“Estar conectada con personas negras siempre fue vital para el bienestar de Audre”

Diálogo epistolar con la escritora Gloria Joseph, quien fuera la última pareja de la reconocida poeta y académica afroamericana Audre Lorde.

Audre Lorde: The Berlin Years (1984-1992), es sin duda la obra de la vida de Dagmar Schutz. La reconocida poeta y académica afro-norteamericana. y la cineasta alemana fueron amigas y compartieron la gloria de vivir y la tristeza de la partida definitiva. El documental llegó a mis manos a través de Esmeralda, amiga de Dagmar, y quien había conocido brevemente a Lorde. Planeamos entonces llevarlo a La Habana. Y lo hicimos, en diciembre del 2013, exactamente el 21 . Esta fue la “segunda vez” que Audre estuvo en La Habana. La actividad tuvo lugar en el marco del espacio de debate feminista ‘Mirar desde la sospecha’, parte del Programa de Género y Cultura de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba; por ahí hay un álbum de fotos como constancia.

Antes de la muestra en La Habana, Esmeralda y yo nos cruzamos epistolarmente con la escritora Gloria Joseph, quien fuera la última pareja de Audre Lorde. Interesada en las huellas que en Cuba dejase la reconocida activista antirracista, luego de conocer que ambas intelectuales estuvieron en la Isla, surgieron esta preguntas a Joseph a quien, supongo, le ha tocado en más de oportunidad ser la memoria Audre.

¿Cuáles fueron las principales impresiones que se llevaron ustedes durante la visita a Cuba en 1985? ¿Destaca el encuentro con el escritor Nicolás Guillén?

Fuimos parte de una delegación de escritoras negras que nos pasamos una semana en Cuba, en un viaje patrocinado por Black Scholar, el gobierno cubano y la UNEAC. Audre y yo nos quedamos muy impresionadas, pues no sentimos miedo, ni ansiedad, ni sospecha de inseguridad alguna. No importaba dónde estuviésemos, ni el tiempo que fuese, si estábamos en la calle, en un hotel o en cualquier otro lugar en Cuba.

La razón por la cual digo esto es porque en los EEUU una es bombardeada con propaganda, anécdotas, supuestos hechos, que hablan de la necesidad de estar alerta y de temer a las personas negras, en particular a los hombres, porque una puede sufrir robos, asaltos o agresiones sexuales. Sencillamente, nosotras no tuvimos la sensación de que en Cuba hubiera que temer a los hombres, no importaba su color de piel. Adicionalmente, en las calles cubanas no se nos acercaban mendigos o personas sin hogar. En los Estados Unidos eso no es así y los desamparados son mayoritariamente personas no-blancas.

Audre dijo que a ella Cuba le parecía una sociedad socialista importante y alentadora. Además dijo que encontraba algunas contradicciones, pero que eso representaba una verdad básica. En Estados Unidos las contradicciones son fundamentalmente vividas, en muchos casos, con ira o en silencio, sin nombrarlas y sin usarlas. En Cuba se ven como problemas a los que hay que buscar una solución.Esa es la diferencia más importante entre los dos países.

Es muy interesante la mención al encuentro con Nicolás Guillén, porque ese es el recuerdo más relevante que tengo de Audre durante ese viaje. Ella quedó completamente emocionada, profundamente entusiasmada por encontrarse con Guillén. Estábamos sentadas en un semicírculo y Audre estaba literalmente temblando. Esta es la palabra más gráfica que puedo usar. Fue como si se estuviese derritiendo por dentro. Sonreía. Sobra decir que esto fue el punto culminante de su visita. Lorde, la poeta, encontrándose con un escritor que admiraba profundamente.

¿Cómo valora el documental Audre Lorde: The Berlin Years (1984-1992)?

La película es un trabajo extraordinario acerca de la vida de Audre en Berlín. El filme ha recibido merecidos reconocimientos y alabanzas. Por supuesto, no pudo y no intentaba cubrir todos los aspectos críticos del tiempo que pasó Lorde en Berlin. Por ejemplo, había un grupo de negros, la mayoría cantantes de ópera que habían dejado los Estados Unidos por el racismo, y que eran protagonistas en obras en Berlín. Una de esas personas, Anabel Bernard, era cantante principal e influenció mucho en que hubiera un grupo de negros que asistieran a una conferencia de Audre. Ella nos invitó a escucharla en el papel principal de Aida y así surgieron otros encuentros con el grupo. Audre y yo disfrutábamos de las relaciones con esa gente en Berlín. Estar conectada con personas negras siempre fue vital para el bienestar de Audre, no importaba el lugar al cual viajase.

El papel de Manfred Kuno, el médico de Audre, es otra área que merece ser más destacada. El, literalmente, la mantuvo viva por muchos años después de su diagnóstico. La relación especial que existió entre ellos, y las explicaciones que él ofreciera a propósito de la condición médica de Audre, merecen un documental propio.

Usted y Audre pudieron realizar proyectos sociales y políticos juntas. ¿Cómo fue el trabajo mutuo siendo también pareja? ¿Cómo se inspiraban la una a la otra?

Podría escribir un libro contestando esta pregunta. Por eso solo voy a ofrecer algunos comentarios. Dos personas con entendimientos y perspectivas similares interaccionan desde una base en común, tanto social como política, así que el resultado de esa dinámica es la elaboración de ideas creativas sobre el futuro y el análisis de la escena política actual. El respeto y el aprecio que nos teníamos una a la otra nos sirvió como inspiración para la acción continua. La pasábamos bien, nos reíamos de nosotras mismas, gozábamos del calor del Caribe y aceptamos los defectos de cada una.

Especial para Pikara Magazine

“Pink to Pink”, tendiendo un puente a la vida

El diagnóstico y las preocupaciones

“Cuando recibes un diagnóstico de cáncer, experimentas un desconcierto aterrador, el futuro comienza a estar entre signos de interrogación y pasa un tiempo para lograr digerir esta enfermedad”, me espeta Kenia Vázquez a rajatabla.

En su caso en el tiempo que transcurre entre la mastectomía y la cirugía reconstructiva, que tendrá lugar próximamente, ha decidido poner todo su empeño en seguir al pie de la letra las instrucciones de su cirujana plástica, para que los expansores que lleva puestos cumplan la función debida. “Ha sido un período de dolor y muchos malestares que se sobrellevan alimentando la expectativa de «volver a estar como antes».

Vázquez confiesa además que la proximidad a la reconstrucción de sus mamas la conllevan a tener dos tipos de preocupaciones, primeramente las relacionadas con los riesgos de un procedimiento quirúrgico, anestesia, a la par del temor a que el resultado no sea el esperado desde el punto de vista estético.

Por su parte la Dra. Roxana Morales Tirado, especialista en cirugía estética y reconstructiva, afirma que durante mucho tiempo no hubo posibilidades reales de reconstrucción dado que el equipamiento necesario es muy costoso. Con un esfuerzo del gobierno cubano y durante algún tiempo -agrega- el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología de La Habana y el Hospital Hermanos Ameijeiras tuvieron los materiales necesarios para realizar estos procederes. Solo que estas dos instituciones no serían capaces de cubrir la demanda de todo el país. En la actualidad vuelve a existir una escasez de estos que no garantiza la rehabilitación de las pacientes.

“Pink to Pink”, tendiendo un puente a la vida
El patólogo veterinario cubano Alberto N. Jones reside desde 1980 en Estados Unidos; siempre ha estado interesado en el vínculo de Cuba con la emigración. En estos momentos Jones y su esposa Silvia -contadora- trabajan en el desarrollo de “Pink to Pink”, proyecto que parte de la condición de salud de ella, quien tuvo cáncer de pecho, y se propone llevar a las sobrevivientes en Cuba, un aliento de esperanza y optimismo en la lucha por la vida.

silvialberto
Silvia y Alberto Jones. Fundadores del Pink to Pink


Como preparación Silvia y Alberto han trabajado intensamente durante varios meses. Se enfocaron en lograr la sensibilización de determinados sectores en la sociedad estadounidense a través de las distribución de plegables, el envío de cartas a instituciones, solicitud de donaciones, charlas, conferencias y propuestas de hermanamiento con otros grupos de apoyo a esta lucha. Todo, con la intención de dar a conocer la situación de los servicios médicos en la isla y en especial en la atención de las pacientes con tumores malignos en las mamas.

“Pink to pink” ha sido gestado en el marco de las renovadas relaciones entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos. El primer viaje a la isla se realizará del 10 al 17 octubre, durante el cual serán entregados los artículos a varias organizaciones e instituciones, las que se encargarán de entregarlas a las mujeres necesitadas. A pocos días de la partida aun se continua recolectando donaciones.

“Con la relajación de las regulaciones que permiten a norteamericanos visitar a Cuba, concebimos la idea de invitar a profesionales de la salud, sobrevivientes, amigas y amigos, para llevar estas celebraciones de la vida a Cuba y compartir con profesionales homólogos en La Habana, lo cual permitirá crear un puente de solidaridad entre los dos países”, declara Alberto Jones.

Por su parte, Morales considera que “el intercambio profesional con colegas estadounidenses permite la actualización de los profesionales cubanos en cuanto a técnicas reconstructivas y de rehabilitación con las que podamos realizar un mejor trabajo a fin de garantizar la inserción de las mujeres a la vida cotidiana así como una mayor calidad de vida.

La pareja Jones se propone además explorar y fomentar la creación de micro- empresas para las sobrevivientes y sus familiares, teniendo en cuenta que en muchos casos las mujeres están enfrentan la enfermedad sin los recursos económicos necesarios.

“Creo que es primordial la relación entre mujeres que han transitado antes que uno este camino, la experiencia de otros ayuda mucho a tomar conciencia de que es una etapa difícil que vas a enfrentar pero que es eso, algo temporal, luego la vida sigue más o menos como siempre. Este reforzamiento positivo para mí fue valioso y te hace estar optimista y fuerte para llevar el proceso”, afirma Kenia Vázquez.

El apoyo de entre las sobrevivientes, el acceso a información profesional y el contacto con personal médico especializado en el tema más allá de las fronteras del país y poder contar con recursos para su rehabilitación e reinserción en la vida cotidiana con cierta calidad de vida ayudan para mitigar, sin dudas, el efecto emocional que trae consigo el cáncer de pecho.

Foto de portada «Dar la mano» srgpicker

Diez razones para visitar Cuba antes de que llegue la avalancha de gringos

Foto: Julia Ardón
Foto: Julia Ardón

1. Podrás escuchar el español sabroso y sonoro que hablamos en la isla, plagado de frases que solo los cubanos entendemos, antes de que se transforme en cubenglish.

2. Podrás tomarte fotos delante de todas las gigantografías y vallas que hablan mal de los Estados Unidos… antes de que las eliminen.

3. Podrás conocer La Habana montado en uno de esos autos antiguos, la mayoría de procedencia estadounidense, que únicamente ruedan en la isla.

4. Podrías probar el ron Havana Club antes de que la demanda sea superior a la oferta, y te empiecen a dar gato por liebre.

5. Podrás comer platos tradicionales, como yuca con mojo o tamal, antes de que nos invadan los Mc Donalds y los KFC.

6. Aún podrás disfrutar de un mango o de una guayaba que, en lugar de ser organismos genéticamente modificados, vendrán de los patios de cualquier vecino cubano.

7. Podrás hacer trámites y gestiones ordinarios, como sacar dinero de un cajero, al mejor estilo burócratico cubano, carente de toda eficiencia y rapidez.

8. Podrás conocer las cifras de todo lo que el pueblo cubano no puede hacer gracias al bloqueo y al embargo, con tan sólo leer las vallas que están a la salida del Túnel de La Habana camino a las Playas del Este.

9. Podrás disfrutar de la casi completa soledad de algunas playas cubanas, sin tener tantos acompañantes de piel rosada que te hagan sentir que no has salido de tu país.

10. Podrás viajar en esos bellos y contaminadores artefactos que son los trenes cubanos, únicos en todo El Caribe…

Publicado en Matador

‪#‎Ferguson

Por Odette Casamayor

Salvajes también llamaron a los negros del Partido Independiente de Color masacrados por los blancos patricios cubanos en 1912 ‪#‎Ferguson‬.

……..

Y por supuesto, nuestros blancos patricios cubanos mantienen desde el siglo XIX esa idea -que pretenden hacer mantener entre los negros cubanos- de que nuestra historia es diferente. No tenemos rabia. No recordamos la esclavitud. No sufrimos por nada y, consecuentemente, nunca nos rebelaremos. Somos unos negritos pacíficos y muy civilizados, porque nuestros blancos patricios -fuera y dentro de la isla- no son racistas y siempre nos trataron muy bien (dicen ellos mismos).
Yo no les creo. No puedo creerles sobre todo cuando lanzan largas jerigonzas sobre la discriminación en Cuba.
Esa discriminación, sólo acceden a denunciarla si prometemos seguir siendo los negritos pacíficos del Caribe y si apoyamos sus agendas políticas -cualquiera que ésta sea, dentro y fuera de la isla.
Ha sido siempre así en la historia de Cuba.
Conmigo no cuenten ¡jamás! para que sus deseos se sigan cumpliendo.
¡Lucho!

……..

Those who ask for explanations of our rage have never seen their human condition denied.
But I can feel slavery in my own body. It’s in my DNA.
Can’t explain!
Those who ask for explanations are the ones that have everything to explain to themselves and to the world.
‪#‎Ferguson‬

……..

Some days, because of my history and my very own experience as a Black woman raising a Black man, I simply cannot sit and write the nice and thoughtful pages I am suppose to write as a scholar, and I cannot read all these lucid philosophical and political accounts that might explain my own rage.
Some days, I just allow the rage to inhabit my body.
I just feel it.
And, at least for today, I have nothing to explain.
Because I am!
‪#‎Ferguson‬

Me dicen Cuba: Señal de alarma

Foto tomada de http://www.viewphotos.org
Manicaragua, Villa Clara. Foto tomada de http://www.viewphotos.org
Manicaragua, Villa Clara. Manicaragua, Villa Clara. Manicaragua, Villa Clara, y así hasta llegar a cien. Ese era nuestro destino y tenía que aprenderlo. Memorizaba además que vivía en Calle 18 no. 419…

No tengo idea de dónde queda, pero desde muy chica sabía que de pasar algo tendría que ir a para ese pueblo con nombre que me invitaba a cruzar el Caribe.

El sonar incesante del golpeo de un metal sobre otro era la señal que iniciaba la desesperación. Recogíamos en un tiempo mínimo lo más importante de nuestras vidas: agua, latas de carne rusa, un abrigo, tarjeta de mejor, algunas medicinas, etc. Nada verdaderamente trascendente.

Eso de teatralizar una situación tan devastadora me dejaba francamente exhausta. Aun cuando sabía que era una simulación, la adrenalina ocupaba mi cuerpecito de preadolescente y hasta que no acababa el simulacro y llegaba a mi casa, por entonces mi refugio natural, no volvía a recuperar la respiración pausada.

Lo he soñado una y otra vez y, en dependencia del momento de mi vida, viene a mi memoria el sufrimiento ante las cosas que se quedarían atrás y no podría llevar conmigo. Así pasé por aquella pionera de piel negra que era mi muñeca preferida, hasta los libros que descansaban en las paredes de mi casita habanera. Pensar en despegarme de esos objetos me producía tanta angustia como la eventual posibilidad de perder la vida.

Fue tanto el miedo que nos inundó que mi abuela Niña cedió una parte de nuestro patio de mangas y mamoncillos para convertirlo en refugio.

A mi hermana Cuqui y a mí nos encantaba el misterio que emanaba de aquella construcción de grandes planchas blancas, pero teníamos la prohibición de acercarnos a su entrada. Para mí era como una gran piscina sin agua. Nunca fue usada. De hecho, varias trepadoras colmaron su entrada de flores.

Muchos años después, a mi hermana Ampy le costaría Dios, burocracia y ayuda recuperar el espacio que siempre fue parte del patrimonio familiar.

Helicópteros, petardos, fuegos artificiales y sirenas todavía me despiertan esa sensación de desasosiego, de peligro inminente. La angustia sigue recorriendo mi cuerpo, no ya tan diminuto como en los años 80, pero igual de sensible a la voz de: ¡Llegaron los americanos!

Publicado en Cuba Contempóranea

Carta al presidente Barack Obama

yorubaDecember 20th, 2013
President Barack Obama
The White House
1600 Pennsylvania Ave., N.W.
Washington, DC 20500

Estimado Sr. Presidente,

Es un honor para la Asociación Minnesota Yoruba Cuba unirse al grupo de las organizaciones religiosas en Estados Unidos, alentando todos los grupos, religiosos y no religiosos , a crear una conciencia espiritual para mejorar las relaciones entre Cuba y los Estados.

Es nuestra profunda conviccion de que si realmente seguimos el legado de Nelson Mandela, el gobierno de Estados Unidos debe excluir a Cuba de la lista de países patrocinadores de terrorismo .

El excluir a Cuba de la lista, enviaría una señal importante al mundo entero de un cambio real de la política de Estados Unidos hacia la nación caribeña. Una nación que ha ratificado cada una de las 12 convenciones de lucha contra el terrorismo internacional no puede ser considerado, en ningun sentido, como un país terrorista.

Seguir leyendo «Carta al presidente Barack Obama»

#PostVSBloqueo

bloqueo-cubaLa semana pasada una parte de la blogosfera cubana intentó visibilizar el impacto del bloqueo estadounidense en nuestras vidas. La acción tuvo dos momentos, el primero dedicado a la publicación de los post que comparto más abajo y el segundo la realización del TwitazoVSBloqueo, donde se utilizaron las etiquetas #NoBloqueoEUvsCuba y #StopUSembargovsCuba. En ese empeño nos acompañaron bloggers y comunicadores de otros países. Gracias a quienes participaron.
Negracubana

Post publicados en bitácoras personales:

CUBITA LA BELLA: Claro que si, el bloqueo existe

Dice mi vecina Mayra que el bloqueo no existe, que es una tremenda mentira, una exageración, que no hay bloqueo mayor que el que nos hacemos nosotros mismos los cubanos (ese asunto va en otro post).

Claro, Mayra solo piensa en cuanto va a cobrar por los mangos que tan gentilmente le regala la mata que tiene en el patio, la cual no necesita de fertilizantes, ni regadíos, ni medio de trabajo alguno para hacerla producir. Cada año los aguaceros de mayo la ponen ¨a punto de caramelo¨, para que su dueña -que la ama como a nadie- los venda a precios in-módicos e in-decentes, como si no fuera uno de los frutos más comunes en Cuba y efectivamente necesitase bioproductos  comercializados, por ejemplo, por empresas argentinas o brasileras con mucho reconocimiento en la tecnología agraria.

Pues como a mi vecina asegura que el bloqueo solo está en la cabeza de los cubanos, y en especial en los ¨cabezones de arriba¨, y que ¨de aquí lo que hay que irse, cuando cruces El Caribe ya no hay bloqueo¨, la Seguir leyendo «CUBITA LA BELLA: Claro que si, el bloqueo existe»

Poniendo el dedo en la llaga: Trabajo de mujeres: La igualdad de género en Cuba

bookcover_en-espanolY claro que nos duele, es que el nuevo libro del Centro para la democracia en las Américas (CDA), Trabajo de mujeres: La igualdad de género en Cuba y el papel de las mujeres en la construcción de su futuro, de la norteamericana Sarah Stephen, centra su atención en valiosos aspectos de la sociedad cubana tomando como pretexto a las mujeres; en este sentido, examina contradicciones fundamentales donde se evidencia, por ejemplo, como la emigración de las cubanas profesionales y en edad laboral impacta a toda la sociedad en su conjunto, o como la actual crisis económica en la Isla influye en la vida específica de las cubanas y en las ventajas que durante la Revolución se han conseguido para ellas.

Es además un libro coherente desde la portada, donde una mujer negra, con evidente actitud de empoderamiento, nos muestra la sala de su casa, la que simbólicamente representa a la sociedad cubana. Esta bella mujer afrocubana nos permite entrar, de manera ineludible, a desentrañar el complejo entramado de relaciones sociales de la Isla.

Cada sección del texto concluye con un perfil de una mujer: Maria Ileana, Issel, Bárbara, entre otras; cubanas de diverso origen, religión, clase social, pertenencia racial, etc., quienes exponen a partir de sus experiencias de vida la complejidad de la sociedad cubana del siglo XXI.

Trabajo de mujeres: La igualdad de género en Cuba… hace un recorrido, además, por algunas figuras importantes en la historia y cultura nacionales como Mariana Grajales, Ana Bentacourt y Vilma Espín. Del mismo modo, presenta a organizaciones gubernamentales e instituciones, como la FMC y el CENESEX, y a ONGs, cuya labor prioritaria ha sido la equidad entre lo géneros.

Seguir leyendo «Poniendo el dedo en la llaga: Trabajo de mujeres: La igualdad de género en Cuba»