Cuando las críticas sobre la B o V dan paso al racismo

En días recientes, un tuit (ya borrado) del Ministerio de Educación de Cuba levantaría todo tipo de reacciones. Se trataba de la celebración del inició del curso escolar 2019-20120, a partir de una imagen en la cual había un error ortográfico.

Las críticas, comentarios, memes que surgieron como respuesta al tuit fueron muchos y muy diversos. En un inicio, lo sucedido me pareció, y aún lo considero así, un error muy grave que va más allá del ortográfico, teniendo en cuenta además el contexto en el que se produjo. Días antes dos altas funcionarias del sistema educacional en Cuba habían realizado declaraciones que estremecerían las redes: una acerca de quiénes tienen derecho a criticar lo que en el país sucede, mientras la otra dirigente reiteró, expresado sucintamente, que la universidad cubana es para la gente “revolucionaria”.

Mientras lo anterior acontecía, se pronosticaba el impacto del huracán Dorian en el Caribe, que incluía al norte de Cuba y al sur del estado Florida en Estados Unidos.

La intención de este post no es analizar el debate en sí mismo, sino señalar que dentro de las reacciones al error ortográfico circularon memes, comentarios y críticas a la maestra que en mi opinión evidenciaron acoso, escrache y linchamiento y que también generaron otros “daños colaterales”. Los plateamientos propositivos o que cuestionaban al sistema educativo en su conjunto escasearon.

En este sentido, en mi muro de Facebook, publiqué lo siguiente:

A ver, la gente que se ha vuelto más Cervantes que la RAE, ¿han pensado por un segundo que la maestra puedo no haber escrito aquello en la pizarra? Ya me parece un too much toda la memenística alrededor de la mujer, el asunto no es ni la V, ni que sea maestra, ud. saben bien que cualquiera puede tener una falta en un momento. El tema es que ya esto pasa de la burla grosera a ser acoso y escrache, cuando en realidad es todo un ministerio, un país, el que debe ser verdaderamente cuestionado, pero la soga siempre se rompe por el lugar más débil. Intente ser empático, la maestra puede ser usted o su madre.

A partir de este post se suscitó un debate interesante; sin embargo, continué rumiando a propósito de lo acontecido. Me llamó la atención cómo ciertos memes y comentarios expresaban creencias y actitudes discriminatorias usualmente presentes y naturalizadas en el imaginario popular cubano. Del mismo modo, el bullying me pareció importante.

Precisamente lo que he dicho con mi post son dos cosas: 1)El bullying, el acoso, el escrache de esta mujer no es la manera de criticar el error. 2) El error es sistémico. Hagamos críticas sistémicas. Repito, la b o v, así la haya escrito quien tiró la foto o la mismísima ministra, es tan solo un síntoma de una SOLA enfermedad. Cuando dejen de burlarse de esa maestra, de acosarla, de escracharla, se reirán de la próxima, y del otro y del otro y como lo único que han hecho es divertirse no se habrá pensado/aportado/propuesto solución alguna y el sistema seguirá reproduciéndose y la violencia, el acoso y el bullying normalizándose.

Luego, una internauta me hizo llegar la siguiente imagen, la cual es un efecto no del huracán Dorian, sino de las críticas “huracanadas” que se realizaron en las redes cubanas la pasada semana:

Dicho meme es racista por varias razones. En primera instancia porque vuelve a ubicar a una persona negra en el rol de religioso, o como se dice en Cuba de “brujero”, quien pudo haber sido un hombre blanco, como los miles que existen en Cuba, pero no lo es. Es un hombre negro, vestido de blanco y con mazo de hierbas en la mano, una representación bien estereotipada de un oficiante de las religiones afrocubanas. Luego, parte de las palabras que están en el meme contienen faltas de ortografía, lo cual ubica* dicha imagen en relación con el tuit del Ministerio de Educación. Esta persona negra pretende, además, espantar al ciclón Dorian, tanto de Cuba como de la Florida, con el uso de las hierbas —con una “limpieza” diríamos en Cuba—, lo que en mi opinión pretende presentarlo como ignorante. No creo que ningún cubane, por muy religiose que sea, crea que evento atmosférico de esta índole disminuya su impacto por o con el uso de prácticas religiosas. Además, en la imagen se utiliza una palabra aún considerada soez en Cuba, lo cual refuerza el estereotipo de la persona negra grosera o maleducada.

El resultado es un condensado de estereotipos: negro santero ignorante grosero con pésima ortografía. Si este meme no es racista, entonces ¿qué es?

*La imagen es anterior al evento de la falta ortográfica, sin embargo fue extremadamente compartida a propósito del tuit.

Radio Cadena Agramonte reproduce caricatura sexista en su sitio web

El sitio web de Radio Cadena Agramonte, la emisora de la provincia Camagüey, reprodujo una caricatura sexista, en una nota publicada en su plataforma el pasado 18 de agosto.

El artículo donde se encuentra la imagen se refiere a un entrenador de la provincia, que ha sido promovido para dirigir el equipo femenino de béisbol de Cuba, el cual participará en una competencia regional. El texto constituye una loa a Jorge Luis Pimienta en su carrera profesional como técnico deportivo. El autor del artículo es Luis Manuel Pantoja Roca.

Del otro lado, la caricatura que acompaña a la nota periodística banaliza a la mujer pelotera, quien en pleno juego se pinta los labios. Su representación, además de sexualizada, intenta alimentar el estereotipo de que las mujeres no toman su rol en serio, como que “no están puestas pa eso”, sino que la estética es más importante que su función, en este caso como deportista. Los hombres que aparecen en la imagen están en una postura de desaprobación o molestia ante su presencia. Las lecturas en este sentido pueden ser múltiples.

El sexismo también se muestra en la invisibilización de las dos atletas camagüeyanas, Mayumi Solano y Katherine Fals, a quienes únicamente se les menciona cuando se podía haber aprovechado la ocasión para exponer sus resultados deportivos, lo cuales les han valido para ser seleccionadas como integrantes del equipo que representará a Cuba en este evento.

A pesar de que la igualdad entre todas personas está incluida en la Carta Magna del país, es usual que en la prensa (tanto oficialista como independiente) y en la publicidad se hagan uso de imágenes sexistas, racistas, misóginas, homolesbofótransbicas, etc. con total impunidad.

En Cuba no existen observatorios gubernamentales o estatales de medios que se encarguen de monitorear y dar seguimiento a este tipo de contenidos y a las denuncias que suscitan. Tampoco existen programas de formación acerca de cómo generar contenidos que respetan la dignidad de les cubanes.

Imagen tomada de Radio Cadena Agramonte.

Zaida Capote: “Creo que habría que promover crítica televisiva sobre la televisión”

Por: Zaida Capote Cruz

Veo bastante televisión, sobre todo cine en televisión. Ahora me está costando porque uno de los programas que solía ver, La séptima puerta, nos llega cada vez más tarde. Para colmo, el traslado de Pasaje a lo desconocido para la noche del viernes retarda una hora la película.

Hace unos días el programa de Reinaldo Taladrid estuvo dedicado a la llamada “viagra femenina”, un medicamento de moderada efectividad en el tratamiento de la disminución del deseo sexual femenino durante la menopausia, cuya necesidad no ha sido ampliamente aceptada. Si bien el diálogo introductorio —entre el anfitrión y el doctor Pérez Peña, conocido por su programa La dosis exacta— transcurrió en un permanente tono socarrón que me puso en guardia, la cosa empeoraría.

Taladrid llamaba “princesa” (ahora yo tampoco puedo recordar su nombre) a la corresponsal en Camagüey, que entrevistó a varias mujeres; en La Habana, por el contrario, una joven estudiante de periodismo interrogaba a algunos transeúntes —varones, claro— si aceptarían que sus parejas tomaran la pastillita. Apenas lo podía creer, pero la televisión cubana parece atestiguar aquel dictum casi panglosiano de que tenemos los medios que nos merecemos; será por eso que el desvarío ideológico es tan evidente. Al final, el supuesto documental era una especie de promoción del uso de la flibanserina donde se incluía (si no lo hubiera visto no lo hubiera creído) una declaración sorprendente: algo así como que las mujeres son reacias al sexo sin amor, pero los hombres, ¡ah, los hombres solo de ver ropa interior en una tendedera ya están dispuestos!!!

A veces me parece que estoy en otro país. No me lo explico; creo que habría que promover crítica televisiva sobre la televisión, porque de lo contrario estar frente a las cámaras se convierte en una suerte de patente de corso y la desinformación puede echar raíces, incluso fuera de la pantalla.

Hace unos días, en el comentario del NTV del mediodía, la periodista Maray Suárez dedicó su intervención a cierto “sexismo lingüístico” que la molestaba mucho. Me entusiasmé, pensando que se referiría al sexismo; pero cuál no sería mi sorpresa al ver que se refería como “sexismo lingüístico” al lenguaje inclusivo que pretende combatirlo. Increíble. El comentario de marras citaba como la verdad revelada (sin mencionar a su autor) el muy difundido informe de Ignacio Bosque. Mientras ignoraba otros puntos de vista menos gramaticales, digámoslo así, como el enjundioso estudio  De mujeres y diccionarios,caricaturizaba la búsqueda del lenguaje inclusivo (creo incluso que hay por ahí un manual de comunicación editado por el Instituto Internacional de Periodismo y la Editorial de la Mujer, que la periodista se saltaba olímpicamente) y cerraba apelando a la autoridad suprema de Martí, de quien abusamos todos los días. Si él dijo “los niños son la esperanza del mundo”, no hay por qué decir “las niñas y los niños son la esperanza del mundo” (sic). Me dio risa, pero luego me dio pena. ¿Alguien se da cuenta de lo importante que pueden ser los medios en la (de)formación cultural? Aquellos animadores de la Universidad del Aire, que leían sus conferencias frente a los micrófonos de la radio en los años cuarenta, o la idea de Fidel de hacer una Universidad para todos en televisión parecen cosas de la prehistoria.

He comentado mi desazón con algunas personas y muchas me han contestado, simplemente, que no vieron esos programas; puede que estuvieran viendo otro canal o se dejaran arropar por la seductora oferta del paquete semanal, que brinda más libertad de elección y nos permite ver una buena película antes de caernos de sueño.

Esta semana, por cierto, una amiga me pasó Reversing Roe, un documental estadounidense del año pasado que bien pudiera llamarse en español Contra el aborto. Allí se aborda la batalla por la legalización del aborto, desde el señero caso Roe vs. Wade, que permitió la legalización del aborto en los Estados Unidos en 1973. Además de la reconstrucción histórica y la entrevista a participantes en aquel hito para la historia del movimiento feminista norteamericano, el documental aborda casos específicos de discusión de la ley en varios estados y nos muestra las campañas contrarias, resultantes incluso en el asesinato de médicos abortistas. A mí me pareció que la doctora que va de un estado a otro ofreciendo servicios médicos a quienes deseen abortar queda demasiado expuesta. El asunto del odio a las libertades en el país de la libertad es peliagudo, y hay armas en la calle. Como para asustarse.

Puesto que en los Estados Unidos la escena legal es tan influyente en política, y viceversa, el documental testimonia el ascenso de los grupos evangélicos antiaborto y su invención de un término crucial: el aborto del niño vivo o algo así. Pues bien, con una campaña muy bien montada y el entusiasmo bravucón de sus fieles, los miembros de esas iglesias o grupos de presión se plantan frente a las clínicas que hacen abortos o frente a los edificios de gobierno donde deben aprobarse las leyes para exponer su desacuerdo. Portando imágenes de fetos despedazados, centran su campaña en los abortos tardíos (que, según la doctora, no pasan del 1%) para calificar la práctica de asesinato sin más.

Ahora bien, una de las lecciones más interesantes del documental proviene de la declaración de cómo se organizan las batallas políticas en aquel país. Hay prácticas ciertamente anticuadas, como esa de la legislación de Texas que impide a quien esté en uso de la palabra beber agua o ir al baño, utilizada por una congresista para demorar la votación del congreso estadual; una victoria momentánea, porque finalmente la ley se aprobó. Y lo más curioso, el análisis que hace el documental acerca de la importancia de la correlación de fuerzas en el Tribunal Supremo, decisivo cuando el caso Roe vs. Wade y decisivo siempre. Importante, porque en estos días se estuvo discutiendo el acceso al máximo órgano de justicia de un juez conservador que, aunque acusado de abuso sexual, fue aceptado. Vale ver este documental para entender cómo la manipulación de la política en los Estados Unidos es congénita.

La batalla de los exaltados evangélicos que combaten el aborto en las calles o frente a las clínicas se resuelve entre los elegantes por la postulación de jueces antiaborto al TS; pero no solo. Uno de los líderes de esos grupos declaró que pusieron todo su empeño en apoyar a Trump porque se declaró antiaborto (a su modo grandilocuente, declaró que no aceptaría asesinatos de bebés, frente a una desconcertada Hillary Clinton) y podía ser la vía para cambiar la correlación de fuerzas en la máxima instancia judicial del país, al tiempo que varias entrevistas discuten e ilustran el proceso sufrido por el partido republicano hasta su conversión en uno ultraconservador (muy ilustrativos, los ejemplos de Ronald Reagan y George W. Bush, cuya actitud frente al aborto cambió para conquistar apoyos del poderoso lobby evangélico).

En Cuba, recientemente algunas instituciones religiosas se han pronunciado contra la posibilidad del matrimonio igualitario provista por el artículo 68 del proyecto para la nueva constitución. Es solo el comienzo de una larga batalla que hoy puede parecerle ajena a unos cuantos, pero terminará involucrándonos a todos. Sobre todo, por la carencia de espacios públicos accesibles e informados para la discusión política de temas que hoy pueden parecernos banales, pero no lo son. No digo más, vean Reversing Roe y luego hablamos.

Texto tomado de Asamblea Feminista. Publicado allá con el título Frente al televisor

Foto tomada de Trabajadores.

Sobre la necesidad en Cuba de observatorios contra la discriminación

El caso más reciente de sexismo en medios cubanos ha puesto sobre el tapete, una vez más, la necesidad de que existan mecanismos que permitan enfrentar adecuadamente casos de discriminación de cualquier índole, que impliquen tanto acciones educativas como canalizar críticas, preocupaciones y en los casos más graves, el establecimiento de demandas.

Estos incidentes son recurrentes, aparecen una otra vez y no importa si se trate de una publicación o medio de los tradicionales o de los novísimos.

En muchas ocasiones junto al debate tiene lugar una especie de satanización de quienes critican o denuncian el acto discriminatorio, por lo general mujeres feministas, quienes reciben violencia verbal, descrédito, acoso, etc.; constituyéndose entonces un riesgo para su seguridad en las redes sociales.

En muchos países la propia sociedad civil y las organizaciones que la componen, han establecido observatorios contra la discriminación, el sexismo y el acoso en la redes, etc. Dichas instancias ofrecen soluciones efectivas y sistemáticas, además de educar para la convivencia y el respeto de la dignidad humana. Para ejemplificar, podríamos mencionar el reciente incidente acontecido en Perú, cuando una tienda de muebles hizo público un anuncio publicitario donde se asociaba a la persona negra con lo sucio, lo feo, el desorden, etc.

Recientemente también una amiga me hizo saber de una plataforma que detecta “machitrolles”, o sea, esos hombres que, escondidos detrás de una identidad falsa, acosan en las redes sociales especialmente a mujeres feministas, al punto de volverse un peligro para ellas. La plataforma es un generador de alertas  que identifica y clasifica dichos perfiles, además de ofrecer una serie de recomendaciones para lidiar con ellos.

Volviendo a Cuba y al tema de las discriminación en “sus” redes, recuerdo el caso del periodista Elías Argudín de Tribuna de La Habana, con su desafortunado artículo sobre el Presidente Obama, cuando este uso la frase racista “Negro, ¿tú eres sueco¿”.

Que se sepa, dicho incidente se gestionó por la propia presión que hicieron los activistas e intelectuales antirracistas en La Habana. No obstante, hubiera sido pertinente que dicho medio de prensa hubiese ofrecido disculpas públicas, dado que varios “errores” (no solo el del periodista) permitieron que un artículo con un título tan racista llegara imprimirse.

Otro caso que conocimos fue cuando salió un póster de la cerveza Bucanero, el cual fue denunciado por el intelectual cubano ya fallecido Desiderio Navarro, y cuyo texto acogimos en nuestra bitácora, además de haber escrito también sobre el asunto.

En esta oportunidad, recibimos respuesta por parte del diseñador del cartel, quien escribió un texto pleno de justificaciones y argumentos aun más sexistas que la imagen.

En otra oportunidad la plataforma A la Mesa reprodujo un convocatoria racista publicada originalmente en Revolico.com, sitio que si se desea saber cómo se mueve el imaginario popular acerca de la discriminaciones, su sección de oferta de empleos es de obligatoria visita. En más de una oportunidad me he comunicado directamente con Revolico para denunciar este tipo de anuncios.

Sin embargo, no tenemos conocimiento de que en Cuba exista observatorio contra la discriminación ni que se pueda gestionar de manera adecuada y efectiva una preocupación de esta índole.

Tampoco existe en Cuba una ley que norme lo que sucede en las redes sociales, que permita facilitar la denuncia del racismo, sexismo, misoginia y homotransfobia, como tampoco del ciberacoso, el bullying cibernético, la suplantación de identidades, etc.

La aún vigente Resolución No. 127/2007 regula la relación entre el personal empleado y las tecnologías de la información y las comunicaciones en las entidades estatales. En su artículo 26 plantea:

“Ninguna persona está autorizada a introducir, ejecutar, distribuir o conservar en los medios de cómputo programas que puedan ser utilizados para comprobar, monitorear o transgredir la seguridad, así como información contraria al interés social, la moral y las buenas costumbres, excepto aquellas aplicaciones destinadas a la comprobación del sistema instalado en la organización para uso por especialistas expresamente autorizados por la dirección de la misma. En ningún caso este tipo de programas o información se expondrá mediante las tecnologías para su libre acceso”.

Lo anterior no es suficiente, además de que queda en el terreno de lo impreciso y la valoración personal de las personas implicadas. Por otro lado, el número creciente de aplicaciones, medios, plataformas, etc. y los usos cada vez más crecientes de la internet en Cuba, incrementan la necesidad de que se legisle al respecto.

Al mismo tiempo, se agradecería la existencia de un mayor número de instituciones y organizaciones cuya labor fuese formar, educar, proponer para lograr otras maneras de hacer, dado que en todos los casos, o en la mayoría, se trata de talentosos profesionales de las comunicaciones y profesiones afines, gente joven, creativa pero que, lamentablemente, tienen una falta de perspectiva total en cuestiones relacionadas con el trato digno al ser humano.

Foto de portada: Mariano Gaspar.
Reproducida bajo licencia Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Generic (CC BY-NC-ND 2.0)

Cuscó Tarradell, una imagen sexista-misógina y un lector equivocado

Que la representación de las mujeres y de los cuerpos negros es un tema que me fascina, no es un secreto para nadie. Entre otras razones, porque tantos años dedicados al activismo me ha aguzado tanto la mirada, al punto de que cada día me complace menos el regodeo en los estereotipos: ni Criollitas de Wilson, ni rubias descerebradas. Las mujeres no somos eso.

La imagen a la que haré referencia en este post fue publicada por el reconocido periodista santiaguero Anolvis Cuscó Tarradell, trabajador de Tele Turquino, quien, al decir de muchos, es una institución del periodismo en la provincia. La imagen de marras apareció con el rótulo: “Para reír y olvidar las penas, jajaja” donde, a todas luces, las mujeres no salimos bien paradas.

Imagen tomada del muro del periodista Cuscó Tarradell. En el momento de la toma era pública, ya no lo es más.

Cuando la vi, pensé que sería suficiente con comentar en el muro de Taradell, para aportar ala discusión que allí estaba teniendo lugar. Cuál fue mi sorpresa cuando al tercer comentario fui bloqueada, entonces me fui a mi muro a debatir.

Sin embargo, esto no es lo que me convoca a dedicarle unas lineas a este incidente (amo el botoncito que tiene Facebook para salir de la gente cuando molesta y reconozco el uso legítimo del mismo) sino la sordera de este profesional de los medios de comunicación, a las decenas de comentarios que varias personas le hicieron, -entre ellos profesorxs de la Universidad de Oriente y/o especialistas en género-, y que fueron borrados/bloqueados uno a uno.

De hecho, pensé dejar este asunto en ese punto, el del debate que se suscitó en mi muro; pero una persona, “hombre tenía que ser”, intentó regañarme -aludiendo a la cacería de brujas a la cual me dedicaba al denunciar esta imagen-, y defender además al periodista. Lo anterior me recuerda, como he dicho con anterioridad, que los hombres muchas veces actúan como un clan; como le dije a esta persona, se dan palmaditas entre ellos y pretenden que nosotras las mujeres no protestemos por el callo que nos pisan.

Pues responderle a este “pasante” por mi muro, es también una de las intenciones de este post. Si le molesta el activismo feminista, que vaya a ver como 22 hombres le dan patadas a un balón. Yo para lo último no tengo tiempo pero en lo primero se me va, gustosamente y con compromiso, la vida. Se equivocó la paloma, se equivocó…

Quien ha leído este blog con anterioridad, sabe que no suelo hacer análisis de las imágenes aunque las denuncie, pues prefiero que cada quien sea libre de analizar lo que desee. Este caso no será una excepción, por tanto solo repetiré que, además de misógina y sexista, es muy desagradable y no tiene absolutamente nada chistosa, al menos no para quien crea en la dignidad y el respeto de las mujeres, y, en general, de todos los seres humanos.

Hay personas que se preguntan, cómo es posible que un profesional cubano, que ha ganado tantos premios en su sector, pueda compartir algo tan sórdido sobre las mujeres en las redes sociales. Les doy la razón; sin embargo, tantos años en estas lides me han enseñado que las “vacas sagradas” son, en muchas ocasiones, más vacas y menos sagradas, y que a muchas les falta la humildad para reconocer que la han pifiado; tal creo, es el caso.

A Cuscó y al lector de mi muro: hombres, denle 7 vueltas a la lengua dentro de la boca antes de dirigirse a una mujer como Uds. lo han hecho en las últimas horas, ya sea en palabras o con las imágenes que sobre ellas comparten. La dignidad masculina también existe.

Foto de portada: Didier Castañeda

DENUNCIA: Viñeta racista en Diario de Cuba

La página de Facebook de Diario de Cuba ha compartido en el día de hoy una caricatura que, sin profundizar mucho en ella, muestra un condensado de estereotipos racistas. No les bastó con poner a un hombre negro en la posición de jinetero y que porta símbolos de la revolución cubana, sino que pusieron DOS.

Se pueden realizar varias lecturas de la imagen pero el RACISMO en ella es tan obvio, que espanta. Lástima que haya personas que hasta se rían de este tipo de caricatura.

No se quién es Alen Lauzán, el autor de esta viñeta, ni tampoco su obra, pero de que esta no es el mejor ejemplo de su carrera como caricaturista, no me queda ninguda duda.

Hago la captura de pantalla de la página para que lo vean con sus propios ojos.

bildschirmfoto-2017-02-22-um-17-44-55

También un perfil llamado Diario de Cuba compartió la imagen:

bildschirmfoto-2017-02-22-um-16-24-08

Imagen tomada de página de Facebook de Diario de Cuba

Denuncia: La policía, el “asedio al turismo” y el neorracismo cubano

Me ha llegado a mi buzón la siguiente carta, la cual denuncia hechos muy vinculados al “neorracismo cubano”. Se trata de un joven profesional que cuenta lo que le ha sucedido recientemente, al ser detenido por supuesto “asedio al turismo”, cuando en realidad se encontraba con amigos y amigas extranjeras, a quienes les había dado conferencias sobre la ciudad donde vive, Trinidad, e invitado a asistir a un centro cultural.

En la carta, el joven alega que el 95% de las personas que se encontró, en la celda donde durmió esa noche, eran personas negras y estaban allá respondiendo a figura delectiva que se llama “asedio al turismo”. La misma se aplica aunque los visitantes demuestren que la están pasando muy bien, pero el policía asegura que se les está importunando.

Sinceramente, yo creí que a esta altura del campeonato, con tantos visitantes que recibe el archipiélago cada año, ya la policía no tenía tiempo para tamaño maltrato. Sin embargo, el tema acá es que, como ya hemos denunciado en este espacio, las detenciones policiales “prefieren” sobre todo a los jóvenes negros; lo cual es conocido en otros países como “racial profiling”.

En fin, les dejo con la carta de Reiniel Eduardo Pool Rodríguez.

Descarga Carta de Denuncia.

Foto: Andrew Wragg

Carta tomada del Boletín Desde La Ceiba.

 

Denuncia: La ignorancia del diario Granma acerca de las “razas”

El diario Granma, órgano del Partido Comunista de Cuba, publicó en su versión digital, del pasado 25 de enero, el artículo “Premios Oscar con mayor diversidad este año”, en el cual se lee: Sigue leyendo “Denuncia: La ignorancia del diario Granma acerca de las “razas””

DENUNCIA: Qué es una MUJER según la Ecured

La Enciclopedia Colaborativa cubana, conocida como Ecured incluye en una de sus fichas la siguiente definición de MUJER, a la cual llegué, por accidente, buscando mujeres afrocubanas sobresalientes en la historia, cultura y sociedad cubanas.

Ante el horror de lo que ví, decidí compartir primeramente en Facebook. Luego quedé por buen tiempo pensando cómo un proyecto que nació, según tengo entendido, para romper el monopolio de la información, que sin dudas tiene la Wikipedia y otras especies afines, puede presentar una ficha con tanta información, no vamos a decir sexista y misógina, sino falsa. Hace falta que las patrullas de las redes en Cuba se pongan para asuntos como estos: trascendentes, medulares, esenciales…. No puede ser posible que un sistema social que ha hecho mucho por las mujeres, desarrolle un proyecto gubernamental, como lo es la ECURED, donde se digan tales sandeces.

Aquí les va la ficha íntegra porque como la ECURED se cae tanto… y antes de que arreglen la mencionada ficha. ¿Será que la re-editarán?

¡¡¡Aguántense los cinturones!!!

 

Mujer

Mujer
Información sobre la plantilla

Silueta mujer.jpg

Concepto:

Hembra de la especie humana, o sea pertenece al género femenino, poseyendo órganos sexuales que la capacitan para engendrar otros individuos de la raza humana, a partir de su desarrollo.

Mujer. Hembra de la especie humana, o sea pertenece al género femenino, poseyendo órganos sexuales que la capacitan para engendrar otros individuos de la raza humana, a partir de su desarrollo.

Contenido

  • 1 Aspecto físico
  • 2 Reproducción
  • 3 Males de la mujer
  • 4 Cuidados de la mujer
  • 5 Protagonismo
  • 6 Personajes influyentes en la historia de la mujer
  • 7 Véase también
  • 8 Fuentes

Aspecto físico

La mujer, al contrario del hombre, es voluminosa en sus pechos y caderas.Acostumbra ir maquillada y arreglada a todos los eventos.La Belleza de la mujer ha sido de mucha inspiración para los mitos y leyendas como: La caja de Pandora, la segunda Eva: LILITH, Némesis, Siva, entre otras historias.

Reproducción

A diferencia del hombre, la mujer tiene el sistema reproductor ubicado íntegramente en la pelvis (que es la zona baja del abdomen). La parte externa de los órganos reproductores femeninos se denomina vulva, que significa “cubierta”. La vulva, que está ubicada entre las piernas, cubre la abertura que conduce a la vagina y a otros órganos reproductores ubicados dentro del cuerpo.

Está lista para la reproducción con la aparición de la primera menstruación, alrededor de los 12 años, extendiéndose este período fértil, hasta la menopausia, que sucede aproximadamente a los 50 años. Además de estar su cuerpo preparado para la concepción, también lo está para la lactancia, como todas las hembras de la especie de mamíferos.

Males de la mujer

Alrededor de la vida de la mujer se generan en su cuerpo cambios que afectan a su salud física como las que se mencionan a continuación:

  • Infección vaginal.
  • Bochornos de calor en la etapa de la Menopausia (entre los 47 y 60 años)
  • Artrosis y artritis.
  • Perdida de la visión, entre otros.

Cuidados de la mujer

  • Lavarse entre las piernas por separado de la zona trasera con la de enfrente.
  • Seguir el ciclo menstrual para tener una vida sexual saludable.
  • Realizarse un chequeo médico con un médico general por lo menos una vez al año.
  • Para las damas jóvenes, conservar higiene en las cavidades del cuerpo y chequear su ciclo menstrual para no sorprenderse de infecciones.
  • Para las damas de edad mayor, caminar a menudo por parques y zonas de tránsito, acompañadas, para evitar dolores artríticos.
  • Para evitar calores en la menopausia, para los estrógenos, hormonas propia de la mujer, es bueno consumir soya, para estabilizarlos.
  • En casos de enfermedades de mucho peligro, buscar en internet La palma o hoja de sábila contra el cáncer.
  • No consumir bebidas alcohólicas ni fumar, y en caso de embarazo determinantemente prohibido consumirlos, mucho menos drogas que degeneran todo el funcionamiento del cuerpo.
  • Es muy bueno consumir yogurt para la flora intestinal y para la mejor digestión. Frutas para refrescar y vitaminizar el cuerpo y café para alargar la vida.
  • El café consumirlo si no está embarazada.

Protagonismo

Actualmente la mujer ha tomado protagonismo en todos los campos culturales, incluso políticos, científicos, etc, teniendo como ejemplo tres presidentas latinoamericanas en Chile, Argentina, Brasil. La mujer es mayoría en el mundo en relación a los hombres ya que es más longeva (en promedio, la vida de la mujer supera en cinco años a la del varón). El 8 de marzo se celebra internacionalmente el Día de la Mujer.

Personajes influyentes en la historia de la mujer

En Cuba son muchas las mujeres que se han destacado en las diferentas ramas y en diferentes etapas como son: Mariana Grajales, Celia Sánchez Manduley, Isabel Rubio,Gertrudis Gómez de Avellaneda, Vilma Espín, Haydée Santamaría, Melba Hernández, María de los Ángeles Santana entre otras.

Las actrices Angelina Jolie y Jennifer Aniston son las mujeres de mayor influencia pública de este género, aunque han habido muchas otras a lo largo de la historia femenina. Anna Jarvis fue la precursora que instituyera el día de la madre. También se podría hablar de la poeta Safo de la era helenica-griega. La mujer de estos últimos tiempos que ha resaltado más es Marilyn Monroe, pues con el tiempo se ha vuelto un ícono de la cultura urbano-popular.

Lady Diana, princesa de Gales y la Madre Teresa de Calcuta, como Maria Magdalena, Margaret Thatcher y Michelle Bachelet, presidenta de Chile y otras mujeres más son las resaltantes de estos últimos tiempos.

Véase también

  • La Mujer en el Cine Cubano
  • La Mujer Cubana en la Historia
  • Día Internacional de la Mujer
  • La mujer del campo y los derechos laborales
  • La mujer discapacitada
  • Fertilidad en la mujer
  • Un símbolo hecho mujer
  • Derechos de la mujer en Cuba después del Triunfo de la Revolución
  • Estrés en la mujer

Fuentes

  • mujerismo.blogcindario.com

  • definicion.de

  • deconceptos.com

     

    Foto de portada: Elena Martínez

Victor Fowler

Victor Fowler: “Lo menos que debiesen hacer los involucrados es pedir excusas”

A propósito del texto racista aparecido en Tribuna de La Habana

Por Victor Fowler Calzada

Por largo rato quedará, para vergüenza del periodismo contemporáneo en Cuba, el comentario titulado “Negro, ¿tú eres sueco?“, aparecido hoy en la edición electrónica del diario “Tribuna de la Habana” bajo la firma de Elias Argudín, en la Sección de Opinión.

Uno queda poco menos que paralizado al entender que alguien cree que hace un chiste al hablar de esta manera y despertamos en tierras de alucinación al descubrir que el “negro” así interpelado es nada menos que Barack Obama, el presidente de los Estados Unidos que acaba de visitarnos.

Para mi gusto y comprensión de cómo debe funcionar una sociedad contemporánea, es una de las peores muestras que ha sido posible encontrar para que el mundo vea la ausencia de racismo en Cuba; como parte del “control de daños” después de la visita, casi parece que hayan estado horas calculando la manera más denigrante de referirse a un lider político al que sea le considera enemigo y que, además, es negro.

El ejemplo de bajeza moral es digno de antología y el hablar en plural se justifica porque algo semejante no sale publicado -cuando menos- sin la revisión de quien ocupe la Jefatura de la Redacción así como la Dirección del periódico.

Ante esta formidable metedura de pata, y en este exacto momento, lo menos que debiesen hacer los involucrados es pedir excusas -para no decir un humilde perdón- al público que los sigue.

Lo otro que sería interesante, sin hipocresías o manipulaciones, es recibir solidaridad porque -por encima de la diferencia ideológica o política que sea- no debemos dejar ofensa racial alguna sin reparar o enfrentar.