Cuba: Celebran la vida de afrocubanas y sus raíces


Por Lirians Gordillo Piña

Inés María Martiatu y Georgina Herrera son mujeres imprescindibles dentro del afrofeminismo contemporáneo cubano. Artistas y activistas más jóvenes reconocen en ellas y otras antecesoras un legado vivo que las impulsa.

El segundo festival cultural NATUR-ARTE dedicó a las afrodescendientes cubanas su segunda jornada con conversatorios, exposiciones y conciertos. El evento dedicado a la cultura hip hop se realizó por segunda ocasión en La Habana del 4 al 6 de enero.

El panel Protagonista estuvo dedicado a recordar el legado intelectual, político y humano de Inés María Martiatu (1942-2013), mientras que la expo Bendiciones celebra la vida y poesía de la escritora Georgina Herrera.

Georgina Herrera

Licenciada en Historia, Inés María Martiatu incursionó en la crítica teatral, la narrativa, el ensayo, la investigación etnográfica y el activismo afrofeminista. En los últimos años llegó a tener un blog personal, donde compartía textos y reflexiones.

Sus más allegados la llamaban Lalita y para la mayoría fue una maestra, fuente de energía y cambio. Por eso la narradora y actriz Xiomara Calderón afirma que Martiatu “era y sigue siendo esencia, espiritualidad y vida”.

“Muchas cosas se podrían hablar sobre Lalita, como su empeño en la fundación de un grupo, que al final fue el Grupo Afrocubanas, cuyo objetivo central es visibilizar el aporte de las mujeres negras en todos los aspectos de la historia y cultura de nuestro país enriqueciendo la historiografía nacional con nuevas e interesantes investigaciones”, dijo durante el encuentro la también conocida escritora y afrofeminista Daysi Rubiera.

Por su compromiso y constante hacer, a Martiatu se le reconoce parte esencial de la lucha contra la discriminación racial y por la igualdad de género, en particular la reivindicación de las mujeres negras en Cuba.

“En sus libros profundizó mucho en el respeto a las mujeres negras y mestizas, hablando de su papel, de su dignidad y rol en la sociedad. Luchó contra los estereotipos que siguen reduciendo a las mujeres negras al sexo, al baile y el servicio doméstico”, dijo sobre Inés María la investigadora y activista Irene Esther Ruiz.
Promover conciencia de género y racial fue un sentido siempre presente en la biografía de la escritora. Martiatu compartió con los más jóvenes sus lecturas, anécdotas y cercanía con importantes artistas que defendían las raíces africanas y develaban las expresiones de racismo en la sociedad cubana como las realizadoras Gloria Rolando y Sara Gómez.

Para esta segunda edición de NATUR-ARTE Sahily Borrero, coordinadora del proyecto, se propuso hablar de las mujeres negras y mestizas no solo desde la cultura hip-hop -centro principal del evento cultural- sino también desde el intercambio de ideas y reflexiones que aprendió de su maestra y amiga.

“Todo lo que sé sobre género y racialidad, me lo enseñó Lalita. Ella sabía que no soy la más lectora y me contaba sus cuentos, sus experiencias y reflexiones. Conversaba siempre conmigo y así aprendí mucho”, recuerda Borrero.

La también fotógrafa colaboró con la artista de la plástica Nancy Cepero, la fotógrafa Zenaida Cordero y la estudiante norteamericana Zulay Holland en la creación de la expo Bendiciones. Todas se inspiraron en poemas de Georgina Herrera para conformar un discurso que desde la imagen gráfica y la plástica reverencia la sabiduría y la fuerza de la poeta cubana.

Tomado de SEMlac.

MerkenMerken

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s