Por qué ponerse una peluca afro es un acto racista


Hace unos días andaba buscando la foto de un “afro”, lo que en mi Cuba ochentera se llama “Espendrú”, para añadirlo como imagen destacada a un texto en este espacio digital. No es la primera búsqueda que hago de una imagen de este tipo, por lo que me dije: preparare Negracubana para ver caras blancas (sonrientes) con pelucas afros.

Así fue; el banco de fotos con el cual suelo trabajar, contiene numerosos cuerpos blancos (jóvenes, infantiles, mujeres y hombres) “adornados” con afros. Supongo que la carcajada dependerá de las dimensiones del pelo. Estos son algunos ejemplos del uso de esos costumes:

Foto: mob mob
Foto: Michelle MacPhearson
Foto: erik forsberg
Foto: erik forsberg

 

Las paradojas del mercado: inclusivo, en cuanto a orientación sexual, pero racista. Foto: Henrik Berger Jørgensen

Mi intención con este post es, entonces, compartirles las razones por las cuales creo que usar una peluca “afro” es un acto profundamente racista:

  1. Los cuerpos que usualmente llevan estas pelucas son blancos y, por lo general, la expresión facial es de diversión, lo cual entiendo como una burla. Posar para la foto se ha convertido en algo muy usual, no hay blanco que se ponga un afro que no se tome la respectiva instantánea… y luego la cuelga en cuanta red social exista.
  2. No he visto aún foto alguna de una persona negra con una de estas “inofensivas” pelucas. Los negros no tienen por qué disfrazarse de negros.
  3. Los blancos no se disfrazan de blancos sino, por ejemplo, de reyes (recuerdo ahora aquellas pelucas a lo Luis XIV).
  4. Es muy poco usual ver accesorios de este tipo, generalmente usadas en fiestas, que tomen una característica de otro grupo poblacional. En este caso, lo “risible” es la textura del pelo. Sin embargo, si existieran otros aditamentos -se me ocurre pensar que alguien pudiera hacer unos ojos achinados- esto también es racismo. Cualquier acto que lastime la dignidad e integridad de un ser humano lo es.
  5. Aún, e pleno siglo XIX, para muchas personas negras llevar el pelo natural los expone al racismo y la discriminación racial. Hay estudiantes que son conminados a “peinarse”, trenzarse el cabello o sencillamente cortarlo.
  6. El cabello afro natural se ha convertido, a lo largo del siglo pasado y del presente, en un símbolo de la lucha antirracista. Su uso, por parte de personas blancas, como simulación en el contexto de fiestas, celebraciones, etc. significa des-ligitimar y banalizar esa lucha.

Seguramente se me quedan algunas otras razones por mencionar … No obstante, la mesa está servida. ¡Debatamos pues!

Foto de portada: Sara Björk

MerkenMerkenMerkenMerken

3 comentarios en “Por qué ponerse una peluca afro es un acto racista

  1. Creo que hay una dosis de generalizacion excesiva en tu nota. La gente puede reirse por el placer carnavalesco de «ser (o al menos parecer) otro. He visto personas de piel oscura con pelucas rubias tipo afro y no me ha chocado. Creo que la intencionalidad (del que se disfraza y exhibe, del que ve) tiene un papel muy importante.

    Me gusta

    1. Seguramente tengas razón. Yo no interpelo las intenciones sino al acto como tal. Generalización aparte, me sigue pareciendo un acto racista. No me di cuenta de mi capacitismo hasta que una persona “discapacitada” o “neurodivergente” me llamó la atención por ello. Le juré que solo quería ayudar y me espetó que quería ayudar porque me creía superior. Fin de la discusión. Desde entonces me reviso.

      Me gusta

  2. Bueno, en este caso no coincidimos con el post, el que una persona se ponga una peluca con el pelo rizado o lacio me parece algo que va con la moda o con una imagen que quiere dar. Si una persona blanca hace algo así no lo considero un acto racista, antes que todo habría que pregunarle por qué lo hace, de seguro responderá que porque le gusta, por estar a la moda, entonces, si una persona blanca se hace un rasta ¿también es racista? Siguiendo esa lógica se pudiera sacar la conclusión de que las personas negras que se lacean el pelo o se ponen una peluca con pelo lacio y aún rubio son racistas ¿Es así? en la Cuba de los 70 y parte de los 80 muchos negros se dejaban el “espendrú” para estar a tono con el momento, no porque estuvieran protestando o reivindicando sus derechos, sino como una moda. Amiga Sandra, el racismo va mucho más allá de una peluca

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s