¿Importa el color de la piel?

Por Alain Darcout

En la sección científica del Grupo SERES, de la Sociedad de Psicólogos de Cuba, el panel ¿Importa el color de la piel? se aproximó a la realidad cubana de los estigmas, discriminación e inequidades por el color de la piel.

A pesar del compromiso de la Revolución desde sus inicios, el camino de la construcción de una sociedad más justa ha sido azaroso, más aun en medio de fuertes determinantes económicos e históricos que terminaron por reproducir las desigualdades sociales en los grupos y territorios que nunca superaron su vulnerabilidad (o como dijo Fidel al abordar este tema en el libro un Grano de Maíz de Tomas Borge, que reconoció que fueron ingenuos, al tratar de solucionar un problema tan complejo y enraizado solo con la prohibición legal..)

Sin embargo, lo peor, sin dudas, es que en momentos en que pretendemos (necesitamos) “cambiar todo lo que deba ser cambiado”, desde los círculos de poder más conservadores se pretenda silenciar este problema asociándolo al juego ideológico que debilita y desune, pues lo que no se nombra no existe y por tanto no se hace nada para modificarlo.

Tres ponencias: “El color de la piel: de la biología a la ideología” del Dr. Antonio J Martínez Fuentes de la ENSAP, “Cuando el color sí importa; “Un análisis a las políticas de acceso a la educación superior” de la Dra. Yulexis Almeida Junco de la Facultad de Sociología de la UH y “SERES: creando espacios, abriendo mentes” de la Lic Norma R. Guillard Limonta Presidenta de SERES, sección de la Sociedad Cubana de Psicología, nos acercaron primero en las posiciones antropológicas que sustentaron la existencia de razas en el homo sapiens sapiens, lo que fuera totalmente desmentido por la Biología, por ello la “raza” es una construcción social elaborada sobre la base de elementos físicos externos e ideológicos, una biopolítica con el fin de perpetuar la hegemonía de un grupo sobre otros, representando asimetrías de poder de carácter estructural.

Foto: Alain Darcout

Posteriormente se presentaron resultados de investigaciones que revelan cómo, en el acceso a la educación superior, determinados grupos como (mujeres, negros y población LGBTI) enfrentan desventajas que mantiene deprimidas las cifras de ingreso en relación con su proporción en la población total. Dicha situación se agrava cuando se combina con otros factores: económicos, familiares, políticas públicas, aspectos selectivos de carácter meritocráticos ante las dificultades de recursos y/o de calidad de la formación en las universidades.

Sin tener en cuenta las desigualdades acumuladas, se refuerzan entonces las inequidades; dado que mayores niveles educativos no solo dan credenciales para el empleo, sino también elementos de análisis crítico de la situación social y herramientas para la transformación social.

Por último, se discutió el papel de la psicología como ciencia para comprender la resonancia que a nivel personal tiene la discriminación por el color de la piel y evidenciar de modo crítico la trasmisión de estereotipos por la escuela y los medios de comunicación, en tanto instancias socializadoras sin herramientas para para lograr mayor efectividad en la deconstrucción de los estigmas asociados al color de la piel.

También se señaló la relevancia de asumir la existencia de discriminación por color de la piel en la sociedad cubana contemporánea, la cual no significa desunir la nación sino al contrario, contribuir a reforzar la verdadera identidad nacional y la construcción de ciudadanías plenas con mayor participación política y acceso a los derechos, en el propósito de alcanzar mayor equidad y justicia social.

Foto de portada: j-No

“África Mía”, un restaurante para celebrar nuestras raíces

africaLa Habana ya cuenta con un restaurante que reconoce en su quehacer la impronta de las tradiciones africanas en la comida cubana. Y no solo las reconocen, también se inspiran, las celebran y enaltecen, con un menú intencionado que observa los legítimos referentes culinarios del continente madre.

África Mía, es una especie de restaurante-museo que fue inaugurado el pasado 13 de agosto, con la celebración de un cóctel promocional. En dicha actividad se encontraban presentes activistas por la equidad racial en la Isla, líderes de proyectos comunitarios, investigadores de la temática racial, así como miembros del capítulo cubano de la Articulación Regional Afrodescendiente (ARAAC ) y de la Sección SERES de la Sociedad Cubana de Psicología.

“Detrás de la concepción de este complejo cultural-culinario está la voluntad de una mujer emprendedora cubana: la doctora jubilada Ana Morales quien, apoyada por sus familiares, ha convertido en realidad este sueño”, declaró la reconocida psicóloga e investigadora Norma Guillard Limonta, miembro de la junta directiva de la Red de Mujeres cubanas afrodescendientes, organización a la cual Morales pertenece, y que estuvo presente en la inauguración.

África Mía ha sido concebido como un complejo donde además de ofrecerse comida africana y criolla, también se prevé la realización de actividades, eventos, talleres y reuniones, para lo cual cuenta con varios espacios, entre ellos un salón de protocolo. En el patio interior del recinto se encuentra el emplazamiento donde es posible degustar los atractivos platos que se ofertan.


dueña-del-restauranteAna Morales, propietaria de África Mía.

Según la propia Morales, África Mía es un lugar “para compartir con los estudiantes africanos y también para actividades de ARAAC y otras que se quieran organizar”.

Con música africana y un diseño esmerado que recuerda los ambientes originales del continente, el restaurante abre de 11:00 am a 10:00 pm y ofrece sus servicios en ambas monedas.

Para la confección de los platos típicos cuenta con la asesoría de varias embajadas africanas presentes en la Isla.

La iniciativa viene a suplir la necesidad de una parte de la población cubana de consumir productos vinculados con las tradiciones africanas, las cuales también forman parte de la identidad nacional.

Varios proyectos comunitarios han realizado aportes en este sentido, entre ellos el liderado por la investigadora Sandra María Hernández Moncada, en la localidad de Marianao, autora del libro Sabores de Africa y Cuba (Editorial Arte y Literatura, 2013). Sin embargo, dentro del trabajo por cuenta propia, y, en especial en la gastronomía y la restauración, las experiencias que retoman dichos referentes culinarios son aun pocas.

Cuando llegue a Cojímar, al final de la de la calle central, busque Lindero entre 25 y 26, en el número 313, ahí está África Mía.

Publicado en Oncuba

Racialidad e identidades en Congreso Intercontinental de Psicología

Mi amiga Norma Guillar me informa desde La Habana, que próximamente tendrá lugar en el Palacio de Convenciones, del 2 al 6 de diciembre, el Congreso de Congreso Intercontinental de Psicología donde la Sección SERES de la Sociedad Cubana de Psicología presentará varias ponencias, conferencias magistrales, etc., acerca de la identidad racial, la intersexualidad, VIH/sida y otros temas de interés.

Miércoles 4 de diciembre
Sala 1110
2:00 – 2:25 p.m.

Conferencia Magistral
Raíces de identidad: el legado psicológico de la esclavitud
M. Sc. Zuleica Margarita Romay Guerra (Cuba)

Sigue leyendo “Racialidad e identidades en Congreso Intercontinental de Psicología”