre del 2015, al ser hallado en aguas colombianas el galeón español San José, la nación europea pidió a la sudamericana todos los detalles del hallazgo con la finalidad de reclamar el pecio.

El barco cuya construcción data de 1698, zarpó de las costas panameñas en 1708 y fue atacado por piratas ingleses, lo que provocó su hundimiento en las inmediaciones de la isla de Barú, Colombia. El mismo llevaba un cargamento de 11 millones de monedas de oro y plata, fue hallado el pasado 27 de noviembre.

Más allá del debate legal sobre este asunto, que intenta dilucidar a quién corresponde el botín que se encuentra cerca de Cartagena, la autoridad moral del gobierno español para reclamarlo, en mi opinión es nula. Olvida el rol histórico de dicha nación en el saqueo y el exterminio, cuyas consecuencias son aún palpables.

Ciento y pico de años después las personas negras estamos aún bregando con las consecuencias de la esclavitud y las poblaciones originarias intentan preservar sus territorios y salvaguardar su patrimonio ancestral. En este sentido, las reparaciones, aunque difíciles de implementar, vendrían a ser una manera de responsabilizar a las antiguas metrópolis con el desarrollo de las naciones que colonizaron.

Un comentario en “Afro-reparaciones

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s