El canto negro de Susana Baca: para cre(c)er, lo nuestro


Por Yenys Laura Prieto Velazco

La música cubana es parte de mi vida. He debido nacer aquí. Son dos frases con las cuales la artista peruana Susana Baca nos abre los brazos, la garganta, y pone ante nuestros ojos todas las inquietudes que la acompañan. Es difícil concretar si se trata de una investigadora que canta o de una cantante que se convierte en estudiosa de sus raíces; una gestora cultural de las más auténticas o, simplemente, descubrimos “una negra presuntuosa” que conoce bien su madera y sabe que el arte es su mejor espacio para continuar reivindicando esa herencia africana que durante siglos ha permanecido silenciada.

A nadie sorprende que uno de los íconos de la música folclórica en América Latina llegue a La Habana. Muchos saben que el 18 de octubre estará en concierto en el Teatro Nacional y que no faltarán esos temas con los cuales ha dado nuevos aires a la canción negra de la costa peruana con el fin de actualizar la tradición sonora de su país. Desde hace varios meses ha dialogado a través de Internet con medios de prensa en Cuba manifestando sus ansias de reencontrarse con el público de la Isla.

Eso ya lo conocen. También es cierto que su presentación forma parte del Tercer Encuentro de Voces Populares y que estará en el mismo escenario que recibió hace apenas un año a la mexicana Lila Downs y a la dominicana Maridalia Hernández. Lo que pocos dominan tal vez sea que ella viene a continuar una exploración que comenzó décadas atrás, a indagar en las zonas compartidas por la Cuba mestiza y su natal Perú.

EL CANTO NEGRO DE AMÉRICA

Algunos la catalogan como una de las divas más importantes de la World Music. Sin embargo, ella se resiste a cualquier expresión donde se intente trivializar la verdadera dimensión de la cultura afroperuana.

“Lo afro está siendo captado por algunos medios como un producto. Existe el peligro de que se tergiverse su esencia. Nosotros trabajamos para mostrar que África es una raíz vital de nuestros pueblos, que ha enriquecido nuestra música y nuestra cultura. Tengo la esperanza de que otros proyectos puedan seguir defendiendo lo mejor de esa herencia”, asegura la también fundadora del Centro Experimental de la Música Peruana.

Susana Baca“Es un momento muy bueno porque creo que las raíces africanas están valorándose en todo el mundo. Considero que, en el caso de mi país, todavía falta trabajar más. He percibido con mucha alegría que los jóvenes afrodescendientes se sienten muy orgullosos de esa zona que es parte de ellos”.

En su labor como promotora cultural resaltan sus empeños por crear una escuela de música en la zona sur de Perú. Allí se fundó un centro donde confluía la mirada más académica con la música popular. Se trataba de muchachos con muy pocos recursos –refiere. La también ex ministra de Estado en el Despacho de Cultura en la actualidad intenta retomar ese proyecto en la comunidad de San Luis de Cañete.

EL AMARGO CAMINO DE LA CAÑA DULCE 

“El poeta y folclorista Nicomedes Santa Cruz había grabado muchas expresiones de la cultura afroperuana pero esa investigación quedó en el ámbito académico. Nosotros, con la música, tratamos de llegar a otras personas, nuestra música se convirtió en un estímulo para los más jóvenes”, nos cuenta. Hoy, por ejemplo, hay jóvenes que desde el rock se preocupan por revisar las raíces mestizas.

“Fue importante haber sacado esos discos, haber dado conferencias y llevar nuestro trabajo a otras partes del mundo. Sobre todo, me reconforta mucho que pudimos encontrar personas con la misma inquietud. Me di cuenta de que éramos varios enfrentando ese gran olvido en el que algunos sumían a la presencia negra. Estamos devolviendo matices a nuestras culturas”, refiere.

La diva del folclore afroperuano siempre utiliza el plural para referirse a ese equipo que conformó hace varios años junto al sociólogo Ricardo Pereira, su esposo, quien también ha develado los principales caminos históricos y espirituales de la negritud en Perú. Un sendero que es revisitado en el libro El amargo camino de la caña dulce.

Este volumen nació a partir de viajes interminables por toda la costa, de pueblito en pueblito, y recoge el patrimonio musical de un centenar de comunidades de negros; una intención que también florece en un singular museo impulsado por Susana donde se revela “la historia escondida” de esas comunidades explotadas.

A CUBA TRAIGO EL CANTAR…

El proyecto investigativo también tiene sus orígenes en Cuba -recuerda Pereira-  cuando en 1984 ambos llegaron a la Isla y bebieron de las fuentes directas de la cultura yoruba, así como del caudal bibliográfico legado por Fernando Ortiz.

Susana Baca y Perujazz

“En unos días el libro estará en la Casa de las Américas, un lugar que es para nosotros muy importante por toda la historia que resguarda. Regresaremos allí después de unos años de ausencia. Yo he sido parte de la Casa de las Américas. Me alegra mucho ese reencuentro. Espero llevarme recuerdos hermosos y poder compartir con la gente”, afirma la cantante limeña.

En su presentación del 18 de octubre tampoco faltará la poesía. “Durante el concierto en el Teatro Nacional vamos a interpretar un poema muy bello del poeta vanguardista peruano Carlos Oquendo; es un homenaje a la mujer”, asegura una artista que ha defendido las huellas de relevantes compositoras como Chabuca Granda.

“Ahora mismo existen mujeres creadoras que continúan su obra y prestan especial atención al mensaje contenido en las letras de sus canciones. Hay compositoras trabajando en ese sentido”.

“ES UNA FELICIDAD ESTAR AQUÍ”

“Me parece maravilloso estar en un país donde me he sentido como si fuera mi propia tierra. Estoy ansiosa por encontrarme con músicos y cantantes como los que ustedes tienen; compartir la música con todos ustedes y con el público cubano tan buen conocedor”, nos dice con las cadencias que ya se han imbricado a los sonidos de la costa peruana.

En el primer encuentro con la prensa efectuado en La Habana, alguien le sugiere realizar un disco con música cubana. Ella sonríe, como quien ha sido sorprendida en plena fabulación. “Me encantaría hacer un disco así, es una idea que me ha estado dando vueltas en la cabeza, hacer un homenaje a la música cubana”.

“Trabajo con los integrantes del grupo Perujazz. Ellos están aquí conmigo. Son artistas muy apasionados que deseaban mucho participar en este encuentro”, añade.

“Contábamos los días para estar en La Habana -comenta sonriendo-, quieren ir a las escuelas de música, a muchos lugares. Para un músico es fundamental pasar por la Isla. Estamos muy agradecidos y mostraremos nuestro agradecimiento cantando, entregando la música del Perú con todo nuestro amor. Es una felicidad estar aquí”.

Tomado de Cuba contempóranea

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s