Georgina Herrera: La voz de una negra cimarrona

¡¡¡Qué bueno llegar a esta edad que cumplo 84 años!!! Hoy día 23 de abril, día del idioma castellano, con la felicidad de una Negra Vieja de Antes, atendida y cuidada por las más jóvenes.

Más de una persona, que sabe de mi vocación de cimarrona, ha sonreído con burlona ironía diciéndome que debí haber nacido el día de un idioma africano y, sin ironías, he respondido que es el día del idioma de los racistas, para decirles en el idioma de sus ancestros, lo que pienso que deben oir, sin traducciones, para que se entienda bien lo que tarde o temprano les va a caer encima, más tarde o más temprano. En fin de cuentas, lo que tenía que saber, amar y perpetuar de África lo aprendí ya, bebiendo de lo que contaban mis Negras Viejas de Antes, esas, a las que entiendo y admiro más cada día por la edad que cumplo y a la que llegarán ustedes en tradición irrompible.

Y, mira tu qué casualidad, precisamente en estos días, la muerte anda rabiosa, disfrazada con el nombre de una novedosa enfermedad. Y lo confieso, tengo miedo, miedo a que se tome un descanso en mi puerta, que está llena de cuantiosas señales que la harán sentirse como llegando a su propia casa: asma, poliomeuritis, cardiopatía, hipertensión.

Creo que el miedo es la mejor manera de no sentirme vencida.

Entonces, en medio de este torbellino, dejo un espacio lleno de claridades para un posible futuro, por si es cierta la reencarnación. Quiero ser lo que soy ahora, volver las veces que sean necesarias como la primera vez: fuerte, guerrera, amorosa, cimarrona, palenquera, volver como si no me hubiera ido, siendo lo que soy: negra, pobre y mujer y retomar mi puesto en nuestra lucha, porque esta lucha, la nuestra, no va a acabarse en largo tiempo.

Yoya

abril/2020.

Foto tomada de Universidad de Texas y Austin.

Poema de Georgina Herrera a Tato Quiñones

TATO
Autora: Georgina Herrera

(Tantas cosas hicimos
hablamos y pensamos).

Hasta La Ceiba
(tuya y de nadie más ya para siempre)
te va a llegar,
con rabia y desconsuelo
el llanto que no oculto,
mientras, quiero saber:
¿Qué rumbo tomará lo que pensamos?
Hasta ahora, damos
bandazos y nos dan planazos.
Así es la guerra.
Tal vez, de ti dependa, desde ahora
que se inviertan los hechos.
Tú puedes.
Desde tu Ceiba, sopla
como un viento mayor.
Ven desde el mar,
revuelto, azul como sus aguas.
Ven
como un viento astuto y sopla
por donde no te esperan.
Tú sabes. Desconfía,
hazt el ausente,
no te dejes morir.
Por otro asunto me dijiste un día:
“Con nosotros”.
Por este, el de tu ida, regresando
quién sabe de qué modo y preguntando:
“¿Hacia dónde, con quién?”
Te respondiera:
“¡Con nosotros!”

Enero 13/20

Documentales sobre personalidades afrocubanas se exhibirá en Festival “Santiago Alvarez In Memoriam”

Del 15 al 21 de marzo del 2018 tendrá lugar en  Santiago de Cuba el Festival Internacional de Cine Documental “Santiago Alvarez In Memoriam”. El mismo estará dedicado a homenajear la Premio Nacional de Literatura  Nancy Morejón.

En el marco de dicho evento, serán exhibidos cinco documentales de la prolifera realizadora y productora Juanamaría Cordones-Cook, quien además es profesora de Literatura y Lenguas Romances en la Universidad de Missouri.

Las obras a exhibirse se listan a continuación:

El mundo mágico de Mendive (Cuba 2015), ca. 40 minutos con subtítulos en inglés. El documental ofrece una perspectiva única en el mundo personal y artístico de Manuel Mendive, el más celebrado artista plástico cubano. Creador en varios géneros, el dibujo, la pintura, la pintura del cuerpo desnudo, escultura blanda y en metales y maderas, instalaciones y performances, Mendive es un sacerdote de la santería cuya espiritualidad permea toda su obra. Este documental muestra la amplia gama de su creación incluyendo su última performance en La Habana, Las cabezas (mayo 2012). Asimismo Mendive aparece pintando en su estudio y también en medio de su bosque tropical, a la vez que ofreciendo comentarios inéditos sobre su vida, los elementos africanos en su arte, sus estéticas y su profunda subyugación con el proceso creativo. El filme es enriquecido con comentarios de prominentes intelectuales cubanos Adelaida de Juan, Pablo Armando Fernández, Nancy Morejón y  Yolanda Wood, además de música de Ulises Hernández y Argeliers León.

Choco (2014), ca. 29 minutos con subtítulos en inglés. Presentación de Eduardo “Choco” Roca Salazar, artista plástico que encarna el éxito cultural de la Revolución cubana en su promoción de las artes. De origen muy humilde en una aldea de la Provincia de Oriente cubana, Choco se graduó del Instituto Superior de Arte y ha llegado a ser un celebrado grabador en su realización de colagrafías. El documental lo muestra  trabajando en su taller en La Habana Vieja, recorriendo su ciudad y visitando la escuela de arte, a la vez que exhibe una amplia gam a de su creación desde los inicios de su carrera artística. El filme es enriquecido con lecturas de Nancy Morejón y Pablo Milanés, y con la música creada especialmente para Choco por Miguelito Núñez.

Diago, artista apalencado (2013), ca. 28 minutos con subtítulos en inglés. Presentación de un prominente artista, Juan Roberto Diago (1972), que crea empleando materiales desechables. Diago comprende las posibilidades creativas del reciclaje y del bricolage, además enriquece sus imágenes yuxtaponiendo graffiti con sentido racial desafiante. Se ha autodesignado “artista cimarrón” y su arte resulta en un acto de “resistencia cultural”. En este documental, Diago abiertamente comenta sobre temas de raza y pobreza en la Cuba de hoy en día, y en su  representación en sus cuadros, fotografías e instalaciones.

Cimarroneando con G.H. (2011), 30 minutos con subtítulos en inglés. Franca y abierta entrevista con la poeta Georgina Herrera (Jovellanos, Cuba, 1936) comentando memorias personales, temas de género, relaciones raciales y racismo en la Cuba socialista. El film incluye imágenes de la poeta en diferentes mom entos de su vida, con máscaras y objetos de arte  africanos del Museo de Arte y Arqueología y el Museo de Antropología de la Universidad de Missouri. La música fue compuesta y ejecutada para este documental por el Profesor Anthony Glise.

África en la danza moderna cubana: Eduardo Rivero (2017), ca. 42 minutos con subtítulos en inglés. El film documenta la historia de vida y el legado artístico del emblemático bailarín y coreógrafo cubano Eduardo Rivero Walker (1936-2012) contados por él mismo en una entrevista inédita y por quienes lo conocieron: Alberto Lescay, Santiago Alfonso, Nancy Morejón, Isidro Rolando y Natalia Bolívar, entre otros. Representante de la generación fundacional de la danza contemporánea en Cuba, Eduardo Rivero desarrolló una técnica muy singular para bailar y enseñar. Fue un creador de clásicos inolvidables de la danza contemporánea y maestro de generaciones de grandes bailarines a lo largo de toda Cuba y el Caribe. Los testimonios de personalidades de la cultura de la Isla se entremezclan con imágenes de este gran artista bailando y de varias de sus piezas clásicas Súlkary, Okantomí, Duo a Lam, entre otras, configurando un gran fresco que muestra la dimensión única de quien fue -y sigue siendo, a pesar de su muerte- un Maestro de la Danza Cubana.

Con información ofrecida por Juanamaría Cordes-Cook.

Georgina Herrera, miembro de honor del Club del Espendrú

Por Roberto Zurbano

Sin la poética de Georgina Herrera la literatura cubana del siglo XX no tendría una estética de la maternidad tan sensible, sufrida y generosa como las letras y la vida que ha tenido y sufrido, y de la cual ella anda orgullosa por cada rincón de la vida. Esa razón es suficiente para que su pequeña luz nos ilumine por dentro y por fuera, del pasado hacia el futuro, y también desde el silencio hasta los días más ruidosos.

Nuestra Yoya, Georgina, es la modestia misma, es la esperanza que nace todos los días de los peores momentos de la vida. Ella es una poeta cuyo discurso lleno de sencillez y autenticidad atraviesa sesenta años de escritura, consecuente con su vida, de la manera en que la ha vivido y desde la paciencia que ha tenido para ver pasar el mundo ante sus ojos, colocarse ante sus pies, sin que los malos pensamientos alcancen su cabeza de reina coronada por su conciencia de mujer negra que perdona, pero no olvida las humillaciones de la historia y del presente a su gente y a su familia grande.

Su primer libro fue publicado por Ediciones El Puente, el primer grupo literario alternativo de la Revolución, donde su cuaderno G.H., la colocó para siempre en las letras cubanas de la Revolución sin grande exaltaciones, ni militancias, ni escándalos literarios, solo con sus versos debajo del brazo, hablando de sí misma, apenas en un tono menor, casi en un susurro que ninguna algarabía ha logrado callar. Hay una fuerza descomunal en sus versos que podrían sorprendernos, por lo cual nadie debe acercarse con paternalismo a esta poetisa, sino con el mayor respeto y veneración. Entonces su poética se vuelve surtidor, escudo, espada…. Ella provoca lecturas varias, rotundas, que van creciendo con el lector, con el tiempo y con el conocimiento de un mundo silenciado que ella nos abre con toda fuerza y generosidad, reivindicando los saberes afrodescendientes en la vida cotidiana y en la historia, sembrando para el futuro una semilla que se multiplica en cada uno de sus poemas.

Magia López, Georgina Herrera, Araceli Rodríguez, Roberto Zurbano y Alexei Rodríguez. Foto: Onel Torres Roche

Georgina Herrera es una mujer grande que salió de Jovellanos, su pueblo natal, casi adolescente para colocarse de empleada doméstica en una casona de la capital. Allí en su tiempo libre estudiaba, leía y ejercía sus primeros versos. Le sorprendió la Revolución en esos menesteres y sus versos florecieron entre gente joven como ella, llenas de sueños y esperanzas. El Puente fue su espacio fundacional, pero su obra no se detuvo, anda y desanda dentro y fuera de Cuba, ha sido querida, premiada, traducida y elogiada en todas partes. Su obra se explaya en nuevos caminos, muchos estudiosos y estudiosas le aclaman, su obra comienza a hacerse universal desde su sencilla condición de mujer negra, madre cubana y orgullosa de su lugar.

Ese lugar de la Yoya también nos corresponde y enorgullece. Es la razón por la cual EL CLUB DEL ESPENDRÚ otorga a Georgina Herrera la Condición de Miembro de Honor. Es la poeta cubana más sencilla del último siglo. La más paciente y emotiva, quizás la más consciente de la simultaneidad del sufrimiento y la alegría, de la fugacidad de lo terrible y la permanencia de lo amable. Su mirada limpia y tristísima extiende su maternidad hacia la gente y las cosas sensibles. Sus versos nacieron iluminando la pobreza real, atravesando discriminaciones y otros pesares hasta revelarnos el envés de lo domestico y convertirse en reina cimarrona, mensajera de nuevas sublevaciones del corazón y la esperanza.

Foto de portada: Onel Torres Roche

MerkenMerken

Georgina Herrera: Hija de Oshún hablándole a su madre

Por Georgina Herrera (Yoya)

(Me dijeron

que te llamaron lujuriosa)

¿Fué cara a cara?

¿Viste su pelo, su color?

Dime un nombre. Uno solo

de alguien que te haya dicho lujuriosa.

¿Tu me entiendes?.Yo sangro

cuando a ti te hieren.

¿Te das cuenta? Este dolor se quita cuando

cuando yo sepa y lo enfrente.

No te calles,

no me protejas de quien puede como antes

o cree poder.

¿Quién se atrevió, acaso

alguna triste frígida, violada

para que fuera su pesar más grande,

o…un pobre varón, mirando

como su flor marchita palidece

más de lo que marcó su nacimiento.

¿Eso….un desencantado de sí mismo?

Que no te roce nadie….

Que no te toquen.

No calles, madrecita. Este

es el momento de saber.

Ahora…o nunca.

La Habana, 29/10/17

Foto: Dominique Diaz
Tomada de The Orion

 

Georgina Herrera cumple 80 años

… y lo vamos a festejar porque todos los días no tenemos la oportunidad de celebrar junto a una de las voces más importante de la poesía cubana contemporánea. Yoya, como le conocemos quienes hemos estado cerca de ella, es además guionista de radio y televisión y tiene una de las obras más fecundas e incisivas que sobre la negritud de la mujer se haya escrito en la isla.

Yo no podré estar en la fiesta y homenaje que han preparado para ella, pero les convido a que pasen el próximo 23 de abril por la sede de la Revista Mujeres, sita en Calle Galeano y esq. a Neptuno, sobre las 2:00 de la tarde, y le digan que le envío todas mis mejores vibras y todos los besos del mundo. La música la podrán las chicas de la orquesta Las Canelas.

Consultar ficha de Georgina Herrera en Directorio de Afrocubanas.

Foto: Norma Guillard

Premio Mackandal para Georgina Herrera

Publicado en OnCuba Magazine

premio YoyaLa intelectual cubana Georgina Herrera (La Habana, 1936) ha recibido el Premio Mackandal de parte de la Compañía Teatro Cimarrón, que dirige el poeta y dramaturgo Alberto Curbelo.

Anteriormente entregado a intelectuales como Nancy Morejón, Rogelio Martínez Furé y Gerardo Fullera León, la reciente emisión de la XVI Bienal de Oralidad Escénica BarrioCuento, que organiza dicha compañía teatral, ha decidido homenajear en esta ocasión a quien ha sido considerada una de las voces más importantes de la poesía cubana contemporánea.

GH publicado en 1962 por Editorial El Puente, abrió la lista de libros salidos de la pluma de Herrera. Luego vendrían Gentes y cosas,Granos de sol y luna, Grande es el tiempo, Gustadas sensaciones, y Golpeando la memoria. Este último es su texto autobiográfico escrito junto a la historiadora Daysi Rubiera, máxima exponente de la literatura de historia de vida de mujeres en la Isla.

Todos los libros de Georgina Herrera han sido publicados por Ediciones Unión y con la curiosidad de conservar siempre la letra G en el inicio del título.

Mi mano va/desde ese rostro al mío/que es uno solo y de las dos,/ asciende, palpa/ el mentón purísimo,/ la espaciosa boca. Sí,/ con mucho espacio, así que un solo beso/de ella basta/
para pedir la bendición al viento,/ la tierra, el fuego y la llovizna[1].
 

A pesar de ser muy conocida como poeta, la literatura de Herrera también incluye guiones para la radio y obras de teatro. Todas en su conjunto se han concentrado, rotundamente, en las experiencias, anhelos y preocupaciones de la autora  acerca las mujeres africanas que fueron traídas por la fuerza a América y acá esclavizadas y las descendientes de aquellas, quienes son parte trascendental de la historia de la nación.

El tratamiento de dichos temáticas la han inscrito dentro de un dobre “artivismo”: contra la discriminación racial y por la equidad de género.

Yo soy la fugitiva/soy la que abrió las puertas/de la casa-vivienda y “cogió el monte”./No hay trampas en las que caiga/Tiro piedras, rompo cabezas./Oigo quejidos y maldiciones./Río furiosamente/Y en las noches/bebo el agua de los curujeyes,/porque en ellos/puso la luna, para mí sola, toda la gloria de su luz.[2]

En especial su poesía ha sido traducida a varios idiomas, incluida en antologías, femenina y afrodescendientes, y estudiada en cátedras de literatura hispana en universidades en Inglaterra, Estados Unidos y Canadá.

Del mismo modo, su vida y obra han sido plasmados en el documental Cimarroneando con G.H , de la profesora universitaria estadounidense Juana María Cordones-Cook, y que fuese presentado recientemente en La Habana, en el homenaje que se le hiciera durante Encuentro Universo Avellaneda.

La XVI Bienal de Oralidad Escénica BarrioCuento se realizará del 2 al 6 de abril próximo en la Casa del ALBA Cultural, y durante el evento se entregará además el Premio Calibán al intelectual Fernando Martínez Heredia y el Mackandal a los investigadores Jesús Guanche y Tomás Fernández Robaina, al poeta Alex Pausides, entre otros.

La Bienal estará dedicada a la cuentística rural, mitos y cosmogonías del campo, y la raigambre africana en las prácticas agrícolas y tradiciones campesinas cubanas.

Homenaje a Georgina Herrera en Universo Avellaneda

Georgina Herrera

En el marco del Encuentro Universo Avellaneda, se realizará un homenaje a la escritora cubana Georgina Herrera, que incluye la exhibición del documental Cimarroneando con G.H  (30.51′), de  Juana María Cordones-Cook. El documental es una entrevista a Georgina Hertenera, sobre su vida y su poética, en diálogo con su poesía, también leída por ella.

La proyección del documental tendrá lugar en la sede nacional de la UNEAC, el día 18 de marzo, a la 1:00 pm, como cierre del evento.

¿Por qué Mariana?

Por Georgina Herrera

Cuando hace unos años se estrenó mi obra de Teatro Penúltimo suenyo de Mariana, entre las preguntas que me hicieron, en medio de la emoción, fijé esta. ..”¿Por qué Mariana?” Miré a la ppersona que me la hacía como si se hubiera creado entre nosotros dos una distancia insalvable. Solo respondí que no podía ser nadie más. Otro poco de distancia la puso la otra persona y ya el espacio entre los dos fue demasiado grande.

Pero ahora que, según rumores, esta mujer, a la que le debo todo, puede correr el riesgo de ser canonizada, estoy al borde del llanto por la ira y la impotencia. . Parca en palabras, digo…”MARIANA NO”. Siento que me la ofenden, y voy a defenderla.

Mi deuda con ella es de esas que nunca se pagan totalmente. Tuve dudas, estuve a punto de creer lo que no era.

Cuando era pequeña oía contar historias sobre Mariana. Se decía que echaba de su casa a las mujeres que iban a llorar la muerte o la gravedad de algunos de sus muchos hijos. Y en esos trajines de curar o enterrar a uno de los suyos andaba siempre. Eran muchos, una legión de jóvenes heroicos alzados en los montes orientales, no dando órdenes a los soldados, sino cumpliendo ellos mismos con el deber que el corazónde esa madre irrepetida.

Digo una vez más que en esos trajines de amor y guerra a su modo andaba, y, a través del tiempo, a mi llegaban voces distintas contando como era. Había una intención hasta de elogio mal interpretado que no le hacía bien a nuestra heroína, porque se sabe, cuando la maldad se vale de la ignorancia, como decir las cosas para imcomprender la intención de una mujer que se negaba a ser una llorona tradicional. Poco entendimiento y valorada como malagradecida podía ser, a veces, el resultado de sus acciones. Doña Mariana no tenía tiempo para llorar sus muertos y heridos porque había que darles sepultura y sanar a quienes se pudiese. Además, dónde hallar espacio suficiente para que se formaran los ríos de su llanto numeroso. Doña Mariana se quitó el derecho a llorar para que no hubieran tantos ríos impidiéndole el paso a los mambises.

Ahora resulta que está intacto el cuerpo de la mujer que sintió penetrar por él, hacia su corazón, cada bala que maltrató el cuerpo de cada uno de sus hijos. No hay un sitio en mi cuerpo que no se estremezca cada vez que recuerdo e imagino los dolores del suyo

Así que hay posibilidad de gestionar y obtener la canonización de esta séñora que, hace unos meses, en el día de su nacimiento, cuando la mencionaron, por no hacerlo como se debe y merece, la llamaron Madre Mayor. ¿Qué significa eso, es un elogio una ofensa? ¿Es que hay madres de otros tamaños, enanas, por ejemplo?.

Por favor, esa señora ya tiene, como altar, todas las montañas de su región indomable, e iluminada está por el sol que para ella, no dejará de salir nunca.

Por favor, no toquen a MARIANA… No la toquen…

Georgina Herrera,

Octubre 5 del 2011.

Imagen: elr