Por mi grandísima culpa (de ser vegetariana)

Hace ya tres años decidí dejar de comer carne roja y mariscos. Hace 9 meses que tampoco pruebo el pescado. Hace mes y medio que no ingiero producto lácteo alguno. Cada viaje a la isla se vuelve entonces una doble travesía, la inherente de volver a la tierra y la de poderme llevar algo aSigue leyendo «Por mi grandísima culpa (de ser vegetariana)»