Reflexiones a partir del post de Danay Suárez: Aspectos jurídicos, religiosidad y homosexualidad

Por Yarlenis Mestre Malfrán* y Deyni Terry Abreu**

El 13 de Junio de 2020, Danay Suárez, compartía en su muro de Facebook un texto de Dayis Arizmendi, suscribiendo así  las ideas defendidas en el mismo. En el post, titulado “A mi generación”, se arguye:

«Pero Dayanna, estás loca, ¿cómo te atreves a comparar estas dos cosas? La homosexualidad no hace daño a nadie, la pedofilia sí». ¡Suena muy bonito tu argumento! Pero te pregunto, ¿entonces, —por poner un ejemplo— deberíamos permitirle a un pedófilo tocar a un menor mientras éste no esté consciente, y por tanto, no perciba ningún daño físico o emocional? ¡Creo que coincidiremos en que esta acción resultaría aberrante! Es absurdo afirmar que algo debería considerarse «bueno» y «aceptable» sólo porque «no daña a nadie». Necesitamos una clara base moral objetiva.

Es indispensable considerar que no se trata apenas de “un argumento bonito” o una defensa deliberada de la homosexualidad. El respeto a las sexualidades divergentes de la hetero-cis-norma, no se sustenta en que “son buenas, no hacen daño”. Se sustenta en la necesidad de impugnar las normas de género que constriñen la vida de muchas personas.

Son las normas de género, impuestas por la cultura occidental como referente de lo bueno y superior, las que hacen daño, son estas normas las que constituyen una marca de opresión para muchas existencias. No es apelando a una base moral y sí a una base ética que todas las expresiones de género y sexualidad deben ser igualmente respetadas, porque se inscriben en el espacio de la autodeterminación.

Las categorías de “bueno” y/o “malo” son propias de las lógicas maniqueístas occidentales que, en base a una supuesta moral (una moral que en verdad es hetero-cis-normativa y por ende contempla sólo a un segmento de la humanidad) demoniza otras existencias. No necesitamos una “moral objetiva”. La lógica maniqueísta a la que se apela en este post, en mucho recuerda a otras jerarquías dicotómicas propias de la matriz de pensamiento colonial, eurocéntrica y cristiana: “lo sagrado (Dios) y lo profano (El humano, o más bien, algunos humanos); cuerpo y alma, la razón y la emoción”. El post recurre a todas estas dicotomías para tornar equiparables cosas que no lo son. Necesitamos una base ética que garantice que la pluralidad de expresiones de género y sexualidades que son propias de la condición humana, sean respetadas.

El término personalísimo se abre a partir de una declaración acerca de la dignidad Y decimos una base ética, porque la legislativa existe hace varios años y se ignora por desconocimiento.

Este tipo de pronunciamientos, como el mostrado en el post que lo originara, no solo coquetea con elementos inherentes a la sexualidad de las personas, sino transgrede los derechos personalísimos de una parte importante de la población; derechos estos que, aunque subjetivos son esenciales para los seres humanos, por la sola condición de que cada uno sea una persona.

Cuando la artista replicó semejante despropósito, desconocía que hay una relación íntima, casi orgánica e integral de las personas, denominada “derechos subjetivos privados”, que se viola ipso facto; derechos vitalicios de cada quien. Por ello, la mera manifestación agrede los derechos humanos. La cuestión en este caso es que estos derechos a los que nos referimos, se reconocen desde el momento en que se adquiere la vida, están referidos a la propia libertad, al honor y cuestionarlos o ponerlos en tela de juicio, ante terceros es ilegítimo.

Estos derechos personalísimos o de la personalidad, se concentran en normas internacionales como la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) y el Pacto de San José de Costa Rica (1969) que se traducen en pactos y tratados que no permiten estigmas, ni discriminaciones que afecten a las personas.

Al mismo tiempo, se transita por un terreno movedizo, incitando a relaciones incestuosas, al estupro, abusos lascivos y otros actos contrarios al normal desarrollo de los menores. O sea, este post no es neutro y se reconoce directamente cuando desde respecto a determinadas transgresiones de marcos jurídicos que desde la violación de derechos civiles, pudiera implicarse una responsabilidad penal.

Es cuando menos, extremadamente peligrosa la postura que se defiende en este post, pues el mismo busca patologizar y demonizar una pluralidad de existencias humanas. Sabemos que la construcción ficcional de un enemigo es el punto de partida para autorizar los discursos de odio y otras formas de violencia. Siendo vistos como enemigos y amenazas a la “buena moral”, se incita al exterminio simbólico y material de estas existencias. Con ello se equiparan las existencias género divergentes a la pedofilia, se patologiza a estas existencias, cuestión que ya viene siendo denunciada por los activismos LGBTQIA+. La despatologización de la homosexualidad y de la transexualidad ya ha encontrado respaldo científico en varios de los instrumentos internacionales como el DSM de la APA y el CID de la OMS, pero el discurso homo/transfóbico de este post insiste en situar estas existencias en categorías nosográficas, luego las reinscribe en el terreno de lo enfermo.

Otras partes del post aluden: “A ti, que te escandalizas por el nuevo género «MAP» (personas que se sienten atraídas sexualmente por niños), pero apoyas la ideología LGTBI, el feminismo y el aborto, ¿ya te diste cuenta de la incongruencia de tus ideas?”

Es urgente decir que es totalmente insustentable que este fenómeno “MAP” pueda ser considerado una identidad de género. El género, en resumida síntesis, tiene que ver con reconocimiento y performance, es decir, género alude a la manera en que nos presentamos ante el mundo (y de ahí la alusión a performance) y queremos ser reconocidos a través de diferentes marcas de género: un nombre, determinados códigos estéticos que la sociedad entiende como masculinos, femeninos (ropas, maquillaje, etc). Para tal reconocimiento (re)producimos un conjunto de rituales que nos sitúan en diferentes lugares dentro de ese universo. Es insustentable que la atracción sexual por menores de edad pueda ser considerada una identidad de género. Esta es una tentativa más a la que recurre este escrito para patologizar las expresiones de género que escapan a la hetero-cis-normatividad.

De igual manera se plantea: “Tú criticas a tus padres y abuelos, y a quienes estamos en contra de todo lo que se opone al diseño perfecto de Dios para la familia, la única base firme que es capaz de dar soporte sólido a la sociedad”

Al respecto de esto último cabe decir que “el diseño perfecto de Dios para la familia” es una invención colonial, burguesa y eurocéntrica. Estudios antropológicos documentan que otras formas de familia, parentesco y relaciones humanas existían antes de que Occidente impusiera a la familia conyugal, heterosexual, monogámica y reproductora como “el diseño perfecto”. Vale añadir que este “diseño de familia perfecto” responde a una determinada clase (burguesa) y a una determinada raza (blanca). Tal modelo fue diseminado para servir a intereses capitalistas.

Como feministas e investigadoras comprometidas política y éticamente con la lucha contra cualquier tentativa de patologización, demonización y discursos de odio contra las expresiones e identidades de género que divergen de la norma cis y hetero, hacemos público nuestro repudio al posicionamiento de este post de Facebook.

Dadas a las condicionantes legislativas referidas a la territorialidad, a la artista no le son aplicables las disposiciones vigentes en Cuba, tales como el Decreto Ley 370 sobre la Informatización de la Sociedad en Cuba, suscrita por el Consejo de Estado y Ministros de La República; sin embargo, no niega la gravedad de su posicionamiento al replicar un post en el que tergiversa temas tan sensibles como resultan ser la orientación sexual y la niñez.

 

* Yarlenis Mestre Malfrán, feminista, psicóloga e investigadora de temas de género y sexualidad. Actualmente estudiante del Doctorado Interdisciplinar en Ciencias Humanas, Universidad Federal de Santa Catarina, Florianópolis, Brasil

** MsC. Deyni Terry Abreu, Abogada, Criminóloga, Feminista, Presidenta de Alianza Unidad Racial, miembro de la Red Defensora de los asuntos de la Mujer, antropóloga, activista social e investigadora.

Agenda por los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales y queers en Cuba

Basados en los principios de Yogyakarta sobre la aplicación de la legislación internacional de derechos humanos en relación con la orientación sexual y la identidad de género, en la Declaración de derechos sexuales de la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS) y en virtud de las próximas reformas constitucionales y jurídicas en Cuba, integrantes de la comunidad LGBTIQ cubana nos hemos reunido para promover esta agenda.

Con la certeza de que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, que estos derechos son universales, inalienables, complementarios, indivisibles e interdependientes, iguales y no discriminatorios; que la orientación sexual y la identidad de género son consustanciales a la dignidad humana y, por consiguiente, la discriminación y el abuso laceran los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales, queer y otras personas con sexualidades y géneros no heteronormativos (LGBTIQ).

Teniendo en cuenta que la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia, generalmente, acompañan la discriminación por orientación sexual e identidad de género, incrementando la exclusión social de personas, grupos y comunidades.

Proponemos:

a) Exponer esta agenda de derechos humanos en relación con la orientación sexual e identidad de género a la opinión pública.
b) Solicitar a la Asamblea Nacional del Poder Popular, al Consejo de Ministros y a los decisores de políticas, planes y estrategias que se consideren estas demandas referidas a:

 

MEDIDAS LEGISLATIVAS

En la Constitución Cubana:
1. Incluir la orientación sexual y la identidad de género como causales de discriminación en los artículos 42 y 43, relacionados con el derecho a la igualdad.
2. Modificar el enfoque heterosexista de los artículos relativos a la formación de la familia, Capítulo IV de la Constitución.
3. Modificar la definición de matrimonio en el Artículo 36. Se propone como alternativa de redacción: “El matrimonio es la unión voluntariamente concertada entre personas…”
4. Disponer que los efectos de esta modificación deban reflejarse en el Código de Familia, el Código Penal, la Ley del Registro Civil y en cuanta norma jurídica lo amerite.
5. Incluir un artículo en el Capítulo I, relativo a los fundamentos políticos, sociales y económicos, donde se refleje que: “El Estado reconoce, garantiza, y respeta la libre expresión de la orientación sexual e identidad de género de las personas.”

Código de Familia
6. Regular la institución del matrimonio como “la unión voluntariamente concertada entre personas…”
7. Garantizar la igualdad de condiciones legales, administrativas y de cualquier índole entre personas que no estén casadas, independientemente de su orientación sexual e identidad de género.
8. Incluir en el Título II, Capítulo VI, que la familia es responsable de garantizar el apoyo y protección a las personas independientemente de su orientación sexual e identidad de género.
9. Incluir los artículos que se consideren necesarios, a fin de reconocer la diversidad de familias que existen en Cuba, la manera en que estas pueden organizarse, y los derechos y deberes que les asisten.

Código Penal:
10. Derogar todas las disposiciones relativas al estado peligroso, las sanciones predelictuales y las de advertencia.
11. Incluir en el Título VIII, Capítulo III sobre asesinato y el Capítulo VII sobre lesiones, las circunstancias bajo las cuales se configura el crimen de odio como delito consumado.
12. Incluir en el Artículo 295.1 del Título IX, Capítulo VIII sobre delitos contra el derecho de igualdad, la orientación sexual, el género y la identidad de género como causales de discriminación. Comprender en este, tantas agravantes como en el resto de los artículos.
13. Incluir en el Artículo 295.2 la incitación al odio, la religión, la opinión política o de otra índole, el origen nacional, la posición económica, la región de origen, la discapacidad, la edad, el estado civil y la situación familiar, el estado de salud, el lugar de residencia, la posición socio-económica.
14. Retirar el artículo 299.1 relativo a la pederastia con violencia. Incorporarlo en el 298.1 como violación, sin hacer referencia al género de la víctima o el victimario.
15. Eliminar de los artículos 310.1 y 314 la referencia explícita “actos heterosexuales u homosexuales, u otras de las conductas deshonestas de las previstas en este Código”
16. Modificar el Título XI: Delitos contra el normal desarrollo de las Relaciones Sexuales y contra la Familia, la Infancia y la Juventud. Ej. Delitos contra la Sexualidad, la Familia, la Infancia y la Juventud. Definir la sexualidad humana como el bien jurídico a proteger.

Código de Trabajo:
17. Incluir la prohibición de discriminar por razones de identidad de género y estado serológico respecto al virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) en el Artículo 2, inciso b. Estos motivos de discriminación estuvieron comprendidos en el anteproyecto de Código de Trabajo discutido en la Asamblea y fueron retirados.
18. Implementar artículos específicos que garanticen la protección y reconocimiento de los derechos laborales de las personas LGBTIQ. Las relaciones jurídicas laborales deberán ser explícitas en cuanto a proteger a las personas con VIH/sida y personas trans de la violencia laboral y el acoso sexual, así como no proscribir las relaciones amorosas entre las personas siempre que no tipifiquen como nepotismo.

Código de la Niñez y la Juventud:
19. Incorporar el principio de no discriminación por orientación sexual e identidad de género en todos los contextos familiares, institucionales y en la comunidad donde crece y se desarrolla la persona menor de edad.
20. Reconocimiento de la persona menor de edad como sujeto de derecho en toda su dimensión, con mención explícita a que las personas intersex no sufran modificaciones médicas correctoras de los genitales hasta que tengan capacidad para consentir sobre dichas prácticas de forma libre e informada. En estos casos como en cualquier otro concerniente a los niños y niñas se deberá tener en cuenta su interés superior.
21. Regular que la familia tiene el deber de apoyar y proteger a sus sucesores, independientemente de su orientación sexual e identidad de género.

POLÍTICAS, PLANES Y ESTRATEGIAS

Acceso a la información:
22. Implementar herramientas para acceder a la información estadística sobre criminalidad y violencia que se encuentran en manos de instituciones públicas.
23. Incorporar la variable orientación sexual e identidad de género de las víctimas en las informaciones anteriormente mencionadas.
24. Incorporación activa y sistemática al dominio público de información, que permita educar a la población en el disfrute de una sexualidad plena, basada en la igualdad y la no discriminación.
25. Crear un Centro de Información y Documentación frente a las discriminaciones, que lleve un registro de hechos de este tipo, a partir de investigaciones y/o denuncias realizadas por la población, organizaciones de la sociedad civil, instituciones estatales y otros actores sociales.
26. Estimular la generación de investigaciones públicas y accesibles que describan la realidad que viven las personas LGBTIQ.

Capacitación y sensibilización
27. Profundizar en la capacitación a los miembros de la Policía Nacional Revolucionaria y a los profesionales del derecho, acerca de derechos humanos y diversidad sexual para prevenir la discriminación y estigmatización de las personas LGBTIQ.
28. Implicar como capacitadores a activistas de derechos sexuales, sin que se constriña la participación solo a los grupos reconocidos por el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX).
29. Adoptar e implementar políticas públicas educativas, culturales, entre otras, que generen conciencia ciudadana sobre la necesidad de reconocer los derechos de las personas LGBTIQ. Entre ellas, campañas que sensibilicen a la sociedad cubana para prevenir los crímenes de odio.
30. Socializar e implementar el Programa Nacional de Educación Sexual a todos los niveles de enseñanza, con énfasis en los principios de igualdad y no discriminación.
31. Capacitar al personal de Salud Pública a fin de implementar políticas acordes a las necesidades de las personas LGBTIQ.
32. Identificar el estigma y la discriminación como factores de riesgo y de vulnerabilidad para la transmisión del VIH, durante las campañas y capacitaciones que se realicen.
33. Desarrollar talleres de capacitación y sensibilización con las organizaciones de mujeres para que se canalicen las necesidades y reivindicaciones de mujeres lesbianas y trans a través de la Federación de Mujeres Cubanas.
34. Capacitar al personal de las instituciones del sistema educativo a fin de que se reconozcan, respeten y protejan los derechos sexuales y humanos de las personas LGBTIQ, como garantía para su acceso a la educación y permanencia.

Acceso a la justicia:
35. Crear normas y protocolos dirigidas a las instituciones del Estado, con especial énfasis a las autoridades policiales, que garanticen la plena expresión y protección de las personas LGBTIQ en los espacios institucionales y públicos.
36. Exigir al Departamento de Protección a los Derechos Ciudadanos de la Fiscalía General de la República que atienda sistemáticamente, desde todos sus niveles, los casos de detenciones arbitrarias, crímenes por prejuicios y otras violaciones motivadas por orientación sexual e identidad de género.
37. Instar a la Oficina de Mediación de Conflictos de Violencia, Sección Género y Derecho de la Unión Nacional de Juristas de Cuba, su intervención en el acompañamiento a las personas LGBTIQ, cuyos derechos hayan sido violados por motivos de orientación sexual e identidad de género.
38. Establecer procedimientos jurídicos e investigativos para asegurar que las víctimas de violaciones a los derechos humanos por motivos de orientación sexual e identidad de género tengan acceso a la reparación, indemnización, rehabilitación, satisfacción y garantía de no repetición. Artículo 26 de la Constitución.
39. Ampliar la capacidad de actuación de los abogados para que, en el ejercicio de representación durante la gestión de la demanda de derecho, se agilicen las respuestas efectivas ante las violaciones de derechos humanos.
40. Regular la aplicación del derecho de admisión por parte de las instituciones estatales y privadas sobre la base de trato igual y no discriminatorio. Exigir que todo recinto que lo proclame exponga claramente cuáles son los requisitos para acceder al lugar.
Protección a los defensores de derechos de las personas LGBTIQ:
41. Incorporar una política de protección contra actos violentos e intimidaciones cometidas por parte del sector privado y autoridades públicas de manera que los defensores de derechos de las personas LGBTIQ puedan ejercer sus derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión.
42. Modificar la Ley de Asociaciones, de manera que sea viable el registro legal de los colectivos y organizaciones que abogan por el reconocimiento y protección de los derechos sexuales y humanos de las personas LGBTIQ.

Programas:
43. Implementar un programa de reproducción asistida para mujeres y para hombres, sin necesidad de especificar su orientación sexual, identidad de género o estado civil.
44. Redefinir el trabajo de las “Casas de Orientación a la Mujer y la Familia” para su reactivación y lograr nuevamente el papel social que le corresponde, sobre todo en el abordaje de violencia de género.
45. Implementar políticas públicas para el mejoramiento de las condiciones socieconómicas de las personas que practican el trabajo sexual como forma de subsistencia, sin privación de su libre movimiento ni violación de otros derechos inalienables.
46. Impulsar desde el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social programas que contemplen la elaboración de una guía de buenas prácticas empresariales y de relaciones laborales, que busquen la creación de espacios libres de homofobia y transfobia.
47. Promover la ejecución de programas conjuntos entre el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, la Central de Trabajadores de Cuba y los sindicatos con el objetivo de abrir espacios de discusión y debate para la erradicación del acoso, la violencia y las prácticas discriminatorias en el ámbito laboral.
48. Promover la igualdad de oportunidades en el acceso al trabajo para las personas trans y de las personas con VIH/sida, respetando su grado de formación profesional y su profesión u oficio, en especial en dependencias del Estado.
49. Solicitar a la Federación de Estudiantes Universitarios que se reconozca como un principio de la FEU la no discriminación por orientación sexual e identidad de género, reflejándolo en el ABC y ratificándolo en las Disposiciones generales de sus Estatutos.
50. Solicitar al Ministerio de Educación Superior incorporar los conceptos de orientación sexual, género e identidad de género en los planes de estudio de todos los niveles de enseñanza. Que rediseñe el contenido de las asignaturas y la malla curricular conforme al PRONESS, eliminando cualquier vestigio de sexismo, estigma, discriminación o información no basada en el conocimiento científico.
51. Institucionalizar la perspectiva de género y enfoque de diversidad sexual como política de Estado a fin de que esta no dependa de personas sensibilizadas.

Participación en la vida pública:
52. Exigir a los cuerpos armados la plena protección de personas no heterosexuales y transgéneros contra actos de discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género.
53. Participación pública y activa de las personas que inciden en la toma de decisiones en la defensa y promoción de los derechos de las sexualidades y géneros no heteronormativos.
54. Libre acceso a los medios de prensa para expresar las posturas y visiones de las personas LGBTIQ.
55. Recomendar a las instituciones estatales ampliar las categorías sobre la sexualidad y el género presentes en sus planillas de trámites. Ej: femenino, masculino y otros.
56. Desestimar en los reglamentos de los cuerpos armados las bajas por conveniencia que estén motivadas por la orientación sexual e identidad de género.

Reconocimiento de la personalidad jurídica:
57. Aprobar una Ley de Identidad de género, con pleno reconocimiento de la identidad de género con la que la persona se identifica, independientemente a la realización de la cirugía de adecuación genital, en el cual su proceso de cambio de identidad se garantice mediante proceso administrativo. Deberá estar acompañada de normas jurídicas y procedimientos efectivos para que las certificaciones de nacimiento, los pasaportes, los registros electorales, y otros, muestren la identidad de género autodefinida.
Tratamiento de la sexualidad en los establecimientos penitenciarios:
58. Reformular las políticas hacia la población penal LGBTIQ así como a las personas seropositivas al VIH. Se deberá tener en cuenta cualquier necesidad derivada de su orientación sexual e identidad de género, incluyendo el respeto de sus derechos reproductivos y el acceso a la adecuación sexual si lo desea.
59. Exigir al Ministerio del Interior la creación de pabellones para las personas LGBTIQ recluidas.
60. Capacitar al personal penitenciario sobre los principios de igualdad y no discriminación respecto a la orientación sexual e identidad de género de la persona en estado de reclusión.
Prostitución, proxenetismo y trata de personas:
61. Eliminar las manifestaciones de acoso y de «saneamiento social» parcializadas a la práctica de la prostitución, y penalizar al cliente y al proxeneta, cuando se demuestre coerción, violencia, intimidación o delito consumado de trata o tráfico humanos.

Acceso de las personas trans a servicios de salud especializados:
62. Descentralizar, tanto como sea posible, las cirugías de adecuación genital, la asesoría, la evaluación por equipo de salud mental si se requiere, los tratamientos hormonales, la terapia de voz, la depilación láser, las cirugías “feminizantes” o “masculinizantes”, y otros tratamientos para las personas trans que lo requieran.
63. Garantizar el acceso de las personas trans a tratamientos de salud, sin que sea requisito obligatorio la valoración sicológica, someterse a la castración hormonal o a la cirugía de adecuación genital.

La Habana, mayo de 2018

Firman este documento:

Lidia M. Romero Moreno
Isbel Díaz Torres
Yadiel Cepero Madruga
Marta María Ramírez
Juana Mora Cedeño
Jimmy Roque Martínez
Yurena M. Manfugás Terry
Deyni Terry Abreu
Roberto Ramos Mori
Alberto Roque Guerra
Yaíma Pardo la Red
Julio Antonio Fernández Estrada
Jorge Luis Casas Batista
Sandra Abd´Allah-Álvarez Ramírez
Carlos Alejandro Rodríguez Martínez
Maikel González Vivero
Yasmín Silvia Portales Machado
Pedro Manuel González Reinoso

DESCARGAR Agenda por los derechos de lesbianas gays bisexuales trans intersexuales y queers en Cuba

Si, “Todos los blancos son ra-cis-tas”

Por  Yos Piña Narváez  @erchxs

Choco, una compañera de EFAE me invita a escribir sobre el caso del ra-cis-mo cosmético y la transmisoginoir de  L’Oréal y acepté con un poco de nervios, debo confesar, también con temor a la sobre exposición y al mismo tiempo con la fuerza de Exú para transitar estas encrucijadas. Siempre intento decir el lugar desde donde hablo. Este texto lo escribí dese un cuerpx/subjetividad que está en tránsito. Hablo habitando un cuerpx negrx y construyendo género no binarix  afrodescendiente.

Cuando leí en twitter: “Todos los blancos son racistas” y supe que era la voz de una persona transgénero afrodescendiente, lo primero que hice fue darle RT.  No por mero impulso, sino para colectivizar la rabia de quienes llevamos una vida límite, constantemente peleando contra la blanquitud por tener existencia fuera del binarismo. Seguí leyendo y vi que esta empresa ra-cis-ta de cosmética había contratado a la modelo transgénero Munroe Bergdorf y a pocos días de los acontecimientos del terrorismo blanco en Charlottesville (EEUU) fue descartada de la “prestigiosa” firma, a partir de estas opiniones realizadas en sus redes sociales donde criticaba a la supremacía blanca.

Si, las personas disidentes sexuales pensamos. Si, queridxs, las personas negrxs cuestionamos a la blanquitud y su violencia que se renueva a diario. Munroe Bergdorf logró activar la fragilidad blanca de L’Oréal y la empresa especialista en maquillaje escribió un comunicado: “L’Oréal apoya la diversidad y la tolerancia hacia todas las personas independientemente de su raza, origen, género y religión. Creemos que los recientes comentarios de Munroe Bergdorf están en desacuerdo con esos valores, y como tal hemos tomado la decisión de poner fin a la asociación con ella. L’Oréal sigue comprometida a celebrar la diversidad y romper barreras en la belleza”. Intento fracasado de maquillar su racismo.

L’Oréal es una factoría ra-cis-ta, productora serializada de cuerpxs “perfectos”, normativos pro supremacía blanca – eso ya lo sabemos-. La industria de la moda está pensada en su mayoría para eso. L’Oréal marca su discurso a partir de la idea de “apoyo a la diversidad y tolerancia hacia todas las personas independientemente de su raza”, y eso es hacer apología a la supremacía blanca en tanto grupo social genocida, esclavócrata. Al estar en desacuerdo con la denuncia de una persona afrodescendiente, transgénero reafirma la denuncia de Munroe: “Todxs los blancxs son racistas”[1]. Reafirma la instrumentalización constante de nuestrxs cuerpxs para generar dividendos. La exotización de nuestrxs cuerpxs, también es racismo. Esa falsa inclusión es condescendencia  y nuestros cuerpxs negrxs en la vitrina del capitalismo es una estrategia de larga data para la mercantilización a partir de nosotrxs y esto tiene anclaje colonial y su trata esclavista. Nuestrxs cuerpxs negrxs siempre fueron moneda de cambio para los blancos, nuestrxs cuerpxs negrxs son generadores de riqueza y capital económico a la supremacía blanca. Esta es maquinaria que se revitaliza constantemente, una maquinaria blanca que nos usa para relamerse en la corrección política, descarta y mata constantemente a cuerpxs negrxs para sostener lógica suprema-cis-ta.

No se esperaba que sobreviviéramos”, escribió Audre Lorde (The Black Unicorn, 1978). Este proyecto cis-hetero-supremacista está configurado para desaparecernos, para blanquearnos, para cis-heteronormarnos a las personas trans-no-binaria- no blancas. Esto implica llevarnos al borde de la muerte social y esto no es una metáfora, la muerte social consiste en no acceder a la educación, sobrevivir en el cis-tema racista educativo, sobrevivir a la diáspora, a cruzar fronteras en el exilio, acceder a empleos dignos, transitar por los espacios públicos comunes sin ser vistxs como monstruxs, sobrevivir a las violencias policiales que criminalizan y persiguen  a los cuerpxs negrxs desde el espacio público hasta cuándo vamos a mear o cagar en los baños; sobrevivir a la muerte social implica hasta entrar en la economía de afectos y en la escala de deseabilidad de lxs cuerpxs y alejarnos de la soledad como compañia. Con todo esto me refiero a que siempre tenemos que enfrentarnos estructuras blancas  históricas de opresión para vivir y existir  y esas estructuras la sostienen Estados, personas en el día a día y empresas como L’Oréal.

Que una trans afrodescendiente diga “todxs lxs blancxs son racistas”, no solo es una respuesta política que implica una “re-distribución de la violencia histórica”[2] que ha  recaído sobre nuestrxs cuerpos negrxs,  en fuga de la heterosexualidad, del binarismo y la normatividad blanca-occidental que nos impuso sexualidades  estándar higiénicas y cosmética. Esta redistribución de la violencia al decirle a lxs blancxs que son racistas también es una estrategia de autocuidado radical.

 


[1] He utilizado lenguaje no binario para resaltar que lxs blancxs gays, disidentes sexuales, trans, queer, también son racistas.

[2] Jota habla de esto en su texto:  “Rumo a uma redistribuição desobediente de gênero e anticolonial da violência!

En portada Munroe-Bergdorf despedida por denunciar racismo en L’Oreal.

Tomado de colectivoefae. Publicado con autorización del autor.

MerkenMerken

Trans*March Berlin: Cuando el género binario no nos sirve

fototrans

Hace exactamente una semana que participe en la Trans*March Berlin 2014. Como acontecimiento vinculado a los derechos de la comunidad no heteronormativa este fue el primer evento en el que me involucro directamente y la muestra de ello es que viaje dos días antes desde la ciudad de Hannover, invitada por una lectora de este blog, quien me convidó a participar.

No dude en alistarme en la primera marcha berlinesa que se intentaba ubicar bien lejos del patriarcado en tanto sistema regulador de nuestros cuerpos, erotismo etc. Allí cupimos todas las personas que creemos en la libertad de nuestras sensaciones, percepciones y vivencias relacionadas con el género y el sexo, los que son binarios y cuyas evidencias son la intersexualidad y las identidades trans o queers.

La idea original de esta manifestación la tuvo una activista cubana, Anousk, quien lleva un tiempo considerable residiendo en Europa y los últimos cinco años en Berlín, a la cual se le sumo un grupo de personas interesadas también en visualizar que sus derechos, algunos de ellos muy básicos como puede ser el acceso a hormonas desde el seguro médico, son violados por el solo hecho de ser personas trans.

El mensaje inicial de la Trans*March fue leído en varias idiomas: inglés, español, francés y alemán. En la convocatoria en castellano, compartida en el blog de evento se puede leer:

Juntxs para: más visibilidad, solidaridad, auto- definición, respecto, comunidad responsable y de apoyo, libre elección de su género…

Juntxs contra: las discriminaciones Trans*, el racismo, las discriminaciones por capacidad, las discriminaciones por edad, la criminalización del trabajo sexual, la (psycho) patologización, el  migratismo, el sexismo, el generismo, inter*discriminación, 

el (homo) nacionalismo…

Como sea que te identifiques, si apoyas esto eres bienvenidx

Por favor no deseamos banderas nacionales ni de partidos políticos ni uniformes militares ni policiales en la marcha.

Pero lo que más me sorprendió fue esta ultima exigencia. Sinceramente en la Isla tenemos mucho que aprender, pues he visto como el 17 de mayo intentando celebrar la diversidad sexual en La Habana, se han portado fotos del Che. Nada que ver.

Bajar el Manifiesto de la Trans*March Berlin 2014.

Conchita Wurst no es una travesti más

Conchita Wurst. Foto tomada de su perfil de Twitter
Conchita Wurst. Foto tomada de su perfil de Twitter

Para mí no lo es. Y la razón está en esa barba perfectamente armonizada en un rostro que se regodea en la feminidad.

Esa barba es símbolo rotundo de una masculinidad, quizás la más tradicional de las posibles. Los guerrilleros y los islamistas por ejemplo, son hombres con barbas, no se si como resultado o como causa, pero lo cierto que en esos varones supone el ejercicio del poder que otorga la lucha armada  o una religión tan estricta como el Islam.

Podría pensarse que efectivamente Conchita es un personaje más dentro del travestismo/transformismo contemporáneo y que haber ganado Eurovisión nada tiene que ver con la aceptación de la diversidad sexual. Puede ser. Sin embargo,  lo verdaderamente trascendente, en mi opinión, es su imagen contradictoriamente transgresora, feminizada hasta la saciedad  y aquella barba tan masculinizante.

Queramos o no, la gestalt es sencillamente impactante. Sin hablar de la similitud con Jesucristo que espero no haber sido la única en notar… espero no me tilden de hereje.