¡Oye, se busca una negra como esta!

Por Yolanda Arroyo Pizarro

A lo largo de mi vida han sido muchas las conferencias y talleres que he tenido que dictar sobre autoestima e inteligencia emocional para grupos afrodiaspóricos. La mayoría de esas instancias van dirigidas a grupos de estudiantes entre las edades de 5 a 16 años que anhelan con fervor identificar hombres y mujeres afrodescendientes a quienes admirar y con quienes identificarse. Mujeres y hombres que desde la negritud hayan aportado a su país, a sus comunidades, al mundo entero. Algo así como una validación para asegurarnos de que las negras y los negros han tenido, tienen y tendrán valor, contrario a la creencia blanca patriarcal hegemónica. Y la palabra valor como sinónimo de valía y de valentía. Como apreciación y como bravura, ambas acepciones.

También he ofrecido charlas de este tipo a grupos más adultos, digamos a los mayores de 18 hasta los 100 años. Con ellos utilizo la misma ideología de la negritud como valor, pero con distinta técnica léxica, es decir, distinto vocabulario. A ellos les puedo dirigir una terminología más categórica, más directa, más atrevida, más transgresora. Utilizo, por ejemplo, las letras de las canciones del grupo de hip hop afrocubano, las Krudas Cubensi. El trabajo de sus vocalistas es un extraordinario ejemplo a seguir. Tanto su música, como sus interpretaciones, la puesta en escena de su acto de afrovisibilidad y su feminismo decolonial, se convierten en una gran lección de vida.

Tomemos como ejemplo este poema, que es a la vez, una de sus canciones que más disfruto. Se titula “Oye se busca”. Desde el inicio, la metáfora de la búsqueda puede ser aplicada a dos escenarios: el deseo de encontrar a “una negra como esta”, ya sea por el significado de querer encontrar a una fémina con esas características para emularla, o al acto de ofrecer una recompensa cuando se persigue a unx sujetx peligrosx. En él se cantan estos versos:

Odaymara Cuesta aka pasa Kruda 165 libras de negrura 

tatuajes en ambos brazos  

mohawk pasú, piel negra zulú.”

Desde que empezamos a escuchar, se establece una cantidad de masa en libras que equivale a “negrura”, a cuánto de negritud hay en el personaje/sujeto de la lírica. A todas luces este sujeto no es flaco, no es delgado, por lo tanto hay un exaltamiento que va en contra de los estándares de belleza que dictan la esbeltez y la flaquencia. Estamos hablando de una mujer gorda, con carnes, y que cada vez más necesitamos visibilizar en nuestra juventud. Una mujer que refleje otras cualidades que vayan más allá de su peso o de lo flaca que esté.

Este inicio o intro también deja claro que el personaje/sujeto tiene tatuajes y que su ascendencia genealógica lo localiza proveniente de una de las más eminentes etnias africanas: la zulu. Se nos habla de su cabello con textura pasú. Todos estos son elementos que permiten la apertura al diálogo sobre una cultura afrodescendiente cada vez más medular y pertinente.

El coro de la canción nos indica: “¡Oye, se busca una negra como esta! Oye, se busca pa’ empezar la fiesta. Que sea libre, cabrona, cimarrona…” Entonces, muy pronto nos encontramos con que el mensaje se convierte en conseguir mujeres que abiertamente se identifiquen con orgullo como “negras” y que además sean rebeldes, por ello el adjetivo “cimarrona”. Tan rebeldes, tan atrevidas, tan osadas que también sean dignas de ser llamadas “cabronas”. Recordemos que el diccionario define la palabra “cabrona” de esta manera: adj. coloq. Cuba y Méx.: Dicho de una persona: Experimentada y astuta. Así que en este caso, una negra cabrona es una negra astuta, experimentada, sabia, que conoce. Y hacia eso se dirige “la búsqueda”.

Más adelante, la lírica amplía lo que es necesario en la Negra (sujeto/personaje de la canción) que se busca: “me buscan por peleona/ por celebrar con yerba mora / por ser feliz, risueña y strona/ me buscan por revoltona, rapera, activista, amazona / me achacan peligro porque soy contagiosa /to’ el que me ve me escucha, se torna otra cosa. / Oye me buscan por grandiosa, por inconforme, / porque no voy a irme, ni a rendirme, ni a callarme, / ellos lo saben y me buscan, me buscan, me buscan / y no van a encontrarme.”

Foto: Elena Martínez

Si hasta el momento la letra parece transgredir, más adelante da un paso más allá en la travesía del atrevimiento, cuando de esta Negra (sujeto/personaje de la canción) se dice: “Me buscan por representar a Cuba, por ser Kruda/ por ser yoruba, por ser bruja”… Y nos damos cuenta que incluye más allá de la infracción geográfica, la trasgresión de fe al hablar sobre la creencia yoruba, es decir, la religión de orishas cubana que todavía al día de hoy es un tabú mencionarla y que en el Caribe es sinónimo de negritud. La Negra (sujeto/personaje de la canción) se canta incluso “sacerdotisa” de esta liturgia cuando de modo abierto y directo dice ser “bruja”.

Los siguientes versos trabajan directamente con la gran valía y la alta estima que posee el sujeto afrodescendiente de estos versos, cuando dice: “Oye, me buscan por única en mi especie,/ por ser lumbrera, amiga, amante tortillera, transgresora /boca dura, estilo, destreza se confiesa, de buena energía posesa /me buscan por ser esa la realness,negrura realeza, love for natureza, / me buscan porque esta negra siempre, siempre está puesta.”

Imposible dejar pasar la referencia a la inclusión del respeto a las sexualidades disidentes del colectivo LGBTQ, en el momento en que esa Negras digna de admirar, se autoproclama “amante tortillera”. Ser “tortillera” en muchos lugares de habla hispana en el mundo, es ser considerada mujer gay, mujer homosexual, es decir, lesbiana. Y este personaje de la lírica tiene tanto valor, es tan valerosa, que no teme decirlo a los cuatro vientos.

Finalmente, para cumplir el ciclo del ejercicio de identificación de alta autoestima, y gran inteligencia emocional, la canción concluye con contundencia: “Krudas: una negra como esta, campeona. ¡Campeona!”

Tomado de Afroféminas 

Foto: Fora do Eixo/Flickr

MerkenMerken

MerkenMerken

MerkenMerken

MerkenMerken

Krudxs Cubensi gana el Lucas al mejor video hip hop

El reconocido dúo de rap Krudxs Cubensi acaba de ganar el premio al mejor video clip en la categoría Hip Hop de los Lucas, con En el Solar, dedicado a la propia comunidad donde ellas viven y que siempre ha sido parte de su arte.

El tema de igual nombre es parte de Poderosxs, y puede ser adquirido en CD Baby. La música es Dj Jigüe y fue grabado en Emilio Records Studio.

En el solar, el video clip, fue dirigido por Victor Fabian Vinueza, producido en La Habana en el 2016 por Krudxs Cubensi y Astraea Lesbian Foundation. En el solar recibió además el galardón a la mejor edición.

Foto: Katrina Simpson

Ta’ loco: es que su abuelo, peleó con los mambises (+audio)

Hoy es 10 de Octubre, fecha que llevo inscrita hasta en mi carnet de identidad. Vivo en un municipio habanero de igual nombre como tributo al inicio de nuestras luchas independentistas, cuando Carlos Manuel de Céspedes liberó a las personas esclavizadas (dicen las «malas lenguas» que una docena porque el estaba francamente en quiebra) que eran partes de sus «bienes materiales». Eso fue en 1868, y así lo cuenta la historia oficial. Tal acción le ha servido para ser reconocido como «Padre de la Patria».

El año pasado en estas fechas, con la publicación de Diez de Octubre: Día del chiste racista en Cuba se produjo interesante debate en esta bitácora, donde afloraron diversas valoraciones acerca de la trascendencia del acto protagonizado por Céspedes en La Demaguaja.

Hoy salgo con una más de mis «excentricidades» como dice un lector (pero que para mí es muestra del pensamiento decolonial cada vez más generalizado), y decido compartir «Loco», tema del grupo cubano de rap Obsesión, donde desde la sátira se visibiliza la representación racializada y minoritaria de las personas negras y mestizas en la televisión cubana.

Acá les va el tema y la letra de «Loco». Disfrútenla.

Autor: Alexey Rodríguez Mola (.. el tipo este..)
Reinier Fumero Noriega (El Adverzario)
Intérpretes: .. el tipo este..
Voces: .. el tipo este.. y Magia

¿Ah tú crees que yo estoy loco?
Asere mira, asere mira.
Yo miro la televisión y digo ¿dónde?, ¿dónde estoy reflejado yo ahí?
¿Donde me veo yo ahí?, ¿dónde está por que yo no me…?
¿Qué cosa es eso?
Yo miro la televisión
Yo miro la televisión y digo:
Yo creo que le, que le faltan viandas al ajiaco que hablaba
Fernando Ortiz porque eh, ahora mismo yo digo bueno pero, pero…
Mira por ejemplo en la novela to’ el mundo es blanco.
Y cuando hay negro entonces es de esclavo o le dan un papelito
Mínimo ahí de…
Yo quisiera saber cuál es la próxima novela… ¿cuál es la próxima
Novela que van a reponer ahora?
¿La esclava Isaura o Sol de batey o?

No le hagan caso, no sabe lo que dice,
Es que su abuelo, peleó con los mambises.
Ta’ loco, ta’ loco, ta’ loco, ta’ loco.
No le hagan caso, no sabe lo que dice,
Es que su abuelo, peleó con los mambises.
Ta’ loco.
Son verda’, son verda’, son verda’, son verda’, son ver…

No, no, no y eso que estoy hablando na’ ma’de la novela.
Toy hablando de la novela na’ ma’, porque si empiezo a hablar aquí.
Que to’ los escritores, guionistas y directores de televisión
Saquen historias donde los, donde las personas negras sean protagonistas también Porque…
Protagonistas positivos, que ahora no vayan a meter, ahora…
Nosotro’ también somo’ cubano, loco
Y respiramo’, sentimo’ cogemo’ la guagua.
Eh, eh fuimo’ a Angola y somo’ médico, ingeniero, maestro,
¿Entiende? somo’ profesionale’ también.
Ta’ bueno ya de…
¿Tú me entiende?

No le hagan caso, no sabe lo que dice,
Es que su abuelo, peleó con los mambises.
Ta’ loco, ta’ loco, ta’ loco, ta’ loco.
No le hagan caso, no sabe lo que dice,
Es que su abuelo, peleó con los mambises.
Ta’ loco, ta’ loco, ta’ loco, ta’ loco.
Son verdad, son verdad, son verdad, son verdad, son ver…

Me dicen Cuba: «si dejo de rapear me muero»

Bárbaro el Urbano Vargas, rapero cubano
Bárbaro el Urbano Vargas, rapero cubano

A Bárbaro (el Urbano) Vargas le conocí hace 4 años durante una competición de Mcs que por el tiempo se celebraba en La Habana. Le vi varias veces además en el Pa’ rriba, evento que tomaba la cancha de baloncesto de 23 y C, una vez al mes, y que eran organizadas por la Agencia Cubana de Rap.

En aquel momento estaba por finalizar sus estudios universitarios y entre las personas seguidoras de la música rap era muy reconocido, sobre todo por la manera en que se apropiaba del escenario, por la frescura de sus líricas, la energía y el flow que le caracterizaba.

Ahora el joven rapero forma parte del catálogo de la Agencia Cubana de Rap. Su más reciente disco, y cuarto de ellos, La Barbarie constó con la colaboración de raperos cubanos de reconocido prestigio como Charlie Mucha Rima, Etian Brebaje Man y Anderson y en la producción musical destacan nombres como Dj Rafox, El Bi, Dj Lápiz y El Prófugo.

Acerca de cómo se desarrolla este multi-premiado Mcs su carrera profesional, dentro de un escenario musical cubano que aun no propicia suficientemente la inserción “cómoda” del rap, conversamos en esta entrevista.

¿Quién es Bárbaro (el Urbano) Vargas?

Bárbaro el Urbano Vargas no es más que un joven habanero nacido en el municipio de Marianao. Amante de la música en general, especialmente del rap. Hijo de Sol Ángel Galdós y Juan Agustín Vargas. Graduado de la carrera de diseño gráfico hace tres años y que se encuentra ejerciendo la profesión de rapero y diseñador, ¡tremenda combinación!

Sobre La Barbarie, si fueras un crítico de música, ¿qué aportes le verías y quisieras que la gente notara?

La Barbarie viene más por la parte técnica, la complejidad en las rimas y la perfección del estilo. El disco demuestra la madurez que se ha ido alcanzando durante todos estos años.

En Papel de Loco, tema que es parte de La Barbarie, declaras: “No tengo cómplices ni aliados, es decir estoy en guerra hasta con los que están de mi lado. La unión es utopía, rivales en todos lados” y ciertamente hay quienes consideran que el movimiento cubano de rap ha “sobrevivido” gracias a la hermandad y la unidad, ante tanta falta de recursos y de reconocimiento al genéro. Mi pregunta es entonces: ¿cómo quisieras que fuera entendido tu texto?

Justo con la intención con la que lo escribí.  La unión entre los raperos aquí siempre a sido una polémica. Quizás desde afuera parece que hay unión pero en realidad no es así. El hecho de que todos nos llevemos no quiere decir que estamos unidos. Hay muchos bandos, la comunidad del hip hop cubano está muy segmentada. Me imagino que el motivo de esto sea que aun no hemos aprendido a respetar el trabajo de cada uno pues eso sí es un problema.

Eres un rapero multi-premiado. De todos los galardones que has recibido en el Puños Arriba ¿cuál es el que más te ha regocijado y cuál el que más te ha sorprendido?

Todos tienen gran valor para mi pero el de Contenido social, recibido hace dos años, me alegro mucho porque es uno de los más complicados de obtener y además porque es el premio al trabajo social que hace nuestra música.

Leí por ahí que eres un “rapero underground” ¿esto no es una característica que identifica al rap en Cuba en general y no a ti específicamente? ¿esto no entra en contradicción con el hecho de ser parte del catálogo de la Agencia Cubana de Rap que es una institución gubernamental?

Soy underground porque mi música no está respaldada ni responde a los intereses de ninguna institución. Yo grabo por mis propios medios y me busco los lugares para cantar, también por mis propios medios, todo es independiente.

Aparentemente es una contradicción pero no lo es. La Agencia Cubana de Rap me facilita el aval para poder presentarme en algunos lugares que piden documentos. En realidad mi agencia, mi promotora y mi disquera se llama YO MISMO.

Como seguidora del rap me cansa un poco el discurso de enfrentamiento entre raperos o la excesiva exaltación de “yo soy el mejor”. ¿Crees que aun sigue siendo necesario esa “apología de mis facultades” en el rap cubano, a pesar de que el movimiento internacional ya ha girado hacia otras temas? 

Eso nunca va a dejar de existir, eso forma parte del rap y de su historia. Por suerte Cuba no es de los países donde más se destaca por esa rivalidad entre los raperos. Hay países como República Dominicana o Puerto Rico que si son agresivos en este sentido. En los propios Estados Unidos se tratan muchas otras temáticas pero este tipo de canciones nunca faltan, me imagino que sea porque estos temas comercialmente son llamativos.

Entre todos tus temas, ¿cuál es el tu preferido?

Me gustan varios temas por ejemplo: “A veces”, “Lo rico de ser pobre”, “Guapo”, sin embargo, una que me gusta mucho es “Me agrado”. Porque jugó un papel muy importante en el momento de mi vida por el que estaba pasando. Es un tema de redención y de superación personal. A veces nos dedicamos mucho a criticar a los demás sin mirarnos nosotros mismos primero. También acostumbramos a hablar de nosotros pero con un enfoque negativo y esta canción rompe un poco con eso. Me gusta mucho ese tema, es de mi primer disco Casi crudo, cuando apenas estaba aprendiendo a hacer rap.

¿Cual es el tema de otro rapero que hubieses querido grabar tú?

Hay muchos temas que me encantan. Yo soy un súper fan de todos los colegas con los que trabajo. Me encanta “Algo anda mal”, de El Aldeano, “Lágrimas negras”, de Soandry, “Me los como en la valla”, de Maykel Extremo, “El Profesional” de Anderson, “Si los ves”, de Papa Humbertico, “Momentos duros”, de Brebaje Man, “Niñito Cubano”, de Los Aldeanos, “Seguimos respirando”, de Soldier Squad.

Siéndote sincero no quisiera interpretar ninguna porque ya ellos la interpretaron súper bien.

Me interesa tu vida creativa fuera de la música, porque también eres diseñador. Cuéntame cómo logras tiempo para dos creaciones tan disimiles. 

El tiempo se vuelve un problema cuando tienes dos profesiones que requieren tanta dedicación. Definitivamente el diseño lo he tenido que echar un poco al lado pero sin dejarlo. Sigo trabajando en una empresa de Telecomunicaciones haciendo multimedias y portadas de discos, en el horario de 8 am a 5 pm. Cuando termino con el diseño comienzo a hacer rap, los días se me van volando. Pero me gusta porque entre las dos profesiones hay mucho en común.

Si tuvieras que escoger entre tus dos ámbitos de creación, con cual te quedarías? ¿Por qué?

Me quedaría con el rap. Porque puedo estar sin diseñar pero si dejo de rapear me muero.

Especial para Oncuba Magazine