El fetiche de las mujeres negras


Por 

Los cuerpos de las mujeres negras siempre han sido sometidos al white gaze (mirada blanca). Esta mirada blanca históricamente proviene de la esclavitud y de la colonización, que desde el inicio ha representado a los cuerpos negros como animales salvajes e hipersexuales; lo que se utilizó por ejemplo para justificar las violaciones de las mujeres negras y el linchamiento de los hombres negros durante la esclavitud y la post-esclavitud.En efecto, las mujeres negras eran vistas como personas que no podían controlar sus deseos sexuales; las típicas Jezebel al contrario de las mujeres blancas que eran vistas como vírgenes y santas. Violar a una mujer negra era casi como hacerle un favor y la mujer blanca siendo santa y pura tenía que ser protegida del hombre negro salvaje y de su pene enorme.

Hoy en día la mirada blanca no ha cambiado mucho con respecto a los cuerpos negros. Escribí en mi blog personal un artículo sobre mi experiencia con hombres blancos exotificadores que quieren probar con mujeres negras porque todavía sigue vivo el estereotipo de que la mujer negra es mejor en la cama, más salvaje y más caliente.

Esas son experiencias muy comunes y muy dolorosas que viven las mujeres negras en Occidente. En noviembre de 2016, la activista escritora afrofeminista francesa Mrs Roots les pidió a mujeres negras usuarias de Twitter que le contaran las frases exotificadoras que habían podido escuchar en la intimidad. Ella recibió muchos testimonios, cada uno mas indignante que el otro, pero que describen la experiencia de ser mujer negra en Occidente en lo que tiene que ver con las relaciones y el sexo. Aquí están algunas de las frases que esas mujeres escucharon:

  • Córrete en tu idioma, por favor.
  • No voy a mentir, ustedes las morenas son unas bestias en la cama, salvajes como leonas.
  • Tú hueles bien, en general las mujeres negras huelen mal.
  • Tengo una fantasía: quiero hacer dirty talk con una mujer negra, llamarla esclava y puta.
  • Me he negado a salir con este hombre y él me dijo: nadie os quiere a vosotras, no puedes tener tantas exigencias.

Esta fetichización de los cuerpos negros aparece también en la literatura, donde las mujeres negras son representadas a través de un prisma exotificador. Yo soy amante de la literatura erótica y desde hace poco, para evitar leer descripciones de los cuerpos negros con términos que pertenecen al campo léxico exotificador y especista (pantera, salvaje, leona, etcétera), decidí leer exclusivamente libros eróticos escritos por escritores negres.

Desafortunadamente hay pocos, especialmente en la literatura francófona porque nosotres les negres hemos sido desposeídos de nuestras narrativas, especialmente con las que tienen que ver con nuestra desnudez y apenas empezamos a reconquistarlas. Me encanta ver que hay cada vez más blogs, tumblrs y libros eróticos cuyo objetivo es descolonizar el erotismo. Así que os vengo a dar una pequeña lista de libros de erótica negra si vosotras también queréis descolonizar vuestra imaginación erótica.

  • Push the Button, de Feminista Jones

Feminista Jones es una feminista negra interseccional afroamericana. Ella escribió este libro para dar visibilidad a las personas negras que practican BDSM, ya que esas prácticas son vistas como cosa de blanques. Este libro es perfecto para gente como yo a quienes les gusta el sexo con mucha dosis de romanticismo (hasta demasiado).

 

  • Volcánicas: una antología del deseo, de Leonora Miano.

Leonora Miano es una escritora franco-camerunesa. Vale la pena leer cualquier de sus libros traducido al castellano. En este libro, Leonora Miano ha reunido a escritoras negras francófonas para que escriban cada una una historia corta sobre el sexo desde un punto de vista femenino. Las historias son maravillosas y tratan de temas diversos como la homosexualidad femenina en África y los abusos sexuales.

 

  • Primera Noche: una antología del deseo, de Leonora Miano.

En este libro Leonora ha juntado autores negros francófonos, sólo hombres. La temática es la primera vez, no sólo la perdida de la virginidad pero diversas primeras veces sexuales. Me pareció muy interesante. Leyendo estos dos libros me di cuenta que la manera de escribir sobre el sexo es muy diferente según los géneros. Y claro, me gusta más como lo hacen las mujeres.

 

  • Erotique noire/ Black Erotica, de Miriam Decosta Willis y Reginal Martins.

Compré este libro porque en el prefacio de unos de sus libros, Leonora Miano se refiere a él como uno de los primeros libros modernos de celebración de la sensualidad negra, escrito por y para les negres. Este libro me pareció bastante extraño porque no es una historia sino varios tipos de escritos que no están ligados los unos con los otros: poemas, extractos de libros, ensayos, letras, historias cortas… Pero si une consigue acostumbrarse a esta estructura, el libro es muy interesante.

Foto: Peter Grifoni

Tomado de Proyecto Kahlo

 es autora del blog voodoopussy.wordpress.com

3 comentarios en “El fetiche de las mujeres negras

  1. Solo quiero hacer una salvedad en lo que se plantea en este post, estamos de acuerdo con que es condenable toda discriminación contra una mujer por su color de piel y condenarla a ser por tal motivo un simple objeto sexual, ahora, aquí en Cuba la sexualidad se vive a plenitud, es algo que al cubano le sale por los poros, si una mujer es calificada como sexualmente atrayente y deseable eso lo que hace es elevarle la autoestima, al menos en Cuba se entiende así y se vive así.

    Me gusta

    1. Su criterio sobre cómo se vive la sexualidad en Cuba, es muy propia. Yo soy cubana y tengo una opinión muy diferente. Lamento mucho que existan mujeres cuya autoestima dependa de gustarle a los hombre, debería ser suficiente con gustarnos a nosotras mismas. Abrazos

      Me gusta

      1. Amiga Sandra, el ser humano es muy variado, exactamente, puede ser que existan mujeres a las que no les interese en lo absoluto ser atractivas para los hombres, que sus intereses sexuales no sean ellos o no tengan ninguno, eso hay que respetárselo pero yo vivo en Cuba, salgo, camino sus calles todos los días, oigo conversaciones de todo tipo, y lo que le afirmo es porque lo vivo día a día. Es famoso el piropo como algo muy cubano (que lamentablemente ha ido perdiendo su elegancia con el tiempo, aunque de vez en cuando se escuchan algunos ocurrentes e ingeniosos), la forma de caminar, de hablar, de bailar, de hacer música, de hacer humor, en todos esos aspectos siempre está en menor o mayor medida implícito lo sexual, lo picarezco, el doble sentido, y no puede verse como algo negativo, sino como parte de nuestra cultura, de nuestra identidad, siempre y cuando se haga con respeto y sin caer en vulgaridades u obscenidades.

        Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s