MICROPOST: Por Haití y su sangre libertaria

Conmocionada por la historia de Daisy Toussaint, y de otros cientos de miles de dominicanos y dominicanas, cuyo único pecado es poseer  la sangre más libertadora que jamás haya corrido por las venas del Caribe: la haitiana. La tataranieta de Louverture no ha podido viajar a Cuba, luego de intentarlo en dos ocasiones, porque noSigue leyendo «MICROPOST: Por Haití y su sangre libertaria»