Me dicen Cuba: Nunca es tarde para las palabras de Marta Valdés

Marta Valdés
Marta Valdés

En Cuba es usual escuchar como estímulo ante una experiencia que supuestamente sucede a destiempo: “nunca es tarde si la dicha es buena”.

Hoy el caso que nos ocupa no tiene parangón en la vida nacional: La reconocida cantautora cubana Marta Valdés se ha abierto un blog, según se anuncia en la revistaCuba contemporánea:

En palabrasdeMartaValdes.blogspot tendremos acceso a la verdad verdadera sobre su obra y su vida pero también, por fin, a su discografía organizada –por ella misma– cantante por cantante, año por año; a sus memorias sobre Elena Burke, por ejemplo; a su hermosa relación de amistad y trabajo con Martirio, o a lo que ella quiera, en definitiva, contarnos, bien sea para que cunda en el tiempo o bien para conjurar peligros siempre latentes de desmemoria, falta de rigor y mentiras o imprecisiones que pasan irresponsablemente de pluma en pluma.

Palabras de Marta Valdés es entonces un regalo para quienes hemos escuchado durante  toda nuestra existencia a esta poeta, guitarra en mano o a través de otras voces. Son muchos los temas que han salido de su pluma. Hoy en la bitácora ya se pueden ver partituras y letras de sus ontológicas canciones.

Yo que llevo 8 años blogueando de la Mayor de las Antillas, creo que es Marta nuestra bloguera más joven y la mayor a la vez. Maravillosos 80 años vividos para celebrar. 24 horas digitales para festejar.

Publicado en Global Voices

 

Ese poema de Nancy me puede hacer llorar

Si un poema escrito en Cuba expresa de manera insuperable  la vida de las mujeres que fueron traídas desde África y en este continente esclavizadas, ese es Mujer Negra de Nancy Morejón.

Me dejaron aquí y aquí he vivido.
Y porque trabajé como una bestia,
aquí volví a nacer.
A cuánta epopeya mandinga intenté recurrir
Me rebelé.

Es un texto que me emociona porque no habla de nosotras como victimas sino como guerreras, cimarronas, rebeldes… Me reconozco en él; también a mi madre que se partió el lomo educando 4  hijas y un hijo y a mi abuela, quien al ser la única hembra de ocho hermanos no pudo llevar el apellido de su padre. Todas y cada una de las mujeres de mi familia hemos sido como la mujer negra del poema de Nancy.

Su Merced me compró en una plaza.
Bordé la casaca de Su Merced y un hijo macho le parí.
Mi hijo no tuvo nombre.
Y Su Merced murió a manos de un impecable lord
[inglés.

Hoy tengo el placer de compartir un documental que le hiciera la investigadora Juana Maria Cordones-Cook, donde Nancy lee su poema. Además se pueden conocer las opiniones que sobre la poeta tienen otras personalidades de la cultura cubana como Marta Valdés, Inés Maria Martiatu, Gerardo Fulleda y Rogelio Martínez Furé.