BC presenta a Alejo3399

alejo

Especial para BloggersCuba

Alejo3399, a pesar de ser un tipo numérico por definición, tiene una relación de amor-odio con el código binario. El bloguea desde la ceguera más absoluta y con mutismo responde los  numerosos comentarios que en su blog dejan fanáticos y detractores.

Podría ser considerado como un “escribidor” incómodo (considerando también la incomodidad de hacerlo sin conexión), sin embargo hay quienes confiesan que si tuvieran que gastar la última gotica de tinta de la impresora lo harían.

Pero lo cierto es que para esta (también) escribidora leer a Alejo3399 significa, además de retozo, una solución práctica para los problemas de la vida cotidiana. Porque al fin y sobre todas las cosas Alejo3399 es VIDA… y a partir de ahora miembro de la tropa BC:

En dos oraciones, ¿quién es Alejo3399?

Sigue leyendo “BC presenta a Alejo3399”

Soy una chica BC

BCDesde el 2008, soy una BC. Eso quiere decir que soy parte de un grupo de amigas, socios y cómplices… gente de a pie que gustaba lo mismo de hacer un dossier sobre un tema en cuestión como tomar birras juntos.

Nuestro sueños en aquel entonces eran:

Unir a todos los Bloggers cubanos que residan en la isla, se ha creado este Blog. El objetivo fundamental será reunir a la mayor cantidad de entusiastas de la Web que habitan en la mayor de las Antillas, además de fomentar el uso de las Redes Sociales, herramientas disponibles en la red y de vez en cuando reunirnos para expresar y compartir nuestras experiencias en nuestro trabajo como blogueros.

Hoy nuestras vidas han tomado rumbos diversos, no todos estamos ahora mismo en la Isla, pero seguimos viviendo por ella y para ella.
BloggerCuba está viva! Ahora con dominio nuevo, y un par de miembros de reciente incorporación, reproduciendo, re-pensándanos y sobre todo resistiendo  a los palos que la vida nos diera en algunos instantes.
En el complejo escenario que son las redes cubanas por estos días, BC sigue apostanto por ser un colectivo horizontal donde todos tienen cabida.
Acá no tenemos la varita mágica, sino que construimos colectivamente nuestra utopía