HOMOFOBIA: Las manos que a Isinbayeva no le gustaron

Que Yelena Isinbayeva sea homofóbica, la verdad, ni va ni me viene. Pero que haya utilizado la conferencia de prensa, posterior a su triunfo, para hacerse eco de la ley antigay que permite reprimir a los homosexuales en Rusia, hasta el punto de la violencia física, ese si es un problema serio. Mucho más si su paísSigue leyendo «HOMOFOBIA: Las manos que a Isinbayeva no le gustaron»