Habana, si supieras el dolor que siento cuando te canto…

Siempre he residido en la capital de Cuba y aunque mi cuerpo no esté ahora allá, vivo mi pequeña Habana desde que abro mis ojos cada día. Hace un par de meses le dediqué  «Y tenemos sabor», el programa que hago en radioflora.de. Todos los temas radiados en dicha emisión tienen a mi ciudad como pretexto; el resultado es un revolvimiento de entrañas, nostalgias y sensaciones. No podía ser de otro modo. Así celebro que le hayan designado como una de las siete ciudades maravillas mundiales.

Viajera: Hamburgo, con quien le fui infiel a La Habana

Fischmarkt en el puerto de Hamburgo, el mas famoso de todo Alemania
Fischmarkt en el puerto de Hamburgo, el más famoso de todo Alemania

Las ciudades que empiezan con H me persiguen. He vivido el La Habana y en Hannover. Sin embargo, dedico estas letras a Hamburgo, lugar que por ahora me enamora, y me ha hecho infiel a La Habana.

Desde que llegué a Alemania quise poner mis pies en la ciudad norteña, pero no fue hasta hace unas semanas que llegué a este puerto. Una mano y una vida me condujeron por aquellos lugares de obligada visita, aquellos que te hacen sentir que esta es una ciudad abierta al mundo, y también un lugar irreverente que burla los límites establecidos entre países.

Contrario a otras ciudades germanas, Hamburgo es políglota, diversa y disfruta de serlo. Mi estancia en ella, de tres días, me permitió vivir esa diversidad propia de las ciudades puertos. Dicen que por estar al norte su clima es lo único molesto pero la naturaleza quiso que yo la conociera soleada y calurosa.

Caminando por Hamburgo me pude sentir nuevamente en mi Habana; y allí descubrí que Alemania también puede ser una tierra extraordinariamente colorida y multirrítmica. Una importante celebración de la comunidad portuguesa asentada en la ciudad me hizo colocarme de nuevo en vínculo con Iberoamérica.

Es sencillo, en Hamburgo lo diferente es la norma.

Esto es lo que mi lente pudo atrapar.

h6
Hamburgo, ciudad puerto.
h1
Ayuntamiento de Hamburgo, uno de los edificios más bellos de la ciudad. 

h2
Músicos en la calle alegran la ciudad. 
La Hamburgo política
La Hamburgo política. Ninguna persona es ilegal.

 

a Hamburgo tambien han llegado los "candador por el amor" lamentablemente
A Hamburgo también han llegado los «candados por el amor» lamentablemente.