De Tomás Fernández Robaina, siempre cimarrón

Ayer concluyó Cuba Futures past and present: International Cuba Symposium. Fue un evento que me recordó a LASA, pero más concentrado en todos los aspectos, que también serán analizados en el próximo congreso del Partido. Hubo una tónica muy estimulante: el respeto a las ideas de la otra persona, aunque a veces no fueran gratas algunas cosas que oíamos, pero no eran mentiras, ni estaban expuestas con el ánimo de atacar, y aunque en algunos casos hubiera podido estar presente lo anterior, —tomando en cuenta ideas como que los reveses hay que convertirlos en victorias— el reconocimiento de los errores es la mejor opción para poner un dique, y que se aprecie que, al menos, los que estamos enfrascados en la lucha por el mejoramiento de nuestra sociedad, tenemos bien presente que reconocer los errores es algo muy importante. La defensa de nuestros derechos, de nuestra historia, de nuestra cultura debe hacerse con un lenguaje de entendimiento, porque solo con el reconocimiento público de los errores, y la decisión de evitarlos en un futuro, es que podremos ganar credibilidad, y por lo tanto, sumar más personas, fuera y dentro de la Isla.
Sigue leyendo “De Tomás Fernández Robaina, siempre cimarrón”