Me dicen Cuba: La historia de una médica cubana en Brasil

Médicos cubanos llegan a Brasil en agosto del 2013. Foto: Brasil de Fato. Tomada de Cubadebate.
Médicos cubanos llegan a Brasil en agosto del 2013. Foto: Brasil de Fato. Tomada de Cubadebate.

Las colaboraciones médicas de Cuba con otras naciones han sido reconocidas mundialmente. Cuba ha mostrado una solidaridad y un sentido de responsabilidad inquebrantables en comparación con países con muchos más recursos, como demostró, una vez más, con la misión de médicos cubanos que envió a Africa occidental para atender a pacientes de ébola.

La exportación de servicios médicos constituye, además, una de las fuentes principales de ingreso económicos para la isla. El actual convenio con Brasil, a través de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), como parte del programa “Más médicos”, es uno de los más intensos de colaboración medica cubana en el exterior. En dicho programa, lanzado el 8 de julio del 2013, participan especialistas de Brasil, Cuba, Portugal, Ecuador, Venezuela y España, entre otros países que respondieron al llamado de Brasil para llevar los servicios médicos a comunidades rurales, indígenas, y de difícil acceso.

Lorna Rodríguez: una médica cubana en Brasil

Lorna Rodríguez es una joven médica cubana, especialista en medicina general integral, que participa desde hace casi un año en “Más médicos”. Esta es su segunda misión, la primera fue en Venezuela, donde estuvo entre  2011 y el 2013.

Rodríguez explica que para los médicos cubanos el presente contrato tiene una duración de tres años y tiene una mejor remuneración, si se compara con otras misiones. De los cinco días de la semana trabajan cuatro, y en el quinto, dedicado a la superación profesional, toman un curso de atención primaria en el sistema de salud brasilero. Según Rodríguez:

Las condiciones de trabajo son mucho mejores que las que tenías en Venezuela, tenemos tranquilidad, contamos con una bolsa de ayuda mensual con el objetivo de cubrir gastos de alquiler de vivienda, electricidad, agua, internet y comida, la cual es pagada por las secretarías de salud de los municipios.

Rodríguez además reconoce que las colaboraciones suponen una mejoría para su situación económica, y ésta es una vía loable teniendo en cuenta su formación. Además resalta que una de las ventajas del programa de Brasil es “el derecho de vivir a decidir dónde y con quién vives, disponer de tu dinero cuando quieras y la posibilidad de moverte dentro del país”. Nada de esto era posible en Venezuela. Al mismo tiempo, reconoce que el idioma, la soledad y la distancia de la familia son los principales retos a vencer.

Lejos de su familia

Para muchos médicos  cubanos, mas allá del valor de los servicios que prestan, estar lejos de la familia también supone un costo para sus vidas privadas y familiares. Rodríguez recuerda:

Mi vivencia más triste fue cuando murió mi madre. Uno siempre se pregunta si hubieses podido hacer algo, si te encontraras allá, que hubiese evitado que eso ocurriera. Por otro lado, y no deja de entristecerme, me estoy perdiendo momentos de la vida de mi hija, nunca recuperables. Otra cosa es asumir el riesgo de que mi matrimonio se dañe por esta distancia. Sabes que tienes que irte de nuevo y no quieres que ese distanciamiento ocurra. Le pido a Dios todo los días para que esto que estoy haciendo solo traiga mejorías para mi familia, pues es ese mi objetivo.

Cuba ha aportado 11,456 médicos que ayudan a más de 2,000 pueblos en 26 estados brasileños, brindando así una asistencia que abarca el 74,1% de la demanda en el país. Según informes del gobierno brasileño, que publica Cubadebate, este programa de medicina comunitaria ha logrado alcanzar alrededor de 50 millones de personas, de las cuales el 85 % se encuentra satisfecho por los servicios.

Publicado en Global Voice

Vivir y trabajar en Ecuador: “vencer el estigma de ser cubano”

nubes
Cuando en enero del 2013 entró en vigor la nueva ley de migración, ya se había hablado bastante de Ecuador como un destino para la gente de la isla. Para algunos el país sudamericano fue la escala antes de arribar a otros puertos. Para otras personas constituyo la fuente originaria a partir de la cual se levantaron negocios en la isla con las mercancías que allá compraron.

Sin embargo luego de la fecha antes señalada un sector importante de los profesionales cubanos empezó a mirar con ojos de gula al Ecuador. Es ahí donde se insertan los médicos y médicas. Algunos comenzaron la travesía, con toda su familia a cuesta, la doctora Aurora Macías, es una de esas cubanas:

¿Qué nos puedes contar de la inserción de gente de la isla en la sociedad ecuatoriana?

La inserción de los cubanos profesionales actualmente se ve frenada por el estigma de migraciones anteriores durante las cuales llegaron al país, en su mayoría, personas dedicadas al comercio ilícito y que dejaron una estela de malas opiniones fundamentalmente en Quito. La nueva ley migratoria establecida en Cuba nos permite emigrar a profesionales que deseamos establecernos y trabajar.

Aquí encontramos el freno de la mala fama que tenemos como nación por todos los desmanes cometidos por muchos cubanos durante la primera migración ( como el viejo dicho pagamos justos por pecadores). Además para el profesional médico con la llegada de la brigada médica cubana nos ven como intrusos que venimos a desplazar a los médicos que no quieren adherirse a las nuevas leyes del gobierno.

¿Por qué crees que Ecuador se convirtió en una oportunidad para los y las cubanas?

En general por las facilidades que ofrecen para nosotros las leyes migratorias del país, que suponen una obtención de visado relativamente rápida y la posibilidad de amparar familiares en poco tiempo. Por ejemplo: con el programa “Ecuador saludable por ti regreso”, inicialmente destinado solo a profesionales de ese país, los médicos están saliendo ya con visa desde Cuba y aquí la legalización de documentos para ejercer se realiza de manera bastante rápida. Esto da la posibilidad de insertarse rápidamente en comparación con lo que sucede en otros países donde debemos revalidar títulos o donde hay además barreras idiomáticas.

¿Cuáles son los principales desafíos que una persona procedente de Cuba se encuentra en Ecuador?

Lograr insertarse en un empleo. Creo que es lo más difícil porque que se abran las puertas es complicado. Conozco excelentes profesionales que realizan trabajos por debajo de su capacidad, incluso existiendo las vacantes de su competencia ignoran las Hojas de Vida y no son llamados nunca. Hay lugares donde te dicen a las claras que no contratan cubanos o que no arriendan a cubanos en el caso de los departamentos.

Entonces esas oportunidades se van cerrando…En tu opinión, ¿a qué se debe lo anterior?

En general se cierran las oportunidades laborales (hablo de profesionales médicos) cuando realizas la búsqueda de trabajo no te aceptan en la mayoría de los lugares, dudan de nuestra preparación y nos ven como intrusos. Te explico: En el sector médico hace unos meses salieron leyes nuevas por parte del estado que llevaron incluso al paro y el gobierno amenazó con traer profesionales cubanos para poner a funcionar los hospitales en paro, eso no fue bueno para nosotros…¿Entiendes por qué se nos ve como invasores?

¿Cuál es la historia más frecuente de la gente de la Isla en Ecuador, la de éxito o la de desasosiego? 

Hay historias de éxito, los profesionales que vinieron antes de la avalancha migratoria se insertaron muy bien, eran muy considerados. Hay profesionales aquí que llevan mucho tiempo y están muy bien considerados y remunerados.

En la actualidad es una mezcla porque primero hay desasosiego y mucho. Si logras que las puertas se abran entonces puedes tener éxito. Nadie dijo que fuera fácil no hay que desfallecer. El camino del inmigrante es duro siempre.

Cuéntanos como médica como es tu vida allá, ¿Insertarse en el salud de Ecuador supone las mismas competencias que en Cuba? ¿Cuáles son los principales retos a vencer para insertarse en el ámbito de la salud en ese país?

Lo primero es lograr encontrar trabajo dentro de tu especialidad. El gobierno tiene un plan por el cual contratan especialistas para cubrir la asistencia en lugares donde es necesario, esa es una vía. Otra es buscar de manera individual que es más difícil para algunas especialidades médicas por lo que ya te expliqué. Para especialidades como radiología o anestesia es más fácil pues son deficitarias y es tanta la necesidad que contratan enseguida a los profesionales.

En cuanto a competencias profesionales si supone las mismas, tiene hospitales muy bien equipados y personal calificado. El reto más importante es vencer el estigma de ser cubano y una vez insertado demostrar la valía de nuestros profesionales.